Rosario, Santa Fe, es Argentina

La pregunta central es ¿por qué la política rehúye de acordar un camino único en este tema que chorrea sangre?

Guardar

Nuevo

El nuevo titular de la cartera de Seguridad de Santa Fe es el ex comandante de gendarmería Claudio Brilloni
El nuevo titular de la cartera de Seguridad de Santa Fe es el ex comandante de gendarmería Claudio Brilloni

La política va en bicicleta, mientras la realidad imprime velocidad de jet. La preocupación central es el armado de las mesas nacionales, en cambio de la confección de programas. ¿Qué más tiene qué pasar para que los unos y los otros despierten?

Hace mucho tiempo que esta cronista escribe: “Rosario, Santa Fe, es Argentina”. Cada tanto una oleada de asesinatos hace que los medios nacionales se interesen (¿24 o 48 horas?), y la política balbucee algo que en este 2023 está absolutamente en clave electoral. La inflación y la inseguridad son temas inexcusables. El orden de prioridad depende del punto geográfico en donde se habita.

El gobernador Omar Perotti viene soportando en su territorio distintos problemas generados por Nación –más allá de sus propios yerros-. Primero Vicentín, quiebre del gobierno de Alberto Fernández en su ponderación positiva y motivo principal para que la oposición ganase la elección intermedia en Santa Fe. Recuerdo que ante un tema tan importante, el Gobernador se enteró por televisión lo que una senadora mendocina le informaba que iban a hacer en su provincia con una empresa histórica. Luego, hasta hoy, continúa el zigzagueo sobre la Hidrovía, cuya centralidad está en la geografía santafesina –la fábrica de dólares-, que el gobierno nacional descuida de una manera poco inteligente.

Llegamos al tema central: la presencia de crimen organizado, con años de afianzamiento. De los últimos 15, el peronismo es responsable de los últimos tres. Esta cronista hace alusión de estos números solo para subrayar que ningún Gobierno pudo impedir su prosperidad. La obcecación de todos los actores políticos – esperemos sea solo obcecación-, lleva a pensar que no habrá intento de una solución conjunta.

La semana pasada adelantábamos que el crimen organizado había pasado un límite cuando cazaron a Lorenzo “Jimi” Altamirano, lo asesinaron y usaron su cuerpo para dar un mensaje.

Mientras el nuevo titular de la cartera de Seguridad de Santa Fe, el ex comandante de gendarmería Claudio Brilloni, mira su celular expectante de un encuentro Aníbal Fernández, que se produciría esta semana, Infobae consultó al ministro nacional, quien no respondió.

Un estrecho colaborador del gobernador santafesino no cuidó sus palabras, sí pidió off ante este medio: “Exaspera que el ministro Fernández minimice los delitos federales que ocurren en Rosario. Es una vergüenza. No hay 3.000 gendarmes”, dijo. Infobae le consultó al respecto al ministro Brilloni, pero no hubo respuesta. “Nos dicen que el problema es la Policía, ¿acaso ignora Aníbal (Fernández) que el proceso de depuración y fortalecimiento está en marcha, pero lleva tiempo?”, explicó y concluyó: “La respuesta de Nación ante la magnitud del problema es grosera. Nación sabe de nuestros pedidos permanentes sobre las cárceles federales, pero su titular Garrigós de Rébori no se inmuta. El delito está cebado, pero a su vez reacciona porque ya endurecimos Coronda, y en días Piñero tendrá inhibidores de celulares y otros tipos de controles”.

Esta cronista recuerda un operativo exitoso comandado en 2014 por el entonces ministro Sergio Berni, cuando el barrio Las Flores de Rosario estaba copado por los narcos. Ahí sí arribaron, todos juntos, 3.000 gendarmes. Se realizaron 120 allanamientos simultáneos. Se desbarató el laboratorio de Delfín Zacarías. Se consiguieron las pruebas que permitió que Los Monos fueran presos por narcotráfico. El dato de color fue la chacarera que bailó Berni con la intendenta Fein, el 25 de mayo, cuando el lugar fue liberado. Quien comandó en Rosario ese operativo es el hoy ministro Claudio Brilloni. Sobre el flamante ministro todos hablan muy bien.

El intendente rosarino Pablo Javkin, quien estuvo reunido con Brilloni el sábado a la mañana, le dijo a Infobae: “Es un ministro en la calle y con conocimiento del territorio”. De paso, comentó que solo sabe de la presencia en Rosario de 1.000 gendarmes de la agrupación Güemes, pero sin movilidad. El jefe comunal este jueves estará en Buenos Aires para asistir a reuniones, entre otras visitará el Comité Nacional de la UCR.

La pregunta central es ¿por qué la política rehúye de acordar un camino único en este tema que chorrea sangre? El fiscal Luis Schiappa Pietra le dijo a Infobae: “Acordar objetivos es fácil. El problema es cuando se avanza en lo que hay que hacer. Ahí, se tocan intereses de la política, la Justicia, la Policía. Nosotros vimos cómo nos frenó la política en el caso del juego clandestino”.

La corrupción, entiendo, es la que marca el límite de un avance conjunto. La fiscal Valeria Haurigot, (Unidad Balaceras del MPA), encargada, entre otros temas, de desentrañar los mensajes narcos de los celulares, le contó a Infobae un hecho que demuestra la dimensión y el avance de la organización criminal: “En diciembre desentrañamos el celular de Rodríguez Granthon, ‘El Peruano’. Allí vimos cómo, en paralelo al negocio narco, llevaba adelante un negocio en blanco, subrayo en blanco, con camiones de transporte de cereales. Pudimos ver que este negocio en blanco le dejó una ganancia de $27 millones”. La fiscal cree que hay un gran dispendio de recursos entre la Justicia provincial y la federal. Concluye: “La Policía debe mejorarse, no eliminarse. Sin ella no podemos trabajar”

Mientras, se discuten las razones de la excepcionalidad de la violencia anómala en Rosario: 22 asesinatos cada 100 mil habitantes. Infobae pudo saber que el ex minsitro Marcelo Saín ha concluido dos libros que están al salir: “Rosario Caliente”, editorial Pro-Historia de la UNR, coordinada por Darío Barriera, con una mirada más sociológica, donde cree que la falla está en el Estado y no en el crimen, sostiene que un Estado fuerte ordena. También en este 2023 aparecerá “Política y crimen en Santa Fe”. Según el ex ministro, allí se encontrarán nombres y hechos sobre protagonistas de esta problemática, que aun habiéndolos él denunciado, no han salido a la luz.

El ex ministro de Desarrollo Social en pandemia Daniel Arroyo le dijo a Infobae: “Estamos frente a un modelo agotado. Debiésemos discutir en esta campaña electoral, otro modelo de desarrollo. Gran parte de la política dice cosas impactantes en el corto plazo, mientras la derecha crece en Argentina por su diagnóstico, no por sus propuestas”.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo