(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

Su nombre apareció en las primeras planas del país porque tuvieron la insólita misión de evacuar a un grupo de periodistas y camarografos de la TV Argentina desde la convulsionada Bolivia. Fue después que la ministra de Comunicación del autoproclamado gobierno de ese país vecino, Roxana Lizárraga, acusó a los corresponsales del delito de "sedición”, y los amenazó con una eventual condena después de ser juzgados por los tribunales locales, simplemente porque no les gustaba como informaban sobre el estallido político y la violencia en las calles, después de la renuncia del ahora ex presidente Evo Morales.

La Agrupación Fuerzas Especiales “Alacrán”, que depende de Gendarmería Nacional, es una unidad altamente entrenada y posicionada como entre los diez mejores cuerpos de élite del continente.

De bajo perfil e implacables cuando se los convoca para una misión, ya sea para colaborar con la desarticulación de una organización de narcotraficantes con ramificaciones internacionales; o proteger la vida de mandatarios extranjeros de visita en nuestro país.

Paracaidistas de alta infiltración, buzos militares, especialistas en explosivos, francotiradores, expertos en reconocimientos y rescate, contraterrorismo; son algunas de las aptitudes que adquirieron este cuerpo de elite entrenados con los mejores instructores, por ejemplo de Colombia, Estados Unidos, Francia y España.

Están equipados con armamento, lanchas y vehículos de alta tecnología, como el de apoyo táctico Spartan de la automotriz Streit Group. Se trata de una firma binacional de Canadá y Ucrania, especializada en vehículos blindados y de combate.

Pesa ocho toneladas, desarrolla una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora, tiene visión de 360 grados y motor V8 . Es un blindado liviano de seis metros de largo que, por ejemplo, recorrieron las calles porteñas para custodiar a los mandatarios congregados en el G20.

Los “Alacranes”, tienen instrucción militar, y pueden actuar en desastres naturales; en traslados de detenidos de alta peligrosidad, en persecuciones en terrenos escarpados, o intervenir en situaciones de seguridad extrema, como toma de rehenes; o custodia de material sensible, por ejemplo radioactivo o venenos de alta volatilidad.

La agrupación Alacrán de gendarmería

Si bien este grupo comando fue creado oficialmente el 30 de mayo de 1986, durante el gobierno de Raúl Ricardo Alfonsín, por Resolución del Ministerio de Defensa Número 499/86, con “la magnitud de Sección”, en el año 2006, durante la presidencia de Néstor Kirchner, y por la Resolución del Ministerio del Interior número 1404/06 pasó a denominarse “Unidad Fuerzas Especiales “ALACRAN”, en homenaje y como continuidad histórica de la Compañía de Tropas Especiales 601 Escuadrón “ALACRAN”, que formó parte de la contienda bélica con el Reino Unido de Gran Bretaña en la Guerra de Malvinas en 1982.

Durante el fragor del combate, siete integrantes de Gendarmería, que pertenecían al Escuadrón “Alacrán”, entregaron su vida por la patria. Se trata del primer alférez Ricardo Julio Sánchez, el subalférez Guillermo Nasif, el sargento ayudante Ramón Gumersindo Acosta; los cabo primero Marciano Verón, Víctor Samuel Guerrero, el cabo Carlos Misael Pereyra y el gendarme Juan Carlos Treppo.

Cada 2 de abril sus camaradas le rinden homenaje a estos héroes.

Gendarmería y el Escuadrón Alacrán tuvieron su bautismo de Fuego en las Islas Malvinas, en 1982, siete de ellos cayeron en combate.
Gendarmería y el Escuadrón Alacrán tuvieron su bautismo de Fuego en las Islas Malvinas, en 1982, siete de ellos cayeron en combate.

Mucho más acá en el tiempo, en el año 2016, ya en el gobierno de Mauricio Macri, y bajo las directivas de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la Disposición 1778/16 crea la "Agrupación Fuerzas Especiales ALACRÁN”, con dependencia directa de la máxima autoridad institucional, y agrupando bajo un comando único la Unidad de Operaciones Especiales (Fuerzas Especiales), la Unidad de Apoyo, la Unidad de Desactivación de Explosivos, el Comando Antiterrorista, la Unidad de Operaciones Especiales en Montaña, ubicada en San Carlos de Bariloche; y la Unidad de Operaciones Especiales en Monte, con asiento natural en Bernardo de Irigoyen, en Misiones.

Los “Alacranes” tienen su comando operativo en Campo de Mayo, en la provincia de Buenos Aires, y opera en todo el país, inclusive en el extranjero.

(Reuters) El grupo de élite Alacrán fue destinado a custodiar las embajadas de Bolivia y Chile ante los disturbios.
(Reuters) El grupo de élite Alacrán fue destinado a custodiar las embajadas de Bolivia y Chile ante los disturbios.

Sus dos últimas misiones, y de alta exposición mediática, fue cuando Bullrich les ordenó trasladarse a Santiago de Chile y a La Paz, para proteger a las dos embajadas de nuestro país que se veían asediadas por los disturbios que desde hace semanas ganaron las calles de esos dos países.

Los alacranes son los animales -en este caso insectos- terrestres más antiguos que se conocen. Se han encontrado fósiles en depósitos del Silúrico, con una antigüedad aproximada de 360.000.000 de años. En la antigüedad se creía que esas criaturas, que pueden llegar a matar a un hombre con el veneno de sus aguijones, eran “espías del diablo”, por esa razón, en la literatura mexicana se pueden encontrar textos en los que se relatan que cuando dos personas estaban hablando, callaban al descubrir a este arácnido.

(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

La ministra Bulrrich, los presenta casi, casi, como su grupo SWAT. Fue ella quien anunció públicamente que sería este comando especial, quien acompañaría desde la embajada Argentina en la ciudad de la Paz, hasta el aeropuerto, a los cronistas y reporteros que debieron refugiarse en la delegación a cargo de Normando Álvarez García.

En cualquier situación de conflicto bélico, las tropas de operaciones especiales son una herramienta indispensable para dar una respuesta eficaz, contundente e inmediata.

Por esa razón, en el mes de mayo de 1982, y ya comenzada la guerra de Malvinas, se conformó desde Gendarmería Nacional, que por entonces dependía de Ejército, la unidad de combate que se llamó tropa Especial 601.

Según los relatos que figuran en esa fuerza (ahora de Seguridad Federal), el 27 de mayo, en la Ciudad de Comodoro Rivadavia, los integrantes de esa escuadra compraron una bandera argentina con los pocos pesos que tenían en sus bolsillos y dibujaron en el centro, en color negro rabioso, el símbolo de guerra que pasaría a la historia, un alacrán.

La fuerza especial Alacrán puede luchar contra el narcotráfico o custodiar a mandatarios extranjeros en nuestro país.
La fuerza especial Alacrán puede luchar contra el narcotráfico o custodiar a mandatarios extranjeros en nuestro país.

Ese puñado heroico de combatientes no pensó en ese momento que diseminados en el planeta existen más de mil especies de alacranes; y que uno de ellos es el Colotl que, por ejemplo, era el símbolo del dios del fuego Xiuhtecuhtli, ya que su picadura produce un dolor ardiente.

Al jurar defender con la vida el pabellón nacional, con el símbolo que hoy llevan los escudos y puertas blindadas de los vehículos de la agrupación Alacrán, aquellos guerreros tuvieron en cuenta la fiereza de ese arácnido que demuestra en combate que gracias a su veneno puede vencer a enemigos mucho más poderosos y grandes en tamaño.

Después de haber participado en combate sosteniendo cinco posiciones estratégicas, como en las inmediaciones del Monte Kent; sobre el final de la última guerra convencional del siglo pasado, los alacranes fueron destinados a defender una posición cercana a Puerto Argentino, hecho que realizaron de manera exitosa.

Horas más tarde, y por disposiciones superiores, se replegaron. El 16 de junio, dos días después del cese al fuego y la rendición Argentina, la mayor parte del Escuadrón de Gendarmería Alacrán, fue embarcado en el buque Canberra rumbo al continente.

La crónica del periodista Osvaldo Jorge Palacio relata, llena de emoción, que la bandera argentina con el alacrán negro en el centro “volvía escondida entre las ropas del subalférez Aranda”.

Ese es el símbolo de guerra y valentía que atesoran los integrantes de esta fuerza especial que cada recuerda a sus siete caídos en combate con la siguiente frase:

“Gendarmes, centinelas de la patria, héroes caídos en Malvinas, honor y gloria es vuestro legado. Descansen en paz”.

Ese es el mismo espíritu que hoy sigue guiando a la Agrupación Fuerzas Especiales Alacrán. y esto sin importar que su destino sea evacuar a un grupo de periodistas agredidos en Bolivia o en la captura de Silva Cárdenas el narco señalado como uno de los jefes de la banda que intentó traficar cocaína en arroz a Europa.

Seguí leyendo: