Con una caída en la circulación, Axel Kicillof cerró la semana conforme con las restricciones pero insiste en que se demoraron

Al despacho del gobernador llegó un informe con el detalle en la caída de la movilidad. Ahora esperan que se refleje en la baja de casos

Axel Kicillof y Carlos Bianco
Axel Kicillof y Carlos Bianco

Conformes. Esa es la palabra que repetían en la gobernación bonaerense al cierre de la primera semana de confinamiento duro que el Gobierno nacional decretó para la franja que abarca los días 22 al 30 de mayo. La Provincia celebró las medidas que había tomado Fernández, aunque por lo bajo advertían que se había demorado en avanzar con cierres fuertes. Ahora, esperan una baja de contagios en el acumulado de casos en las próximas semanas.

Es una regla muy simple, no hay mucho secreto. Mayor circulación, implica mayores contagios y proporcionalmente esos mayores contagios terminan irremediablemente en fallecimientos”, dijo este viernes el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco. Y bajo esa tesis, en el gobierno provincial están, al menos, conformes con la baja en la circulación que se registró esta semana producto de las restricciones que incluyeron el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

Y si bien varios comercios no esenciales igualmente siguieron funcionando, lo que apuntaban en la administración bonaerense era bajar la circulación en el transporte público. Los datos recolectados hasta viernes dan cuenta de que ese objetivo se logró.

Al despacho del Kicillof llegó un informe que discrimina el traslado en subte, colectivo, tren, autopistas y hasta la movilidad a pie a través de geolocalización de google con dispositivos móviles.

A la foto positiva en la baja de la movilidad la contrarresta otro dato que no es auspicioso: la suba de casos. Si bien el número de contagios registrados esta semana no se asimila con las medidas adoptadas, los casos positivos de coronavirus en la provincia van en aumento y preocupan a las autoridades.

En la última semana fueron registrados 12.008 casos promedios diarios en la provincia de Buenos Aires. Implica un crecimiento del 30% en relación con la semana anterior. El crecimiento que también enciende luces de alerta en las autoridades bonaerense es el de los contagios en el interior bonaerense, donde el sistema de salud no está tan robustecido como en el AMBA y por caso, las distancias para una derivación son más lejanas. En los distritos fuera del conglomerado metropolitano se registraron, durante el corte de los últimos siete días, 3.512 casos promedios diarios. En el AMBA, el mismo indicador fue de 8.467 positivos.

El análisis que hacen el gobierno que comanda Axel Kicillof es que las medidas estuvieron bien tomadas, aunque -como contó este medio- entienden que se demoró y que las restricciones fuertes deberían haberse tomado con antelación. Es una mirada crítica hacia la lentitud del gobierno nacional de ir a un cierre contundente de las actividades no esenciales. Esa medida llegó de manera formal recién a partir de las 00 horas del 22 de mayo. La línea sanitaria del gobierno bonaerense venía planteando el escenario de restricciones con bastante antelación a lo consensuado entre la Nación, la Provincia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Según cálculos del gobierno de Kicillof la movilidad bajó en todos los índices de medición. El miércoles 26 de mayo se registraron 1.462.365 usuarios totales de colectivo, subte y tren que se desplazaron por el AMBA. Ese número es un 27% menor que el miércoles 19 de mayo, y un 58% menos que cuando no había pandemia, tomando como promedio diario la semana del 7 al 13 de marzo del 2020.

El miércoles 26 de mayo hubo 1.387.894 usuarios de colectivo, 255.496 en tren y 78.430 en subte. Es un 27%, 26% y 33% menos que la cantidad de usuarios que se trasladaron por esos mismos medios de transporte el miércoles de la semana pasada.

Según los registros de las estaciones de peajes, la caída en la circulación también se evidenció en las autopistas Buenos Aires-La Plata, el sistema Vial Integral del Atlántico y el camino del Buen Ayre.

Controles en el peaje Hudson
Controles en el peaje Hudson

Y también, según los registros que le llegaron al mandatario y a los que tuvo acceso Infobae, se evidencia una baja de las visitas y/o permanencia en distintos lugares, según el conjuntos de datos agregados y anonimizados provenientes de usuarios que han activado el historial de google.

Se trata una baja en distintas ubicaciones que son parques (incluye las tendencias de movilidad en lugares como parques nacionales, playas públicas, puertos deportivos, parques para perros, plazas y jardines públicos), supermercados y farmacias (mercados y depósitos de alimentos, mercados de productores, tiendas de comida especializadas y farmacias), estaciones de transporte, lugares de trabajo y lugares de tiendas y ocios (restaurantes, cafeterías, centros comerciales, museos, bibliotecas y cines). Solo en las zonas residenciales hay un alza en la movilidad.

El corte comparativo que se hizo es contra los últimos siete días y contra el promedio de la franja que va del 3 de enero al 6 de febrero del 2020. Por ejemplo, en los parques la movilidad bajó -en comparación al verano del año pasado- alrededor de un 90%.

Según los datos distribuidos por el gobierno nacional, esta semana llegaron 2.684.600 vacunas, de las cuales 1.604.000 son de AstraZeneca, 1.000.500 son del componente 1 de la Sputnik V y 80.100 del componente 2 de la inyección rusa. De todo ese cargamento, el territorio bonaerense recibirá 1.046.950. Una 626.200 AstraZeneca, 389.850 del componente 1 de la Sputnik y 30.900 del componente 2.

Entonces, con estos números sobre la mesa y el anuncio de la llegada de más vacunas -se abrirán más de un millón de turnos-, el gobierno bonaerense calcula que los casos a partir de las siguientes semanas empezarán a descender. El regreso al esquema de fases durante los cinco días hábiles de la semana que viene advierte que la circulación subirá.

SEGUIR LEYENDO: