Las reservas del BCRA son el respaldo de los pesos en circulación y también de las LELIQ
Las reservas del BCRA son el respaldo de los pesos en circulación y también de las LELIQ

Las altas tasas de interés que paga el Banco Central por sus Letras de Liquidez (LELIQ) quedaron en el centro de la discusión política, después de que el candidato a presidente por el Frente por Todos, Alberto Fernández, señalara que estaba dispuesto a reducir el pago de intereses de estos títulos, que devengan cerca del 60% anual, para financiar la gratuidad de los medicamentos para jubilados e, incluso, una mejora en los haberes.

Fausto Spotorno, economista jefe de Orlando Ferreres & Asociados, advirtió que "es bastante confuso y no se entiende cómo puede llevarse a la práctica. Eliminar las LELIQ es pagarlas o 'defaultear'. Entiendo que Fernández se refiere a bajar las tasas y pagar una parte de esas Letras, porque el mercado no te va a renovar todos los vencimientos. Al no renovarlas, el BCRA tiene que emitir dinero. El monto de los plazos fijos va a bajar y en estas condiciones es muy probable que esa plata de plazo fijo se vaya a comprar dólares. Además se le quita plata a la inversión también con salida de los depósitos. Y en ese caso, rezá que la demanda de dinero se recomponga".

"La realidad es más compleja. Si el mercado recupera la confianza, la tasa baja sola. Pero forzar la baja de tasas va a repercutir en más inflación y devaluación, y ahí no vas a reactivar la economía con ese contexto, por más que se les pague más a los jubilados", continuó.

"Es cierto que la economía puede recuperarse si se le 'tira plata' al mercado –consideró Spotorno-, pero dura un rato, se recupera un poquito y la economía vuelve a caer a un nivel más bajo que antes. Fue lo que pasó en julio de 2015, la economía empezó a caer por sí sola inclusive con el 'cepo' vigente. El problema de una economía argentina con poca inversión y poca productividad no se resuelve con reactivar la demanda si no se recompone la oferta".

Las pymes pagan tasas de 90% por un crédito y eso es parte de una economía que está muy enferma y destruye la actividad (Arnaldo Bocco)

"Un punto en el que tiene razón Fernández es que el tema de las LELIQ es un problema, con un stock muy grande. Pero para resolverlo, se tiene que recuperar la demanda de dinero, con una baja fuerte de la inflación que contribuya a reducir la tasa y así se van a poder pagar LELIQ con menor costo inflacionario por la emisión monetaria, debido a esa demanda genuina de pesos", opinó el economista de Ferreres & Asociados.

"La tasa alta, que cambia pesos por un pasivo remunerado, se fundamenta en que la gente no quiere los pesos. Si te ponés ultra pesimista, si se 'muere' el peso, hay que cambiarlo por otra moneda y lo que la gente quiere es el dólar. Ahí sería una hipótesis de otro tipo", añadió Spotorno.

Para Rodrigo Álvarez, CEO de Analytica, "parece que lo que plantea Alberto Fernández es más conceptual que real, con un esquema donde se baje la carga de LELIQ y una serie de ajustes significativos en la economía, con una devaluación importante para licuar el peso de la deuda de LELIQ en el balance del Central y bajar la tasa de interés del sistema financiero. No veo una voluntad de entrar en default pues además qué hacer con las LELIQ es una decisión del BCRA y no del Tesoro".

Álvarez analizó que "desarmar las LELIQ o bajar las tasas de interés que devengan implicaría un control al ingreso y salida de capitales, que entra en la lógica de contención y de aplicar mayores controles sobre la economía, que genera inquietud desde la mirada de los inversores".

Sin el incentivo que para los ahorristas implica una tasa real positiva, el proceso de dolarización va a aumentar (Nery Persichini)

Por lo tanto limitó los dichos de Fernández a "una frase en el contexto de campaña, con el objetivo mayor de generar ruido más que discutir un plan integral. Otros referentes económicos del Frente para Todos señalan propuestas también radicales, como crear un fideicomiso off shore para mantener a resguardo los fondos de las petroleras de Vaca Muerta, por ejemplo, más consistente dentro de un plan. Se trata de visiones muy contrapuestas dentro del mismo espacio político".

"Es una frase de campaña que no busca consistencia sino impacto. Dice que la plata vaya a los jubilados en lugar de ir a los que especulan en la Bolsa, pero es solo un eslogan sin referencias técnicas que se puedan inferir", completó el CEO de Analytica.

El economista Arnaldo Bocco, ex director del BCRA durante la presidencia de Martín Redrado, precisó que en la visión del candidato de Frente por Todos la renta de "LELIQ se continuará pagando", pero dentro de un plan más amplio que incluirá una reducción de las tasas. Por lo tanto, "se pagan, pero por un monto menor".

"Lo que señaló Alberto Fernández es básicamente un cambio de política monetaria y financiera. Entre las medidas que se mencionaron se incluye el bajar drásticamente las tasas de LELIQ, que es referente de todo el sistema financiero. Las tasas tan altas llevan a una preferencia por las inversiones financieras en lugar de la inversión en proyectos productivos, y esas tasas se terminan trasladando a los precios del resto de la economía".

No hay una solución agradable para las LELIQ, a menos que se ingresen dólares para cancelarlas por completo (Miguel Boggiano)

"Por ejemplo hoy las pymes pagan tasas de 90% por tomar un crédito y eso es parte de una economía que está muy enferma, que destruye la actividad y destruye los costos. Si se reduce el costo de esas colocaciones, la tasa va a dejar de ser un atractivo y se libera la oferta de crédito, con más demanda", consideró Bocco, quien recordó que hoy "la inversión en relación al Producto Bruto Interno es la más baja de la historia. En este caso, bajar la tasa es necesario para desincentivar la especulación y reincentivar la economía".

"Además, una mejora en el nivel de actividad va a mejorar la recaudación, pues elaboré un estudio al respecto, que concluye que cuando cae la economía, la recaudación lo hace en una proporción mayor y cuando la economía se reactiva, la recaudación progresa aún más".

Miguel Boggiano, director de Carta Financiera, advirtió que "parece un anuncio bastante vacío de contenido. Es fácil decirlo pero muy difícil de implementar. Suena muy lindo en términos electorales, pero para eso sería necesario ejecutar un Plan Bonex, como el de Erman González, o afrontar una hiperinflación con emisión de pesos".

"Durante todo el kirchnerismo tuviste tasas reales negativas, por debajo de la inflación. Con el nivel de inflación hoy, la tasa que pagan los plazos fijos está unos puntos por encima de la inflación. Fernández dice 'no pago la LELIQ' o 'pago la mitad de tasa' y en un segundo la gente dice 'me pagás menos que la inflación, entonces saco la plaza del plazo y fijo', y el dólar se va a 150 pesos", describió Boggiano.

Para el experto de Carta Financiera, "la tasa alta está asociada con la inflación que tiene la Argentina. Hasta que esto no se arregle vamos a seguir con la tasa alta, pagando una monstruosidad de intereses de LELIQ y con dólar atrasado. Típicamente la Argentina lo resuelve con una fuerte devaluación que licua la deuda contraída por el Central".

Forzar la baja de tasas va a repercutir en más inflación y devaluación, y así no se va a reactivar la economía (Fausto Spotorno)

"Hay un problema muy serio en el BCRA, que viene heredado del gobierno de Cristina Kirchner. Básicamente es que al BCRA le quitaron USD 40.000 millones para financiar el déficit fiscal, los vaciaron, y le dejaron a cambio un papelito que son las Letras Intransferibles. El Central tiene patrimonio neto negativo: más pasivo que activo", advirtió Boggiano.

Por eso, estimó que "no hay una solución agradable a esto, a menos que se ingresen dólares para cancelar por completo las LELIQ. Alguien siempre va a pagar. Si se les pudieran dar los remedios gratis a los jubilados sin que nadie pague por ello, sería genial: hagámoslo ya, pero siempre alguien va a pagar las consecuencias".

En ese sentido, el analista financiero subrayó que "los fondos de inversión vienen mirando de reojo lo que pasa con el dólar. Si baja la tasa se van de cabeza al dólar. El dinero es institucional, de grandes fondos, quizás un ahorrista no lo comprende de inmediato este juego de la tasa de interés. ¿Por qué va a pasar ahora algo distinto de lo que pasó con las LEBAC?".

Boggiano recordó que "hay bonos soberanos con tasas de retorno de 17% en dólares, con eso el mercado le está diciendo al Gobierno: 'no tengo ni idea cómo lo van a pagar o refinanciar la deuda'".

Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital, expresó que "Alberto Fernández parte de un error de concepto y asumir que el Banco Central y el Tesoro son lo mismo. El mercado lo interpreta como que va a volver la dominancia fiscal, lo que significa que retorna la emisión de billetes para financiar gasto público, frente a un aumento del déficit fiscal".

Bajar la carga de LELIQ demandará una devaluación importante para licuar el peso de la deuda en el balance del Central y bajar la tasa (Rodrigo Álvarez)

"Eliminar las LELIQ en definitiva es cambiar la composición de los pasivos del BCRA, unos remunerados (Letras) por otros que no los son", acotó, y describió que "con el sistema de crédito parado y la recesión, las LELIQ son hoy el sostén de la rentabilidad y estabilidad del sistema financiero. Los bancos invierten los pesos colocados en LELIQ y con el producto pagan la rentabilidad de los depósitos a plazo fijo. Sin el incentivo que para los ahorristas implica una tasa real positiva y atractiva, el proceso de dolarización va a aumentar en la Argentina" aseveró el experto de GMA Capital.

En ese contexto, Persichini no descarta que de llegar al Gobierno el candidato del Frente para Todos deberá "apelar a una medida heterodoxa, como fue el 'cepo' cambiario, una vieja receta que incluye aumentar el déficit fiscal con emisión monetaria. Por lo tanto, no deja de ser una afirmación electoralista de Fernández. Hace dos meses la oposición se sentía más ganadora y ahora, que ven encuestas más parejas, generan más nerviosismo para el mercado con estas afirmaciones, un proceso de volatilidad para sacarle votos al macrismo".

SEGUÍ LEYENDO: