Meghan, duquesa de Sussex, en Birkenhead, el 14 de enero 2019 (POOL/AFP – Anthony Devlin)
Meghan, duquesa de Sussex, en Birkenhead, el 14 de enero 2019 (POOL/AFP – Anthony Devlin)

Meghan Markle decidió celebrar su baby shower en New York. Embarazada de siete meses la Duquesa de Sussex fue recibida en Manhattan por sus amigas más cercanas, encargadas de la organización del evento que se llevó a cabo ayer (martes 19 de febrero) en uno de los salones del exclusivo hotel The Mark, del Upper East, donde además se hospedó.

Desde el arribo a la Gran Manzana, Markle visitó el Museo The Met Breuer, tomó el té en el hotel The Surrey, en compañía de Abigali Spencer, amiga y ex coprotagonista de la serie Suits. Y por supuesto hubo tiempo para shopping por Madison Avenue –vestida con un abrigo de la firma Victoria Beckham que alternó con otro de Emilia Wickstead– horas antes del baby shower.

¿Un indicio? La prensa estadounidense dio cuenta de la recepción de decenas de ramos florales en tonos rosados en el lobby del The Mark. Por lo que se disparó la especulación sobre el sexo de la royal baby. ¿Será una niña? El Palacio de Kensington se ha mantenido en silencio desde entonces aduciendo que la visita de la duquesa en tierras estadounidenses es de mero carácter privado.

El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, llegan a un acto público el pasado 31 de octubre en Rotorua (Nueva Zelanda), durante una visita al país oceánico (Pool/AFP/Archivos – Michael Bradley)
El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, llegan a un acto público el pasado 31 de octubre en Rotorua (Nueva Zelanda), durante una visita al país oceánico (Pool/AFP/Archivos – Michael Bradley)

Entre los paquetes que se recibieron en la suite del hotel hubo uno que llamó particularmente la atención: una cuna Babyletto Hudson, la famosa 3 en 1 (valuada en casi 400 dólares). En un tono nude, acorde a los tonos pasteles con los que Meghan ya habría decorado el cuarto de su bebe.

Versiones señalan que entre las presentes en el evento habrían estado: Serena Williams, Priyanka Chopra y Amal Clooney, llegada especialmente desde Toronto (Canadá). Doria Ragland, madre de Markle, fue vista ese mismo día en el barrio de Los Angeles en donde reside. Lo que supuso que el shower fue exclusivo de amistades. Según fuentes cercanas, este viaje fue "planeado desde hace meses" por Meghan debido a la insistencia de las organizadoras, quienes lo vivieron como "una preciosa oportunidad para reunirnos".

SEGUÍ LEYENDO: