Martín Guzmán explicó que el acuerdo implica un nuevo programa con el FMI por dos años y medio

Durante ese lapso habrá revisiones trimestrales y desembolsos que el país utilizará para pagar el crédito tomado por el gobierno de Mauricio Macri y fortalecer las reservas. Habrá diez años para cancelarlo. Los detalles del acuerdo: metas fiscales, inflación, emisión monetaria y dólar, entre otros temas

Martín Guzmán sobre aumento de tarifas y esquema de pago de la deuda con el FMI

El Gobierno anunció sobre el filo del vencimiento de deuda un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar los USD 44.000 millones del programa firmado en 2018. En una conferencia de prensa, el ministro de Economía Martín Guzmán y el jefe de Gabinete Juan Manzur explicaron las claves del nuevo programa.

El entendimiento implica un nuevo programa de dos años y medio durante el cual el FMI hará revisiones trimestrales de las metas acordadas y desembolsos de dinero que la Argentina utilizará para cancelar el stand by contraído por el gobierno de Mauricio Macri y fortalecer las reservas. Luego habrá un período de 10 años para cancelar la refinanciación, que comenzaría en 2026.

El entendimiento implica un nuevo programa de dos años y medio durante el cual el FMI hará revisiones trimestrales de las metas acordadas y desembolsos de dinero que la Argentina utilizará para cancelar el stand by contraído por el gobierno de Mauricio Macri

La definición de las negociaciones llegaron un año y medio después de que el Gobierno iniciara formalmente las conversaciones con el organismo, y justo antes de que comenzara el calendario más exigente de devolución de deuda hacia el organismo. El diálogo se había intensificado en las últimas semanas y se tornó sin interrupciones desde esta semana, con la presión del pago de casi USD 720 millones pisándole los talones al Poder Ejecutivo.

Martín Guzmán (REUTERS/Agustin Marcarian)
Martín Guzmán (REUTERS/Agustin Marcarian)

El acuerdo alcanzado es el primer paso en la resolución “completa” de la reestructuración de la deuda. Este primer entendimiento alcanza las políticas que deberá llevar adelante el Gobierno en los próximos dos años y medio y que incluirán diez evaluaciones por parte del Fondo. La segunda parte es la que aún está en negociación y que, adelantó Guzmán, tomará unas semanas más: qué plazo habrá luego de esos dos años y medio para que la Argentina repague los desembolsos.

Los principales puntos del nuevo esquema con el que el Estado buscará pagar la deuda con el organismo internacional de crédito:

- Duración del programa: Guzmán aclaró que el programa será un Extended Fund Facility (EFF) que tiene una duración de dos años y medio. Durante ese primer período el FMI “cubrirá” los vencimientos establecidos en el stand by firmado en 2018 por el Gobierno de Mauricio Macri. En 2026 comenzaría a correr ese plazo de 10 años para que el país devuelva el monto. El formato definitivo de esa segunda etapa del programa se negociará en las próximas semanas, adelantó Guzmán, en lo que se conoce como los memorandos con el FMI.

- Metas fiscales: incluirá un sendero de reducción del déficit fiscal. Para el año 2022 prevé un déficit de 2,5% (desde el 3% con el que arrancó el año); en 2023 del 1,9% del y 2024 del 0,9% para llegar al déficit cero en 2025. El Fondo Monetario aseguró que “el sendero fiscal acordado mejoraría de manera gradual y sostenible las finanzas públicas y reduciría el financiamiento monetario”. No hubo detalles sobre cómo debería estar compuesto el gasto público o qué magnitud tendrá la inversión pública, por ejemplo, en obras públicas.

Mensaje del presidente Alberto Fernández sobre la negociación de deuda con el FMI

“Es importante destacar que también permitiría aumentar el gasto en infraestructura y ciencia y tecnología y protegería programas sociales focalizados. Acordamos que una estrategia para reducir los subsidios a la energía de manera progresiva será fundamental para mejorar la composición del gasto público”, mencionó el organismo en su comunicado.

Otro aspecto que tocó Guzmán al hablar de las metas fiscales fue que el Gobierno buscará mejorar la administración tributaria, aunque no dio detalles de qué tipo de iniciativas podría incluir, entre ellas aumentos de impuestos. Sí dijo que buscará reducir la evasión “especialmente en el segmento de mayor contribución y disponer medidas para atacar el lavado de dinero”, comentó.

En 2026 comenzaría a correr ese plazo de 10 años para que el país devuelva el monto. El formato definitivo de esa segunda etapa del programa se negociará en las próximas semanas, adelantó Guzmán, en lo que se conoce como los memorandos con el FMI

- Emisión monetaria: Habrá una reducción gradual de la asistencia del Banco Central al Tesoro. Mientras en 2021 fue del 3,7% del PBI; en 2022 se apunta a que sea del 1%, en 2023 0,6% y en 2024 que se aproxime a cero, indicó Guzmán. No hubo detalles sobre si esa reducción incluirá adelantos transitorios y giros de utilidades en conjunto o solo uno de ellos. Esto no implicará que deje de haber asistencia del BCRA a Economía, sino que dejará de ser “sistemática”, indicó Guzmán.

- Política cambiaria: El Gobierno negó que el programa acordado con el FMI incluya algún tipo de salto devaluatorio. El ministro no explicó si el set de políticas económicas acordado con el Fondo Monetario incluye algún plan para reducir la brecha cambiaria.

- Inflación: según el ministro de Economía, el FMI concedió que la inflación es un fenómeno “multicausal”, y que se deberá combatir con un esquema fiscal-monetario y “fortalecer las finanzas públicas con una reducción gradual del déficit fiscal”. En ese sentido, prevé que “el Estado cumplirá un rol de anclar expectativas, para eso el rol de los acuerdos de precios e ingresos en el esquema antinflacionario”.

Guzmán presentó el entendimiento técnico con el FMI este viernes (Franco Fafasuli)
Guzmán presentó el entendimiento técnico con el FMI este viernes (Franco Fafasuli)

- Acumulación de reservas: El 2022 tendrá un objetivo de sumar de reservas internacionales por unos USD 5.000 millones. Parte de eso se lograría con propios desembolsos desde el FMI a lo largo del año. “En 2021 tuvimos un superávit comercial de 14.000 millones de dólares. Lo que ocurrió es que hubo facgores financieros que explicaron la diferencia entre superávit y acumulación de reservas. Se pagó más de 5.000 millones entre capital e intereses. Ahora tenemos un conjunto de condiciones que nos hacen ver que esto es factible”, dijo el funcionario.

- Reformas estructurales: El programa no incluirá ese tipo de políticas, aseguró Guzmán. “Apunta a resolver los problemas que nuestra estructura productiva vino padeciendo. Apunta a medidas que favorezcan a los sectores que puedan generar divisas y a fortalecer la administración tributaria”, dijo.

El acuerdo incluirá un sendero de reducción del déficit fiscal. Para el año 2022 prevé un déficit de 2,5% (desde el 3% con el que arrancó el año); en 2023 del 1,9% del y 2024 del 0,9% para llegar al déficit cero en 2025

- Próximos pasos: El directorio del Fondo Monetario trató esta mañana el acuerdo técnico y deberá aprobarlo. Por su parte, el Gobierno enviará el entendimiento al Congreso para su debate. Habrá, de todas formas, más negociaciones entre las dos partes: todavía falta cerrar la letra chica de los memorandos con el FMI, lo que terminará de configurar cómo serán los plazos para devolver los desembolsos al organismo, algo que tomará algunas semanas más, estimó el ministro de Economía.

- Apoyo político: Guzmán aseguró que el apoyo político quedará de manifiesto durante el tratamiento parlamentario. Consultado directamente si el entendimiento cuenta con el apoyo de Cristina Kirchner, el jefe del Palacio de Hacienda se limitó a decir que el acuerdo será enviado al Congreso y que “tanto Diputados como en el Senado definirán su apoyo o sus decisiones”.

- Reacción del mercado: bonos y acciones subían más de 11 por ciento en la apertura del mercado. En Wall Street, los títulos públicos argentinos registraban subas de hasta 9,7%, como en el caso del Global 2041 (GD41), un 11,4% en el GD46, un 10,6% para el GD30, y un 10,9% en el GD35, todos emitidos en el último canje de bonos de 2020. Mientras que los bonos en dólares recuperan un 0,5% en promedio para las emisiones Globales con ley extranjera, el riesgo país de JP Morgan recorta importantes 70 unidades (-3,7%) para Argentina, a 1.834 puntos básicos.

SEGUIR LEYENDO: