Los militantes de Grabois empezaron a trabajar en el campo de la familia Etchevehere que fue usurpado en Entre Ríos

La propiedad del terreno generó un enfrentamiento entre Luis, ex ministro de Cambiemos, y su hermana Dolores. Hoy el juez Raúl Flores rechazó el desalojo de los seguidores del dirigente social

La entrada al terreno usurpado en Entre Ríos

Los integrantes del Proyecto Artigas -que tienen como referente a Juan Grabois- comenzaron a producir en la estancia Casa Nueva, propiedad de la familia Etchevehere. En el interior del casco, unos 40 militantes acompañan a Dolores, hermana del ex ministro Luis Miguel Etchevehere, que decidió donar parte de las tierras a la iniciativa agroecológica impulsada por la organización social.

Los trabajos iniciados son en una pequeña porción de tierra, bajo una modalidad de producción agroecológica sin la utilización de químicos y de modo rudimentario. Se trata de una parcela en donde se elaboran productos hortícolas en una huerta montada cerca del casco de ingreso de la estancia.

Esto ocurre al mismo momento que el Juez subrogante del departamento La Paz, Raúl Flores, rechazó el desalojo de los militantes y la hermana del exministro de Agroindustria en tiempos de Mauricio Macri. Si bien no resuelve la cuestión de fondo, referida al dominio y propiedad del campo, busca reestablecer el escenario anterior a la toma mientras se sustancia la investigación.

Dolores apuesta a construir un proyecto productivo, que tiene como objetivo construir agroecología y soberanía alimentaria”, aseguró Eve Kloster, representante entrerriana del Proyecto Artigas. Para los militantes “la Justicia debe intervenir para garantizarle a Dolores Etchevehere el acceso a sus derechos y a sus tierras”.

El campo fue usurpado por militantes de Grabois
El campo fue usurpado por militantes de Grabois

Mientras tanto, un grupo reducido de productores se mantiene en la puerta del predio -ubicada a unos mil metros del casco principal- en donde se encuentra el exministro Luis Miguel y sus dos hermanos: Juan Diego -ex delegado entrerriano del ENACOM- y Arturo Sebastián. Ellos tres junto a su madre, Leonor Barbero Marcial, son propietarios de la firma ganadera Las Margaritas SA que figura como propietaria de la estancia que ha sido foco del conflicto.

Un importante operativo de la Policía de Entre Ríos (PER) continúa custodiando los distintos ingresos al predio, bajo el mando del Ministerio de Gobierno de la provincia cuya titular Rosario Romero aseguró que la fuerza trabaja con el objetivo de garantizar la seguridad de todas las personas que están en las inmediaciones del predio.

De hecho, el propio gobernador Gustavo Bordet se expresó en las últimas horas respecto a la actitud del gobierno ante el conflicto y aseguró que la Provincia está a la espera de la resolución judicial para hacer cumplir lo resuelto por el magistrado.

Seguir leyendo