De agenda urgente: los libros para pensar el cambio climático

Una selección para analizar las raíces del problema, transmitir el malestar y ayudar a la difusión de esta situación preocupante. Todos los libros están disponibles en Leamos.

Imagen de archivo de la activista climática Greta Thunberg junto a la montaña Ahkka, cerca de Sapmi, en la Laponia sueca. 13 julio 2021. Carl-Johan Utsi/TT/vía Reuters.
Imagen de archivo de la activista climática Greta Thunberg junto a la montaña Ahkka, cerca de Sapmi, en la Laponia sueca. 13 julio 2021. Carl-Johan Utsi/TT/vía Reuters.

Recientemente, un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU encendió las alarmas sobre una tendencia que, a diario, trae noticias que alarman desde puntos de todo el planeta.

“No es demasiado tarde para frenar la tendencia, siempre que actuemos con determinación ahora y todos juntos”, declaró Frans Timmermans, encargado del Pacto Verde Europeo. La joven activista Greta Thunberg expresó que el informe no tiene sorpresas, sino que “confirma lo que ya sabemos”. El problema viene siendo tema de análisis profundo para escritores, ensayistas, cronistas e investigadores que encaran el fenómeno desde diversas ópticas.

La siguiente selección ofrece algunos enfoques para analizar las raíces del problema, a la vez que transmitir el malestar y ayudar a la difusión de esta preocupante tendencia. Todos los libros están disponibles en Leamos.

Vista del lecho seco del río Guadiana en Ciudad Real. EFE/ Beldad/Archivo
Vista del lecho seco del río Guadiana en Ciudad Real. EFE/ Beldad/Archivo

Sucedió en algún momento de estos años: de pronto, el mundo se despertó con un apocalipsis nuevo: el planeta sufriría un cambio climático tan profundo que nunca nada volvería a ser igual. Y, entonces, gobiernos, famosos, organismos internacionales, grandes corporaciones, pequeñas oenegés se lanzaron a luchar contra el cambio. Contra el cambio es un recorrido por una decena de países –Brasil, Nigeria, Níger, Marruecos, Mongolia, Australia, Filipinas, las Islas Marshall, los Estados Unidos– que sufren la amenaza climática. Pero es, sobre todo, una reflexión afilada, provocativa sobre este trastorno que parece ser el problema más importante de un mundo plagado por el hambre y la miseria. El autor también discute los sentidos del ecologismo, el lugar de la Naturaleza en nuestra sociedad, los intereses verdes de los grandes capitales, la ideología del conservacionismo, el clima de una época que piensa su futuro como una espada de Damocles.

El Hombre necesitó interpretar al clima en sus comienzos como cazador recolector y luego como domesticador de plantas y animales. ¿De qué manera las culturas comprendieron el ciclo del agua a través de la historia? Para entenderlo mejor, desmembramos aquí a la lluvia en sus componentes para analizar comparativamente las mitologías estudiadas. La observación del cielo y la biota fueron las herramientas que uso el hombre para predecir el clima. Junto con prácticas animistas intentó controlarlo mediante la magia. Esas antiguas religiones fueron suplantadas, o bien sincretizadas por las nuevas religiones hegemónicas, las que transmutaron a muchas de esas creencias en cuentos, leyendas y fábulas. Finalmente, se describe el modo en que el hombre moderno pretende dominar el clima mediante medidas económicas neoliberales, instrumentos sospechosamente eficaces como la antigua magia.

Imagen de archivo de un incendio forestal cerca de la localidad de Manavgat, al este del balneario de Antalya, Turquía. 29 julio 2021. REUTERS/Kaan Soyturk
Imagen de archivo de un incendio forestal cerca de la localidad de Manavgat, al este del balneario de Antalya, Turquía. 29 julio 2021. REUTERS/Kaan Soyturk

En las últimas décadas se ha escrito y discutido mucho sobre el cambio climático, sus causas y la forma de hacer frente a sus consecuencias. Sin embargo, hay una pregunta que no siempre ocupa el lugar que merece en los debates: ¿qué relación hay entre el crecimiento económico y el cambio climático? Horacio Fazio desmonta los difundidos argumentos que atribuyen el problema climático a una supuesta sobrepoblación del planeta mediante una tesis novedosa. El autor plantea que el verdadero conflicto es la desigualdad social: una minoría selecta con pautas de consumo irresponsables es el sector social que mayor daño causa al ambiente. De allí que sostenga que, como sociedad, ante el condicionamiento del cambio climático, tendremos que diferenciar entre crecimiento cuantitativo y cualitativo, tanto en sus alcances como en sus aspectos distributivos.

Clive L. Spash, uno de los economistas ecológicos que más irreverentemente ha contribuido en las últimas décadas a construir y fundamentar una visión radical de la economía ecológica y social, dedica este libro a explorar y proyectar, de modo algo provocativo, su evolución, apoyándose de manera consciente en los fracasos de la economía ambiental, las tensiones con la economía convencional y la necesidad de aportar un nuevo enfoque de cara a la crisis ecosocial. Cuestiones como la multidisciplinariedad, el pluralismo y la integración de las ciencias, las relaciones entre pensamiento económico ortodoxo y heterodoxo o cómo podría diseñarse una agenda ecológica y socialmente transformadora de la economía son analizadas pormenorizadamente en esta obra.


Un nuevo estudio que documentará el Sexto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), previsto para 2022, constata un alarmante aumento de gases invernadero.
Un nuevo estudio que documentará el Sexto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), previsto para 2022, constata un alarmante aumento de gases invernadero.

Una esclarecedora crónica que es a su vez una llamada a enfrentar los retos climáticos del presente y el futuro. Hacia finales del siglo XVI, las temperaturas empezaron a caer, hasta tal punto que se helaron las aguas de algunos puertos mediterráneos y las aves se congelaban en pleno vuelo... Sobre el hielo del Támesis se organizaban animadas ferias. A mediados del siglo siguiente, Europa se transformó: cosechas arruinadas, hambrunas, migraciones… El propio pensamiento occidental inició un proceso de cambio culminado con el surgimiento de la Ilustración, que combatió la concepción de esos fenómenos naturales como señales o castigos divinos. El motín de la naturaleza presenta las consecuencias de una alteración repentina del clima a partir de testimonios de distinto cuño: los hay de personajes más o menos anónimos que documentaron los estragos que causaron aquellos largos y duros inviernos y aquellos veranos sin sol; pero también aparecen grandes pensadores y científicos, como Pierre Bayle, Voltaire, Montaigne o Kepler, que vieron sus obras e investigaciones transformadas por la Pequeña Edad de Hielo.

Leamos es una membresía que por un único precio te permite acceder a más de 40 mil libros, audiolibros y artículos digitales. Además, te invitamos a ser parte de la comunidad de Experiencia Leamos, donde programamos conversaciones con escritores, artistas y diferentes personalidades de la cultura. Animate a disfrutar de una nueva manera de vivir los libros y la lectura. Ahora probá gratis 30 días.
TE PUEDE INTERESAR