¿Peso argentino o Bitcoin?: esa es la cuestión

Durante la pandemia el año pasado Argentina se convirtió en líder regional con mayor volumen de transacciones en activos cripto con un total de USD 48 millones

Guardar

Nuevo

Una representación de criptoactivo Bitcoin (REUTERS/Edgar Su/File Photo)
Una representación de criptoactivo Bitcoin (REUTERS/Edgar Su/File Photo)

La problemática de la pérdida de valor del peso argentino está encontrando un nuevo refugio por parte de los argentinos: la criptomonedas y el mundo de las Finanzas Descentralizadas (DEFI). De acuerdo a un informe de Chainalysis, durante la pandemia el año pasado Argentina se convirtió en líder regional con mayor volumen de transacciones en activos cripto con un total de USD 48 millones.

Ocupamos el cuarto lugar a nivel global en un podía que es antecedido por Estados Unidos con USD 1.524 millones de dólares, China USD 198 millones e India USD 64 millones. El caso argentino es paradigmático por qué su búsqueda es reserva de valor en activos muy volátiles pero que sostienen que vale la pena el riesgo frente a lo que ofrece el peso argentino.

En octubre de 2017 se lanzó el billete de 1.000 pesos. Desde esa fecha la inflación acumulada fue del 365 por ciento

Tomemos como parámetro lo que les sucede a los argentinos recurrentemente. En octubre de 2017 se lanzó el billete de 1.000 pesos. Desde esa fecha la inflación acumulada fue del 365 por ciento. Es decir que con lo que compraba un argentino con $1.000 en 2017 para compra la misma cantidad de bienes y servicios requiere hoy 4.651 pesos. Para verlo de otro modo. un billete de $1.000 de hoy es menos que un billete de $200 de aquel entonces.

El que compró Bitcoin en ese octubre de 2017 lo pago 6.897 dólares. Es decir que con $1.000 a un dólar de $17,95 de ese momento con el billete del “Hornero” compraba USD 55,71. Si invirtió en Bitcoin al valor de esa fecha adquirió 0,0080 BTC (Bitcoin). Hoy tendría la misma cantidad de Bitcoin pero con un valor de USD 480 al precio de Bitcoin de casi USD 60.000 actuales. Es decir, que los USD 55,71 iniciales se convirtieron en USD 480 que multiplicado por el tipo de cambio en dólares paralelo nos da $96.960. Es decir que con los $1.000 iniciales convertidos a Bitcoin se convirtieron en $96.960. En el medio el Bitcoin tuvo enorme volatilidad con sus subas y bajas extremas, pero a pesar de eso el argentino prefiere la volatilidad del Bitcoin a la extrema debilidad y pérdida permanente de valor del peso argentino.

El argentino prefiere la volatilidad del Bitcoin a la extrema debilidad y pérdida permanente de valor del peso argentino

Esta práctica desgraciadamente no está condenada solamente a aquellos que no quieren el peso argentino y adoptan las criptomonedas como reserva de valor sino también que Argentina de continuar así podría adoptar en forma parcial el método de Nigeria en el corto plazo. Su Banco Central limita operaciones de cambio a solamente USD 100 para quienes necesitan importar productos. La única forma de importar es utilizando este tipo de plataformas para operar lo cual llevaron a este país a convertirse en uno de los de mayor penetración Cripto. En el caso argentino aquellas empresas que no consiguen los dólares para importar en el mercado libre y único de cambios podría utilizar este mismo método.

La semana pasada en el marco de LaBitconf (la novena edició de la conferencia de Bitcoin más importante a nivel regional), Ray Yousseef, CEO de la plataforma cripto Paxful, expresó: “Ante esta política de las autoridades nigerianas que no te permiten hacer transferencias por arriba de determinados montos, todo el mundo se movió a BTC y así se transformó en la única manera de traer dinero, moverlo y poder pagar los productos”.

En el mismo ámbito Max Keyser brindó una conferencia sobre “Impresión, deuda, y poder ilimitados vs Bitcoin”. Allí dijo: “El papel perderá valor de compra, mientras que bitcoin tiene una garantía matemática que siempre va a incrementar su valor aunque sea volátil”. Justamente parecería una definición de coyuntura para el bolsillo argentino con pesos argentinos.

La única tesis válida es que los argentinos no pueden escapar a la “estafa” del peso por eso eligen el dólar, el bitcoin o jugar a la ruleta rusa pero no quedarse con esa moneda en sus bolsillos

Hay muchos economistas críticos, desde Nassim Taleb, que predice que cuando la preferencia de los mineros en próximas generaciones mute hacia otro tipo de activo o intereses el Bitcoin va a valer “cero”, o Daron Acemoglu que sostiene que hay 5 malas razones detrás del éxito de Bitcoin:

1 - Promesa de rápida ganancia.

2 - Ingenuidad tecnológica.

3 - Ganancias del minado bitcoin.

4 - Demanda del mundo criminal.

5- Falsa idea de que el bitcoin y las criptomonedas liberarán a la humanidad de la estafa de los Bancos Centrales y la opresión del Estado.

Sea cual sea la visión de cualquiera que lea esta nota convalidará que la única tesis válida es que los argentinos no pueden escapar a la “estafa” del peso por eso eligen el dólar, el bitcoin o jugar a la ruleta rusa pero no quedarse con esa moneda en sus bolsillos.

Por su parte, el economista Nouriel Roubini, quien predijo la crisis financiera internacional de 2008, manifestó que “las criptomonedas desaparecerán en 5 o 10 años” y agregó qué “el experimento de El Salvador fracasó estrepitosamente. ¿Por qué un vendedor debería aceptar como pago algo que puede bajar el precio en un 20% al día siguiente y reducir completamente el margen? El instrumento de pago debe ser estable”. Esto que manifiesta Roubini es lo que le sucede con el peso al kiosquero de Constitución o al vendedor de Telas del Once. Por eso ven más estabilidad en algo que es volátil como las criptomonedas. La frase para estos comerciantes sería: “Es mejor intentar ganar incluso alguna vez perdiendo que perder siempre sin nunca poder ganar”.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo