Hernán Lacunza, designado ministro de Hacienda, junto a su equipo de trabajo
Hernán Lacunza, designado ministro de Hacienda, junto a su equipo de trabajo

El futuro ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se entrevistará hoy -por separado- con el titular del Banco Central, Guido Sandleris, y su futuro antecesor Nicolás Dujovne. Antes de estas dos reuniones claves para acceder a información privilegiada de la economía nacional, Lacunza reunió a su equipo de trabajo para preparar "propuestas económicas" que presentará mañana a Mauricio Macri.

Lacunza conversó anoche por teléfono con Macri y convocó a su equipo para ejecutar la primera instrucción presidencial: se trata de elaborar un puñado de iniciativas que consoliden la intención del gobierno de "paliar" los efectos del plan de ajuste y recobrar el apoyo político de la clase media.

En este sentido, el futuro ministro de Hacienda se encontró con Damián Bonari (su reemplazante en la provincia de Buenos Aires), Sebastián Katz, Milagros Gismoni y Pedro Rabasa, entre otros. La intención de Lacunza es tener preparado un borrador de medidas que pondrá a consideración del Presidente y que se deberían poner en marcha esta misma semana.

Nicolás Dujovne, ministro saliente (REUTERS)
Nicolás Dujovne, ministro saliente (REUTERS)

A su vez, Lacunza decidió entrevistarse con Sandleris y Dujovne para acceder a la información necesaria que le permita conocer el estado real de la economía nacional. Serán encuentros por separador, y sucederán hoy a la tarde.

El futuro ministro de Hacienda se encuentra en una situación compleja. Tiene que respetar los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, continuar con la línea heterodoxa que hereda de Dujovne, atender los reclamos de la clase media que hundieron al gobierno en las PASO y diseñar una propuesta de coyuntura que sea acompañada por los mercados. 

Respecto al FMI, Lacunza corre con ventaja: en el último trimestre no hubo "desvíos" en el gasto público y este organismo multilateral responde a las instrucciones de directas de la administración de Donald Trump, que es un aliado incondicional de Macri.

Puede haber ciertos planteos dogmáticos presentados por el staff burocrático del Fondo, pero habrá desembolso de los 5.400 millones de dólares como acordaron Dujovne y Christian Lagarde cuando era directora gerente del FMI. Trump tiene más poder que los técnicos que resistieron asistir a la Argentina con 57.000 millones de dólares.

En cuanto a la Herencia Dujovne, su reemplazante se encuentra con dos interrogantes que deberá resolver sin pérdida de tiempo. La presentación judicial de las provincias petroleras que resisten el congelamiento de los combustibles a través de un DNU, y la imposibilidad de evitar que los comercios se apropien de la diferencia del IVA al momento de poner precio a los productos de la canasta básica. 

Además de diseñar las propuestas que presentará mañana al presidente, Lacunza se reunirá con Sandleris y Dujovne. El ministro de Hacienda necesita acceder a la información reservada que se maneja en el Banco Central y establecer con Sandleris una estrategia común con respecto a las leliqus, su tasa de interés y cómo impacta en la actual recesión económica.

Guido Sandleris, presidente del Banco Central, un interlocutor clave del futuro ministro Lacunza
Guido Sandleris, presidente del Banco Central, un interlocutor clave del futuro ministro Lacunza

Y antes que concluya el domingo, Lacunza se encontrará con el ministro renunciado Dujovne, que en su momento recortó partidas presupuestarias claves para la gobernación bonaerense. Lacunza nunca estuvo de acuerdo con esos recortes y la relación entre ambos fue muy tensa en los últimos meses. 

Sin embargo, Lacunza llegará al encuentro con otra posición política, ya que ahora tiene que sucederlo y antes respondía a los propios cuestionamientos de la gobernadora Vidal, que nunca compartió los planes de ajuste que ejecutó Dujovne desde su despacho del Palacio de Hacienda.

Vidal -junto a Horacio Rodríguez Larreta- propuso a Lacunza durante un desayuno que compartieron con Macri. El presidente aceptó la sugerencia y Dujovne  finalmente renunció. La política y el poder son cíclicos. 

Seguí leyendo: