La hipertensión arterial (HTA) es la elevación de la presión arterial de manera sostenida, es decir, la alteración de la presión que el corazón necesita ejercer sobre las arterias que distribuyen la sangre entre los órganos del cuerpo.

En nuestro país, la prevalencia de la HTA alcanza al 38% de la población adulta. Y en mayores de 65 años, la cifra sube al 70%. Son datos crudos de las últimas evaluaciones médica realizadas, que marcan que uno de cada tres argentinos mayor de 18 años es hipertenso y de ellos, sólo uno de cuatro la controla adecuadamente.

Uno de cada tres argentinos padece hipertensión (Getty)
Uno de cada tres argentinos padece hipertensión (Getty)

Se trata de uno de los principales factores de riesgo de muerte e invalidez en el mundo. Hoy, en el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, la comunidad médica busca concientizar sobre sus causas y consecuencias para luchar contra una patología de tanto impacto en la vida de las personas y sus familias.

Y como el control de la HTA reduce la incidencia de muertes (en el mundo, más de 10 millones de personas murieron en 2017 por esta enfermedad), de accidente cerebrovascular, infarto de miocardio e insuficiencia cardíaca en un 40%, 25% y 50% respectivamente, "es tan importante controlar la presión periódicamente", advierten los profesionales consultados por Infobae.

En los años 2008-2009, la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), en conjunto con la Federación Argentina de Cardiología (FAC), realizaron el mayor estudio epidemiológico nacional sobre el conocimiento de la hipertensión arterial en Argentina. De allí surgió el Registro Nacional de Hipertensión Arterial, más conocido como RENATA.

En 2016, ambas instituciones mostraron las conclusiones de otro estudio llamado RENATA 2 a fin de generar un relevamiento actualizado y un análisis comparativo para determinar la prevalencia actual de la hipertensión arterial en Argentina y la incidencia que tuvieron los resultados del primer estudio en el panorama actual de la patología.

La campaña de SAHA por la HTA (SAHA)
La campaña de SAHA por la HTA (SAHA)

"Los resultados demostraron no solo que la incidencia de la hipertensión se incrementó en casi un 3% en el lapso entre un estudio y el siguiente, sino además, y más relevante aún, que de entre la población menor de 35 años encuestada, casi un 50% desconocía sufrir la enfermedad", afirmó a Infobae el doctor Juan Carlos Pereira Redondo, secretario científico del Consejo de Hipertensión Arterial de la SAC.

Y agregó: "Estas conclusiones presentan una realidad riesgosa para nuestro país, donde no solo los adultos están predispuestos a enfermedades cardiovasculares sino también los niños y adolescentes a raíz de su alimentación y estilo de vida. Ya son varios los estudios epidemiológicos presentados en diversos países de la región que han tomado la hipertensión infantil como necesidad prioritaria de trabajo debido a los resultados que se observan".

Lamentable récord argentino

En la actualidad, Argentina es dueña del lamentable récord de obesidad infantil en América Latina, y este hecho no colabora tampoco a reducir el riesgo de esta enfermedad silenciosa. "Los datos, presentados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, afirman que Argentina cuenta con un porcentaje de obesidad infantil en niños entre 0 y 5 años de 9,9% cuando el resto de la región llega al 7%, y en el mundo, al 6%", precisó Pereira Redondo, jefe de Unidad de Hipertensión Arterial del CEMIC.

Sólo uno de cada cuatro hipertensos se controla adecuadamente según la SAHA
Sólo uno de cada cuatro hipertensos se controla adecuadamente según la SAHA

Esta problemática surge como consecuencia de una dieta desequilibrada, compuesta en su mayor parte por alimentos procesados ricos en sodio, exceso de bebidas azucaradas y una pobre ingesta de frutas y vegetales, acompañado de una fuerte tendencia al sedentarismo.

En la adolescencia, a estos factores primarios se suman otros relacionados con malos hábitos como el tabaco, alto consumo de alcohol, consumo de sal y, por último, factores hereditarios.

"Si bien la Organización Mundial de la Salud -OMS- recomienda que la ingesta diaria de sodio no supere los cinco gramos, en nuestro país consumimos habitualmente más del doble", recordó el experto, que señaló que de acuerdo a los estudios realizados en diferentes ciudades de Argentina, los menores de 18 años que sufren de hipertensión aumentan año a año. En la ciudad de Corrientes, por ejemplo, se presenta una prevalencia del 13,8%, en Mar del Plata del 10% y en la Ciudad de Córdoba, del 16,88%.

Durante 2017 se realizaron las nuevas Guías Argentinas de Hipertensión Arterial, que son el resultado de un trabajo mancomunado de tres sociedades científicas (Sociedad Argentina de Cardiología, Federación Argentina de Cardiología y Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial). Uno de los puntos principales que se destacaron en el área de diagnóstico es mejorar el grado de conocimiento y control de la hipertensión arterial.

El doctor Ramiro Sánchez, jefe de la Unidad Metabólica del Hospital Universitario Fundación Favaloro (HUFF), remarcó que "en el mundo mueren 10 millones de personas anualmente a causa de la hipertensión arterial, que es el principal factor de riesgo de muerte provocando accidentes cerebrovasculares, infarto de miocardio y otras complicaciones como insuficiencia cardíaca".

"La prevalencia de hipertensión arterial es de 38,8% y la cantidad de hipertensos que tienen contralada -en cifras de normalidad- su presión arterial es 24,2%, extremadamente bajo. Es por ello que debemos profundizar las campañas de prevención y educación para la salud, para que toda la población conozca sus números y comience a tratar una patología que no es curable, pero sí tratable", expresó Sánchez.

Y los datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indican que en América Latina y el Caribe entre el 20% y el 40% de los adultos padecen esta enfermedad, lo que representa unos 250 millones de personas. Para el año 2025 cerca de 600 millones de personas podrían verse afectadas si no modifican sus hábitos. Cada año cerca de 1,6 millones de latinoamericanos mueren por estas enfermedades. "Aun así, las tasas de control son inaceptablemente bajas", consideró la OPS esta semana.

"Cabe consignar que la hipertensión es el principal factor de riesgo para sufrir y morir de modo prematuro como consecuencia de un evento cardiovascular (como infarto de miocardio, accidentes vasculares cerebrales, insuficiencia cardíaca, etc.). Por lo tanto, controlar este factor resulta clave a efectos de prevenir enfermedades del corazón", detalló el doctor Pablo Rodríguez, miembro de la comisión directiva de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA).

El experto, que trabaja en el departamento de Hipertensión Arterial del Instituto Cardiovascular Buenos Aires (ICBA), afirmó que la HTA también está directamente relacionada con otros factores de riesgo cardiovasculares como la diabetes, la obesidad, el tabaquismo y el consumo de alcohol. "De hecho, las personas con diabetes conforman un grupo con mayor riesgo de presentar HTA: más del 80% de quienes padecen diabetes tipo 2 tienen hipertensión", aclaró.

Registro de hipertensión

En Argentina se considera hipertensos a los pacientes que presentan registros desde 140/90 mmHg en dos a tres mediciones separadas por una semana. "Una alimentación sana y baja en sal, evitar el exceso en la ingesta de alcohol, mantener un peso adecuado y la actividad física regular son claves para el adecuado control de la presión arterial. Las estimaciones indican que una dieta poco saludable está vinculada con casi la mitad de los casos de HTA; la obesidad se vincula con el 30% de los casos; y la inactividad física con el 20%", detalló la doctora Judith Zilberman, presidenta de la SAHA.

Durante todo el mes de mayo la SAHA llevará adelante la campaña "Conoce y controla tu presión arterial". Su objetivo es inducir al control, difundir aspectos importantes sobre esta enfermedad, mejorar el grado de conocimiento de la condición de hipertenso (fundamentalmente entre los hijos de quienes padecen esta dolencia) y generar conciencia entre la población afectada para que puedan recibir un tratamiento adecuado.

"Muchas veces se habla de conocer tu presión, pero desde la SAHA decimos en nuestro lema de campaña que hay que conocer y controlar la presión. Si no la controlamos periódicamente, no lograremos la eficacia en los tratamientos que siga el paciente. La meta es normalizar la presión, no bajarla solamente. Esos objetivos no se cumplen en muchos casos", insistió Rodríguez.

"La idea es que la mayor cantidad de gente tome conciencia sobre la importancia de tomarse la presión arterial, ya que en nuestro país uno de cada cuatro adultos es hipertenso y no lo sabe", indicó el doctor Marcos Marín, secretario de la SAHA y coordinador general de la Campaña.

El control anual de la presión arterial sirve para tener la salud controlada (Istock)
El control anual de la presión arterial sirve para tener la salud controlada (Istock)

El doctor Miguel Javier Schiavone, jefe de Hipertensión Arterial del Hospital Britanico de Buenos Aires, explicó a Infobae: "El registro de la presión arterial es un acto que bien realizado, con tensiómetros validados y calibrados y utilizando una correcta técnica, es el primer gran paso hacia detectar esta patología silenciosa. Valores de presión arterial mayores de 140/90 mmHg (14/9) son considerados elevados", puntualizó el especialista.

Si bien encontrar valores elevados puede generar pánico, es importante en estos casos consultar con su médico para certificar dichos valores y realizar un diagnóstico final.

"La medición de la presión arterial, sobre todo dentro del consultorio, puede estar elevada pero no es suficiente para el diagnóstico, ya que entre un 25% y un 30% pueden presentar hipertensión de guardapolvo blanco. Estos pacientes presentan presión arterial de consultorio mayor de 140/90 mmHg, pero fuera de ese contexto presenta presión de 135/85 mmHg. Para ello es necesario realizar un monitoreo ambulatorio de la presión arterial (MAPA o presurometría de 24 horas) o monitoreo domiciliario de la presión arterial (MDPA)", indicó Schiavone.

Y agregó: "Otro gran objetivo de las Guías Argentinas de Hipertensión Arterial es la prevención de esta patología. En muchos casos existe una gran confusión al respecto. La carga hereditaria o genética es importante en esta patología, pero, a pesar de ello, no debemos olvidar que existe la epigenética (que es todo aquello que hacemos para que algunos genes se expresen y otros no)".

Dicho de otra manera, es el estilo de vida que realizamos lo que determinará si estos genes se expresaran o no. Según el experto, una dieta adecuada, baja en sodio y rica en legumbres, verduras, frutas, variedad de carnes y pescados, asociado con actividad física adecuada (40 minutos 4 veces por semana) también permite reducir los valores de presión arterial y prevenir la aparición de la enfermedad.

"La prevención de HTA consiste en llevar un estilo de vida saludable: restricción de consumo de sal, dieta basada en el consumo de verdura y fruta, actividad física adecuada, hidratación adecuada, moderar el consumo de alcohol, café y bebidas cafeinadas y, para prevenir las posibles complicaciones, el diagnóstico precoz. El 70% de la sal consumida proviene de los alimentos procesados, por lo cual debe buscarse evitar conservas e incorporar a la alimentación comidas hechas en casa", recomiendan especialistas del Departamento de Hipertensión Arterial del Hospital de Clínicas.

La hipertensión arterial se ha incrementado en la Argentina en los últimos años
La hipertensión arterial se ha incrementado en la Argentina en los últimos años

Y agregaron que "es muy difícil hablar de prevención de la HTA, la mejor forma es el autocuidado: se trata de que cada persona tenga la costumbre de tomarse la presión (en la farmacia, en su casa, en la vía pública o en el consultorio de un especialista) y conozca sus valores mínimos y máximos, así se puede detectar fácilmente un cambio en la misma".

La doctora María Alejandra Rodríguez Zía, médica clínica y endocrinóloga, aportó otra importante razón del incremento de hipertensión en una persona: "Sin dudas el colesterol, el consumo excesivo de sal y las situaciones de estrés participan activamente en el desarrollo de la hipertensión arterial, pero no podemos dejar de lado ciertos rasgos emocionales y tipos de personalidad que colaboran con el mantenimiento de la enfermedad", afirmó la especialista, que citó las investigaciones de los cardiólogos Friedman y Rosenman de Estados Unidos, que describieron los rasgos de personalidad de personas que habían sido afectadas por infarto de miocardio.

"La ira contribuye a padecer trastornos de las arterias y los consecuentes peligros para las enfermedades cardiovasculares. Aquellos que la reprimen tienen una mayor probabilidad de tener trastornos coronarios", enfatizó la experta, y agregó que la ira es una emoción que se expresa con enojo, rabia, resentimiento, irritabilidad y agresividad. Sus efectos físicos incluyen aumento del ritmo cardíaco, elevación de la presión sanguínea y aumento de los niveles de adrenalina y noradrenalina.

AGENDA

-El Hospital Universitario Fundación Favaloro se suma a la campaña mundial #Conocétusnúmeros, una acción de promoción de salud impulsada por la Sociedad Interamericana de Cardiología (SIAC), en cooperación con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la World Heart Federation (WHF). Se realizará una actividad gratuita de prevención para el conocimiento, detección y control de la hipertensión arterial en el hall central del hospital (Avda. Belgrano 1746): Centro de Vida (Pte. Luis Sáenz Peña 265); Centro Arenales (Arenales 1658) y Centro Pilar (Office Park, calle Las Camelias s/n, Ruta Panamericana Ramal Pilar, Km 42 y medio, Del Viso).
-Durante todo el mes de mayo de lunes a viernes de 10 a 14 el ICBA realizará controles gratuitos y sin turno previo para la toma de presión en su centro ubicado en Av. Del Libertador 6302. Para más información sobre la campaña: "Conocé y controla tu presión arterial".

-Desde el Hospital Británico de Buenos Aires, en línea con otras entidades científicas, creen que la mejor forma de revertir estos resultados es mediante campañas de promoción y prevención de la salud. Por eso han creado dos centros de hipertensión arterial orientados a cumplir con dicho fin. Durante todo el mes de mayo invita a dar el primer gran paso para prevenir y diagnosticar la hipertensión arterial.

SEGUÍ LEYENDO