El regreso de Cristina Kirchner abre la incógnita sobre el futuro de la interna peronista de cara a 2025

La ex vicepresidenta anunció que el próximo sábado inaugurará un microestadio en Quilmes, municipio que gobierna Mayra Mendoza. Su protagonismo opositor y el interrogante sobre Kicillof

Guardar

Nuevo

Cristina Kirchner y Mayra Mendoza compartirán un acto en Quilmes
Cristina Kirchner y Mayra Mendoza compartirán un acto en Quilmes

Hay una primera señal que es fácil de decodificar y que en el peronismo se lee con rapidez en el medio de una nueva interna. El próximo sábado Cristina Kirchner visitará Quilmes, donde gobierna la camporista Mayra Mendoza, para formar parte de la inauguración del microestadio Presidente Néstor Kirchner. Lo anunció ayer en una publicación en sus redes sociales donde volvió a cargar con dureza contra Javier Milei.

En el mensaje público de la ex vicepresidenta no hay ninguna alusión a la disputa entre Axel Kicillof y La Cámpora. Lógico. Está fastidiosa con las peleas internas. El mensaje que queda a la luz es el lugar elegido para regresar a la escena pública. El municipio donde gobierna una de las dirigentes más cercanas a Máximo Kirchner, que hoy tiene un vínculo muy tenso con el gobernador de Buenos Aires. Es un apoyo claro a la gestión de Mendoza, pero también una señal que cada dirigente peronista interpretará de forma diferente en tiempos convulsionados para la oposición.

La ex presidenta está molesta con la interna que está atravesando al kirchnerismo. Se adelantaron los tiempos de una discusión esperable por la lapicera, las listas legislativas del año que viene y la autonomía sobre el núcleo de poder K que integran ella y su hijo. En el Instituto Patria aseguran que no hará alusión al tema, que no quiere alimentar más las diferencias explícitas pero, al mismo tiempo, sostienen que es imposible saber con exactitud cómo será el discurso que brinde.

La intendenta de Quilmes, que la semana pasada recibió a Kicillof en su distrito con un marcado gesto adusto, debido a la interna que hoy protagoniza el círculo político del Gobernador y La Cámpora, invitó al acto a toda la dirigencia política del peronismo bonaerense. Abrió las puertas para que todos pongan la cara y escuchen el mensaje que baje la jefa del espacio político. Las presencias y las ausencias serán el retrato del presente peronista.

Desde la gobernación aún no confirmaron si Axel Kicillof estará presente en el acto del sábado
Desde la gobernación aún no confirmaron si Axel Kicillof estará presente en el acto del sábado

El ex ministro de Economía Sergio Massa ya le avisó que, por motivos personales, no estará presente. Máximo Kirchner será de la partida mientras que es una incógnita qué hará Axel Kicillof. Hasta el cierre de esta nota, y ante la consulta de Infobae, desde el entorno del Gobernador no confirmaron si irá o no a Quilmes. Sería extraño que no lo haga. Sobre todo teniendo en cuenta que su jefatura política es la de la ex presidenta.

En el municipio del sur del conurbano también estaría Larroque, aunque aún no lo confirmó. Impulsor de la interna en el corazón del kirchnerismo, su reaparición y la reacción de sus ex compañeros camporistas marcarán el pulso de la discusión que hay en el mundo K. Caras, gestos, palabras. El “Cuervo” es un protagonista principal de la puja de poder y autoridad que se vive en las entrañas del espacio político.

En paralelo, CFK copará la escena política del campo opositor y le dará la posibilidad a Milei de trasladar los intercambios en redes sociales a las declaraciones que tienen la voz impresa. Ese lugar hasta ahora lo ha ocupado Axel Kicillof, principal opositor al gobierno libertario e integrante del ala dura de los gobernadores peronistas. Cristina Kirchner reaparecerá con sus definiciones imponentes y su capacidad de marcar agenda.

El contenido del discurso de la ex presidenta será importante para saber cuál es el rumbo que tomarán los principales actores del kirchnerismo en la discusión sobre la renovación peronista y la forma de pararse frente al Presidente. Un lineamiento de hacia dónde ir, que la dirigencia K necesita en este momento de incertidumbre que se generó por la discusión interna.

Máximo Kirchner estará presente en el acto que se realizará el próximo sábado en Quilmes
Máximo Kirchner estará presente en el acto que se realizará el próximo sábado en Quilmes

Sábado de súper acción en la interna peronista

Además del acto en Quilmes, el fin de semana también habrá otras actividades que no pueden dejar de ser leídas por fuera de la interna pública que atraviesa el peronismo y que, en buena parte, tiene a Kicillof como protagonista. El Gobernador está en el medio de un laberinto del que busca salir por arriba.

Este miércoles a media mañana, y en extrema reserva, recibió en La Plata a los intendentes que moldean su mesa política. Fernando Espinoza (La Matanza), Julio Alak (La Plata) y Jorge Ferraresi (Avellaneda) lo visitaron en la gobernación, donde también estuvieron el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque y la Jefa de Asesores, Cristina Álvarez Rodríguez. Nombres propios que están trabajando para fortalecer la estructura territorial del mandatario bonaerense.

Este sábado Kicillof tendrá una agenda muy intensa. En primer lugar participará de una acto de la Multisectorial en reclamo del dragado del Canal de Magdalena. El encuentro se llevará a cabo en el municipio de Ensenada, donde gobierna Mario Secco, uno de los jefes comunales que ha decidido jugar deliberadamente a favor del mandatario provincal y que se ha plantado frente al camporismo.

Secco fue uno de los que la semana pasada avivaron las diferencias dentro del kirchnerismo por el modo de conducción de la ex presidenta. Al igual que Larroque apuntó al entorno CFK al decir que “terminan haciendo pelotudeces”. Dirigentes que históricamente han defendido su liderazgo, hoy levantan la voz para cuestionarlo y para abrirle paso a un recambio generacional en el liderazgo.

Cristina Kirchner volverá a apuntar contra Javier Milei en su discurso, pero es una incógnita el mensaje que bajará hacia el interior del peronismo
Cristina Kirchner volverá a apuntar contra Javier Milei en su discurso, pero es una incógnita el mensaje que bajará hacia el interior del peronismo

En La Cámpora miran con distancia y fastidio las lecturas que hacen estos dirigentes sobre la conducción de la ex vicepresidenta, pero se llamaron a silencio para evitar alimentar más el conflicto. En los hechos, el único que habló en público fue Mariano Recalde, que dejó en claro que el tiempo que viene es con CFK y no sin ella. Sin embargo, en las entrañas camporistas, el enojo por el accionar de Larroque, Secco y Ferraresi está enquistado. No se olvida, solo se oculta en las sombras.

Otras de las actividades que tendrá Kicillof será en Avellaneda junto a Ferraresi. En pocas horas compartirá actos con dos de los intendentes que están jugando a fondo para edificar su candidatura presidencial pero, sobre todo, para que gane lugar en la mesa de decisión del año que viene respecto a las candidaturas legislativas. Empujan el empoderamiento del mandatario bonaerense y la construcción de un nuevo liderazgo sobre el kirchnerismo.

A las 13:30 Kicillof y Ferraresi estarán en la inauguración del Centro Cultural Kirchner en la Isla Maciel. Desde fines del año pasado que el intendente de Avellaneda está distanciado del universo cristinista que encarnan Máximo Kirchner y otros dirigentes camporistas. Incluso renunció al Instituto Patria, del que era vicepresidente. En su momento se arrimó al ex presidente Alberto Fernández y, cuando volvió a su municipio luego de su paso por el gabinete nacional, se pegó al gobernador bonaerense.

En su cruzada, el jefe comunal viene apilando fotos y encuentros con dirigentes de la provincia de Buenos Aires que han confrontando territorialmente con La Cámpora. Tuvo reuniones con el ex intendente de Hurlingham Juan Zabaleta; el ex intendente de Merlo Raúl Othacehé y el ex diputado provincial Rodolfo “Manino” Iriart, entre otros.

Andrés Larroque, ex integrante de La Cámpora, sería de la partida aunque aún no confirmó su presencia
Andrés Larroque, ex integrante de La Cámpora, sería de la partida aunque aún no confirmó su presencia

Además, en Lanús ordenó a la concejal Belén Berrueco, de su círculo político, que se vaya del bloque de concejales que responde al intendente camporista Julián Álvarez y que arme un monobloque. Espacio al que bautizaron con el nombre “Peronismo Bonaerense”.

Tiempo atrás, en un plenario en Lanús, Ferraresi pidió trabajar por la candidatura presidencial de Kicillof y anticipó que el año próximo ese proyecto político los encontrá en un lugar diferente al de La Cámpora. Un anticipo de ruptura que generó malestar en las arterias kirchneristas.

En el mundo K creen que el acto del sábado puede derivar en una foto de paz del kirchnerismo. Para que eso suceda tienen que ocurrir dos cosas puntales. Kicillof, Larroque y los intendentes que están efrentados a La Cámpora tienen que estar presentes; y la ex vicepresidenta debe enviar una señal clara en su discurso que contextualice la foto. Si eso no ocurre, la imagen quedará vacía de contenido más allá de su reaparición en el escenario político.