Por qué las manos son una herramienta indispensable para un mejor aprendizaje

Es esencial la alfabetización tecnológica, pero antes de ello, que los estudiantes utilicen las manos es necesario desde el aprendizaje de la escritura y la lectura

Guardar

Nuevo

Las manos son esenciales para el aprendizaje sensorial. - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Las manos son esenciales para el aprendizaje sensorial. - (Imagen Ilustrativa Infobae)

La tecnología ha tenido avances inimaginables, sin embargo hay cosas que no se pueden remplazar o dejar de lado por completo; uno de ellos es el sentido del tacto y la relación sensorial que este aporta. Y es que múltiples estudios demuestran que poder tocar y sentir las cosas con el cuerpo nos otorga una relación distinta con nuestro entorno, incluso desde el aprendizaje.

Es muy común que nuestra relación diaria con los celulares y las computadoras nos aleje de los métodos análogos de escritura, por ejemplo, y aunque utilizamos las manos también para tomar los dispositivos y los dedos para memorizar los teclados QWERTY, en los últimos años la neurociencia ha demostrado que es imprescindible para el aprendizaje de la lectoescritura el sostener un lápiz y trazar las letras, ya que la conexión entre el cerebro y la mano permite una mejor retención y entendimiento de la información.

Y si bien esto no sugiere que un método sea mejor que el otro, pues no se puede dejar de lado la alfabetización digital ni pasar por alto que el mundo actual demanda el uso constante de dispositivos electrónicos, es importante trabajar con ambas desde la infancia.

¿Cuál es la relación de la mano con el cerebro?

En esta fascinante imagen, una persona muestra las palmas de sus manos, bañadas en luces de colores, simbolizando un viaje espiritual hacia la espiritualidad, la sanación y el reiki. Un encuentro cósmico con la terapia holística. (Imagen Ilustrativa Infobae)
En esta fascinante imagen, una persona muestra las palmas de sus manos, bañadas en luces de colores, simbolizando un viaje espiritual hacia la espiritualidad, la sanación y el reiki. Un encuentro cósmico con la terapia holística. (Imagen Ilustrativa Infobae)

De acuerdo con la investigación La mano, origen, evolución y su papel en la sociedad, del doctor en Ciencias Médicas Ricardo J. Monreal González, el término anatómico manus evidentemente viene del latín manipulus, por lo tanto el hombre es “aquel que tiene manos para manipular”. En el mismo documento se recupera que la definición que Aristóteles dio a esta parte del cuerpo es “el antecedente de todos los instrumentos productivos”, por lo que Monreal González destaca que después del cerebro las manos son una clave en el desarrollo del trabajo artesanal.

“Es a su vez un órgano de expresión y un órgano especial de los sentidos para la estereognosia (capacidad humana de reconocer un objeto solo con información sensorial del sentido del tacto). Las ideas están ligadas a las sensaciones y acciones de las manos no solo en las actividades fundamentales concernientes a protección, comida, combate y perpetuación, sino en la creación, tal como construir, dibujar, modelar y hasta pensar”, destaca el autor en su artículo científico publicado en la Revista Cubana de Ortopedia y Traumatología.

En la misma investigación, Ricardo Monreal González suscribe que desde la Paleontología han encontrado que el cerebro de los antecesores del ser humano incrementó progresivamente su volumen y peso en parte gracias a que tuvo manos para el desarrollo de las áreas motoras y sensoriales, lo que a su vez permitió el crecimiento de la corteza cerebral.

Otra investigación titulada Aprendiendo a pensar con las manos. Estrategias creativas de aprendizaje en Arquitectura, de María Isabel Alba-Dorado, la mano “hace visible lo invisible” gracias a que puede formar aquellos conceptos abstractos (por ejemplo, una letra o el nombre de alguna fruta) permitiéndo que conozcamos más información del objeto en cuestión. Pero también permite que el proceso sea a la inversa, ya que a través de las manos es que podemos plasmar de forma física nuestras ideas y pensamientos.

Las sensaciones a través de las manos también permiten un mayor reconocimiento de las cosas con las que nos relacionamos. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Las sensaciones a través de las manos también permiten un mayor reconocimiento de las cosas con las que nos relacionamos. (Imagen Ilustrativa Infobae)

“Asimismo, las manos actúan como herramientas del intelecto, como instrumentos de conocimiento que se mueven entre el mundo de la materia y del pensamiento. Un conocimiento que se produce a la par que se representa, se escribe, dibuja o pinta”, destaca el documento publicado por la Universidad de Málaga.

El doctor Ricardo Caraza Camacho, especialista en Psiquiatría y Neurociencias Cognitivas del Tecnológico de Monterrey, dijo en entrevista con Infobae que es a través del tacto que podemos decodificar y reinterpretar el mundo.

“Cuando un bebé empieza a comer tienes que dejar que agarre los alimentos, por ejemplo un plátano y que lo aplaste, que identifique la textura. Todo esta parte sensorial a través del uso de las manos, también es información que llega al cerebro y que se empieza a integrar. Las manos permiten desarrollar lateralidad, permiten escribir, conocer formas, desarrollar nuestra espacialidad”, comentó.

Beneficios de escribir a mano en el proceso de aprendizaje

Escribir a mano permite aprender mejor la alfabetización básica de escritura y lectura.
Escribir a mano permite aprender mejor la alfabetización básica de escritura y lectura.

Caraza Camacho también explicó a Infobae que la parte motriz del cuerpo es de suma importancia para el desarrollo del sistema nervioso, por lo que permitir desde la primera infancia el desarrollo sensorio-motor o motricidad gruesa -es decir, el movimiento de nuestras articulaciones, caminar, desplazarnos-, permite que se active el sistema nervioso y se fortalezcan las vías neuronales que dan paso a la motricidad fina.

“En el desarrollo de la motricidad fina tenemos tanto la escritura, o sea el uso de la pinza con la mano, lo que da paso al aprendizaje de la escritura y un mayor progreso en el lenguaje, que de hecho es otra parte de esta motricidad fina debido a la articulación de las palabras y la expresión”, dijo el especialista del Tec de Monterrey, quien agregó que es vital continuar con la alfabetización básica desde la motricidad que conlleva el uso del lápiz y el descubrimiento sensorial por medio de las manos.

En esa misma línea, la doctora Jessica González de la Universidad La Salle, recalcó en charla con Infobae la importancia de las manos y su conexión profunda con el cerebro, pues ofrecen “una ventana hacia las emociones, pensamientos y la salud de una persona”. González recupera que es por medio de las manos que se reciben un sinfín de estímulos que permiten al cerebro hacer conexiones especiales y así desarrollar capacidades y habilidades útiles en la vida diaria.

“Esta conexión o esta alta percepción que tienen las manos se deben a la increíble densidad de receptores sensoriales que se ubican en las en las yemas de los dedos. Los múltiples receptores que se localizan en las manos nos pueden ayudar a percibir desde presión, textura, calor, frío e incluso dolor, lo cual funciona como un mecanismo de defensa y hace que la percepción táctil sea tan detallada que se vuelve fundamental para las tareas que requieren precisión. ¿Como cuáles? Como coser, cómo tocar un instrumento o incluso escribir. Además esto también conlleva a una conexión especial entre la alta coordinación mano-visión”, sostuvo la especialista de La Salle.

Asimismo, una investigación reciente hecha por la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología demnostró que la escritura manual tiene ventajas significativas en los procesos cognitivos relacionados con el aprendizaje. Los investigadores, que publicaron sus hallazgos en la revista científica Frontiers in Psychology, examinaron cómo los estudiantes retienen y procesan la información al escribir a mano. El estudio demostró que la escritura manual aumentó la conectividad entre diferentes regiones del cerebro que promueven el aprendizaje. Los hallazgos también indican que los estudiantes pueden aprender y recordar mejor cuando toman notas a mano, mientras que el uso de la computadora, puede ser mejor si se escriben textos o ensayos largos.

Ante estos estudios de la neurociencia y la alfabetización, Ticmas demuestra que la mezcla de técnicas sensoriales para la alfabetización básica, así como la adaptación de la enseñanza a la cotidianidad tecnológica, permite un crecimiento óptimo de los estudiantes a lo largo de la vida. Silvana Cataldo, especialista en innovación educativa y lider de proyectos en Ticmas, consideró que es imprescindible la relación sensorial y neurológica de las manos para aprender, y así fomentar las bases para continuar educando en la digitalidad.

“En la etapa inicial, es clave que los chicos puedan incorporar los movimientos adecuados para poder expresar las letras y escribir las palabras al mismo tiempo que se van apropiando del alfabeto y empiezan a incorporar todo el sistema de de lectura y la asociación con los sonidos. La alfabetización digital viene de la mano con la profundización de la lectura. Por eso Ticmas ofrece en este segundo momento, la posibilidad de que los chicos puedan transitar por una aplicación que es una invitación a fortalecer la fluidez y la comprensión lectora a partir de un juego que los invita a hacer un entrenamiento como streamers y que al mismo tiempo les va a permitir entender cómo es la comunicación en estos entornos digitales e interactuar con otros”, recalcó la especialista.

Guardar

Nuevo