Punto por punto, las diez claves de las gestiones de Martín Guzmán y Sergio Massa al frente de Economía

Los exministros de Alberto Fernández ejecutaron políticas disímiles, con resultados que no se correspondieron con sus expectativas y presupuestos. Cuáles fueron y qué efectos dejaron

Compartir
Compartir articulo
Sergio Massa y Martín Guzmán coincidieron en varias medidas centrales, como los controles de precios y las negociaciones con el FMI (Maximiliano Luna)
Sergio Massa y Martín Guzmán coincidieron en varias medidas centrales, como los controles de precios y las negociaciones con el FMI (Maximiliano Luna)

Termina la presidencia de Alberto Fernández y con ello se pone fin al camino recorrido por sus dos principales ministros de Economía: Martín Guzmán y Sergio Massa. Los funcionarios participaron activamente de las decisiones de gobierno e intervinieron en momentos trascendentales, como la pandemia y los encuentros con el Fondo Monetario Internacional (FMI), principalmente.

A continuación, un repaso de los puntos claves de la gestión:

1 - Negociaciones internacionales

A meses de haber asumido como ministro, Martín Guzmán decidió encarar nuevas negociaciones con acreedores privados para reestructurar la deuda externa heredada de la presidencia de Mauricio Macri. El Gobierno ya había adelantado que los pasivos del sector público eran “impagables” y, tras una serie de prórrogas y períodos de espera, entró formalmente y transitoriamente en default el 22 de mayo de 2020, luego de haber desperdiciado los primeros cinco meses de gestión.

Desde entonces el ministro se dedicó a negociar con privados la reestructuración de vencimientos, un proceso que finalizó a fin de agosto de 2020, cuando logra un acuerdo con un respaldo significativo del 93,5%, que gracias a la activación de las “Cláusulas de Acción Colectiva” se elevó al 99% de los acreedores.

En paralelo, inició las negociaciones con el FMI, donde intentó, sin éxito, la reducción de los sobrecargos de interés asociados al acuerdo firmado durante la gestión de Mauricio Macri, por exceso de montos y de plazos.

Las negociaciones siguieron y tras un año y medio de reuniones con los directivos del organismo, Guzmán oficializó un principio de entendimiento con el FMI, que incluyó metas exigibles por parte del organismo para reducir el déficit fiscal, la emisión monetaria y la acumulación de reservas. Las conversaciones técnicas continuaron durante algunas semanas más antes de tener la versión final de ese programa.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía de Argentina, Martin Guzmán (Reuters)
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía de Argentina, Martin Guzmán (Reuters)

La historia no terminó ahí. Tras la salida de Guzmán y el paso fugaz de Silvina Batakis por el Ministerio de Economía, Sergio Massa “tomó la posta” desd el 1 de agosto de 2022 y continuó con las negociaciones, casi siempre intentando flexibilizar las metas impuestas por el FMI para los progresivos desembolsos vinculados con los vencimientos trimestrales.

A fines de agosto, el ministro logró un acuerdo con el Fondo para el giro de USD 7.500 millones, aunque con diversas condicionalizades monetarias y fiscales.

2 - La asistencia social en plena pandemia

La irrupción de la crisis sanitaria del Covid-19 frenó casi por completo a la economía durante algunos meses de 2020 y dejó a miles de empresas en situación crítica. En ese contexto, Martín Guzmán implementó el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), a través del cual se prestaron diferentes beneficios a las firmas privadas, como la postergación del pago contribuciones patronales, se pagaron salarios y se ofrecieron créditos a tasa de interés cero para monotributistas, entre otras medidas.

Al mismo tiempo, se implementó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para trabajadores informales, monotributistas, personal de casas particulares y beneficiarios de AUH-AUE y Progresar.

3 - Cepo cambiario y tipos de cambio múltiples

El cepo cambiario fue una constante desde el principio de la gestión de Guzmán hasta los últimos días en funciones de Sergio Massa. Lo que fue cambiando fue el endurecimiento de las restricciones y las medidas de desincentivo para la adquisición de ciertos dólares, ante la constante pérdida de reservas internacionales en el Banco Central.

Las restricciones cambiarias llevaron a la aparición de múltiples tipos de cambio. Reuters
Las restricciones cambiarias llevaron a la aparición de múltiples tipos de cambio. Reuters

Cuando comenzó el gobierno de Alberto Fernández, existía un cupo de compra de USD 200 por mes de particulares, y rápidamente, el Congreso aprobó por ley la creación del Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS), que aplicó una alícuota del 30% para la compra de divisas o los pagos con tarjetas en moneda extranjera. Así nació el “dólar ahorro”.

En septiembre de 2020, con Guzmán al frente de Economía, el Banco Central agregó al dólar ahorro una carga adicional del 35% como anticipo del Impuesto a Bienes Personales o Ganancias.

Ya con Massa a cargo de Economía, se endurecieron las medidas de acceso al dólar importador y se establecieron nuevas condiciones para acceder al cupo mensual de USD 200 para la población en general. Luego, con la aplicación progresiva de nuevas tasas, fueron apareciendo otras versiones del dólar, como el Turista, Qatar, Cripto y Coldplay, entre muchos otros, que coexisten con el dólar libre, el Contado con Liquidación (CCL), el MEP y el mayorista que regulaba el Banco Central.

4 - Descongelamiento de tarifas y segmentación

Una de las primeras medidas de trascendencia implementadas por el Ministerio de Economía desde la asunción de Sergio Massa (agosto de 2022), fue el inicio de la eliminación de subsidios a la energía y la segmentación tarifaria, que había sido oficializada previamente.

La quita de subsidios de luz y gas se hizo en etapas (aún quedan miles de usuarios con asistencia del Estado) según la calificación en tres niveles, establecidos de acuerdo al nivel de ingresos y la situación socioeconómica general. Formaba parte de las pautas del acuerdo de préstamo del FMI.

5 - Controles de precios

Una de las herramientas centrales de ambos ministros para el manejo de la inflación fueron los controles de precios. Tanto Guzmán como Massa firmaron múltiples convenios con empresas de diferentes rubros para mantener cierta estabilidad en las góndolas, con un amplio conjunto de precios regulados de bienes y servicios.

Los controles de precios fueron una constante durante todo el gobierno de Alberto Fernández (Lihueel Althabe)
Los controles de precios fueron una constante durante todo el gobierno de Alberto Fernández (Lihueel Althabe)

Aunque el programa era inicialmente gestionado por el Ministerio de Desarrollo Productivo, luego pasó a manos del Ministerio de Economía, en mayo de 2022 (con la mudanza de la Secretaría de Comercio Interior de una cartera a otra). Así, Martín Guzmán tomó el control del programa y negoció directamente con los empresarios las listas y el abastecimiento, como puntos centrales del debate.

Ya con Sergio Massa como ministro, fueron apareciendo otros programas, pero con similar metodología de fondo. Se hicieron convenios con los sectores de medicamentos, combustibles, alimentos y bebidas en supermercados, entre otros rubros.

Además, durante algunos períodos ambos ministros aplicaron medidas de congelamiento. Guzmán fijó el valor de los combustibles durante la pandemia y Massa lo hizo post elecciones (luego de autorizar una suba de 12,5%). También se frenaron las subas de las cuotos de los planes de medicina prepaga para un sector de la población, con vigencia hasta el 31 de diciembre próximo.

6 - Dólar soja

Una de las medidas distintivas de la gestión de Sergio Massa fue incentivar el anticipo de liquidación de exportaciones de soja para fortalecer las reservas del Banco Central. El Gobierno anunció en septiembre de 2022 la primera edición, con una cotización de $200 para los exportadores de la oleaginosa durante un mes frente a la cotización oficial que rondaba que $140 por dólar.

La medida fue repetida en diciembre de 2022 (PIE II), pero con una cotización preferencial de $230 por cada dólar liquidado (el oficial cotizaba en $162). Luego, en abril, Massa aplicó la tercera edición (PIE III). Fue en esa oportunidad cuando se incluyó por primera vez a otras actividades y se sumó a los productos de algunas economías regionales.

Los sojeros fueron los primeros en tener un dólar diferencial para la liquidación de exportaciones. Reuters
Los sojeros fueron los primeros en tener un dólar diferencial para la liquidación de exportaciones. Reuters

El vencimiento de la tercera edición se había extendido hasta el 31 de agosto, pero la medida perdió sentido luego de la devaluación post PASO, debido a que la cotización especial para exportadores ya no significaba un diferencial en relación a la cotización oficial.

En última instancia, Sergio Massa lanzó la cuarta edición del programa, con algunas características particulares. Los exportadores pudieron liquidar el 75% de sus dólares generados al valor del dólar mayorista, mientras que el 25% restante quedó a libre disponibilidad de las empresas. Además, se sumaron muchos más sectores al beneficio.

7 - Modificación de Ganancias e IVA

En septiembre de 2023, en la etapa previa a las elecciones presidenciales, el ministro Massa introdujo dos cambios por decreto en el sistema impositivo. Por un lado, dispuso la devolución del 21% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre las compras realizadas con tarjeta de débito en supermercados, mayoristas y comercios formales en general, para cerca de 18 millones de personas. En paralelo, el ex ministro de Economía aumentó (a partir de octubre) el mínimo no imponible de Ganancias al equivalente de 15 salarios mínimos vitales y móviles.

Las dos medidas salieron por decreto, con vencimiento al 31 de diciembre, pero el Ejecutivo las llevó a proyectos de ley para hacerlas definitivas a partir de 2024. El Congreso ya convirtió en ley la modificación de Ganancias, pero el reintegro del IVA por el momento tiene sólo media sanción.

8 - Eliminación a las retenciones y SIRA

En octubre de 2022, con Massa en el Ministerio de Economía, el Gobierno publicó la Resolución General Conjunta 5271/2022, a través de la cual creó el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), De esa manera, Nación tuvo un control mucho más exhaustivo sobre las importaciones y limitó la compra de dólares para traer insumos desde el exterior.

Un año más tarde, ante las quejas de los empresarios, el minstro anunció que descomprimirá parte de las urgencias de pago de importaciones que tienen las pyme industriales.

La industria reclamó por la falta de insumos para importar (Reuters)
La industria reclamó por la falta de insumos para importar (Reuters)

Otro punto clave en la gestión de Massa fue la eliminación de retenciones para productos con valor agregado de una serie de complejos de economías regionales, entre los que se destacan el de arroz, el forestal, el del maní, vino, tabaco y de subproductos de cítricos. De esta manera, se llevó en septiembre a cero los derechos de exportación de aproximadamente unas 360 posiciones arancelarias.

9 - Swap con China

Una medida que atraviesa a los dos ministros (Guzmán y Massa) es el swap de monedas con China, para fortalecer la posición de reservas internacionales del BCRA. En agosto de 2020 se renovó el acuerdo que había sido originalmente firmado en 2009 por un total de 70.000 millones de yuanes. Hasta ese punto, el Banco Central había acordado la disponibilidad de 130.000 millones de yuanes (el equivalente a USD 20.600 millones) en sus activos externos.

En enero 2023 se activó un primer tramo del acuerdo por un monto de 35.000 millones de yuanes. Luego, en octubre, se activó un segundo tramo por 47.000 millones de RMB (equivalentes a USD 6.500 millones), para aplicarlos tanto a objetivos de desarrollo del comercio bilateral como a la estabilidad de los mercados financieros en la Argentina.

10 - Bonos y créditos a jubilados

Con el fin de corregir la fórmula de movilidad trimestral, afectada por la aceleración de la inflación e incentivar el consumo, Sergio Massa otorgó múltiples bonos complementarios a los jubilados, pensionados y titulares de asignaciones familiares que percibían hasta dos haberes mínimos. Los últimos se pagarán este mes.

Asimismo, Massa lanzó créditos por hasta $600 mil para jubilados con tasas subsidiadas del 37,55% anual (CFT) y en hasta 36 meses.

El común denominador de ambas gestiones fue la aceleración de la inflación, caída de la actividad y distorsión de los precios relativos de la economía provocados por los desajustes en los frentes fiscal, monetario y cambiario.