Quién es Craig Faller, el enviado de Biden a la Argentina: combatió a los talibanes y rechazó un golpe militar contra Maduro

El jefe del Comando Sur arribó a Buenos Aires y tendrá una reunión a solas con el ministro de Defensa, Agustín Rossi, para transmitir la perspectiva de la Casa Blanca sobre Venezuela, China, Rusia y Cuba, además de donar tres hospitales para enfrentar al COVID-19

Craig S. Faller, jefe del Comando Sur de los Estados Unidos
Craig S. Faller, jefe del Comando Sur de los Estados Unidos

El almirante Craig Faller, enviado de Joseph Biden a la Argentina para donar tres hospitales contra el COVID-19 y transmitir la posición de la Casa Blanca sobre Venezuela, China, Rusia y Cuba, ya arribó a Buenos Aires y prepara su encuentro a solas con Agustín Rossi, que lo recibirá hoy en su despacho del Ministerio de Defensa.

Faller es jefe del Comando Sur, una unidad del Pentágono que fue diseñada para defender los intereses de los Estados Unidos en su denominado Patio Trasero. El Comando Sur tiene sede en Miami, controla las bases de Estados Unidos en América Latina (Guantánamo, incluida), y proporciona entrenamiento, inteligencia y coordinación militar a todas las fuerzas armadas regionales bajo las recomendaciones del Departamento de Estado.

No es la primera vez que Faller visita la Argentina y en esta oportunidad su gira tiene un triple sentido diplomático: explicitar que la administración demócrata no tomará distancia con el Gobierno por su decisión de renunciar al Grupo de Lima, ratificar la posición de la Casa Blanca respecto a la situación de Venezuela y la creciente influencia de China y Rusia, y donar tres hospitales móviles para enfrentar al COVID-19.

El jefe del Comando Sur tiene la formación profesional y la experiencia política suficiente para transmitir sin inconvenientes el mensaje de Biden a Alberto Fernández. Faller enfrentó a Saddam Hussein cuando las Naciones Unidas ordenó sanciones económicas contra Irak y participó de la Enduring Freedom Operation, ordenada por George Bush contra Afganistán tras los ataques de Osama Bin Laden a las Torres Gemelas.

Alberto Fernández y Agustín Rossi durante una revista a tropas del Ejército
Alberto Fernández y Agustín Rossi durante una revista a tropas del Ejército

Es probable que Faller comente a Rossi sus experiencias en Medio Oriente, ya que conoce muchísimo de Hezbollah, el grupo fundamentalista que opera en la Triple Frontera y tiene como blanco permanente a la comunidad judía en América Latina.

Pero el almirante graduado en la prestigiosa academia de Annapolis tiene otros asuntos estratégicos en su agenda de viaje a Buenos Aires. Faller pretende dialogar con el ministro de Defensa respecto a China, Rusia y Venezuela. Tres asuntos claves que preocupan al Pentágono, al Departamento de Estado y al Ala Oeste de la Casa Blanca.

¿Le preocupa que Rusia pueda hacer algo en Venezuela como lo hicieron en Siria?-, le preguntaron al jefe del Comando Sur.

-Con Rusia, todo es posible. La estrategia de defensa nacional destaca la competencia con Rusia y China específicamente como áreas de enfoque. Realmente nos hemos alineado y hemos pensado mucho, planeado y dotado de recursos para eso. Aunque son diferentes casos. China es una potencia económica en ascenso, y tiene un interés económico y comercial legítimo en todo el mundo. Sin embargo, no siguen las reglas. Rusia, por otro lado, es un oso herido que está simplemente atacando, y no podía predecir lo que hará, y no querría hacerlo. Hemos visto lo que han hecho, y creo que tenemos que estar preparados para lo que pueda suceder en el futuro, contestó Faller.

La respuesta del almirante enviado por Biden se debe poner en un estricto contexto geopolítico. Washington observa con atención la Diplomacia de las Vacunas que ejecuta Rusia y China respecto a la Argentina. Sin las dosis de Sinopharm y de Sputnik V, Alberto Fernández enfrentaría un caos social frente a la segunda ola del COVID-19.

Y esta endeble situación sanitaria, que en el Pentágono y el Departamento de Estado caracterizan como una muestra de dependencia hacia Vladimir Putin y Xi Jinping, sobrevolaría la conversación a solas que protagonizarán Faller y Rossi. El almirante fue asesor del senador Edward Kennedy y tiene la suficiente escuela política para transmitir puntos de vista que no impliquen una intromisión directa en los asuntos locales del país.

Nicolás Maduro, líder del régimen populista de Venezuela
Nicolás Maduro, líder del régimen populista de Venezuela

Además de combatir a los talibanes y ayudar a las víctimas del tsunami en Indonesia, Faller enfrentó a los halcones de Donald Trump que deseaban invadir Venezuela y derrocar con un golpe militar interno a Nicolás Maduro. El almirante con prestigio imbatible en DC y una decena de medallas ganadas en su larga carrera militar, siempre consideró que la negociación con Caracas era el mejor camino para terminar con el régimen populista.

Puede sonar paradójico, pero en este escenario geopolítico Faller y Alberto Fernández coinciden. El jefe del Comando Sur rechazó un plan de desembarco y putsch palaciego diseñado por John Bolton, entonces asesor de Seguridad Nacional de Trump, que pretendía ejecutar una operación encubierta lanzada desde la frontera con Colombia para terminar con Maduro.

El presidente argentino aseguró en la intimidad de Olivos, como interpretó Faller en la Casa Blanca, que invadir Venezuela con el apoyo del Pentágono sería reeditar la Guerra de Vietnam o la Bahía de los Cochinos en Cuba. Y hasta aquí llegan las coincidencias estratégicas: Alberto Fernández sostiene que Juan Guaidó es una pieza innecesaria en la negociación por la democracia venezolana, mientras que el almirante enviado por Biden afirma lo contrario.

Joe Biden (REUTERS)
Joe Biden (REUTERS)

¿Qué opciones le han pedido que proporcione para la situación en Venezuela?-, lo consultaron a Faller cuando la opción militar de Bolton ya había tomado estado público.

-Estamos enfocados en apoyar una solución política y diplomática, y como cabría esperar de un comandante combatiente, estamos trabajando para garantizar la seguridad de los ciudadanos y las propiedades de Estados Unidos que están en Venezuela.

Hemos escuchado sobre el envío de miles de soldados a Colombia, todos han visto el memorando del asesor de seguridad nacional John Bolton. ¿Alguien le ha pedido que proporcione esa opción en particular?

-Estamos en total apoyo a los esfuerzos diplomáticos, y las regiones nunca han estado tan unificadas. Más de 40 países de todo el mundo se sumaron para apoyar el legítimo gobierno interino de (Juan) Guaidó y esa es una fortaleza clave de las gestiones en curso. Así que cualquier cosa que hagamos será para apoyar nuestra política aquí en Estados Unidos y garantizar que tengamos esa unidad regional-, replicó el almirante.

A los pocos meses, Trump echó a Bolton de la Casa Blanca.

Y Faller se enteró de la noticia operando el Comando Sur en Miami.

El almirante se reúne hoy con Rossi. Pronostican un diálogo interesante entre el enviado de Biden y uno de los ministros más cercanos a Cristina Kirchner y su mirada personal sobre China, Rusia y Venezuela.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS