Los economistas del FMI Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne.
Los economistas del FMI Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne.

El equipo técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó Argentina entre los días 9 y 16 de noviembre, para trabajar en la revisión del plan a 36 meses para el país, tras la aprobación en octubre del fortalecimiento del programa de ayuda, por parte del directorio del organismo.

A través de un comunicado oficial del organismo, el economista Roberto Cardarelli, que encabezó la delegación, expresó este lunes que "el personal del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo sobre la segunda revisión del programa económico respaldado por el Acuerdo Stand-By".

"La finalización de la revisión está sujeta a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI y pondrá a disposición del país DEG 5.500 millones", que equivalen aproximadamente a unos USD 7.600 millones, que serán desembolsados en el mes de diciembre próximo.

"Elogiamos a las autoridades por sus continuos esfuerzos para avanzar en su programa de reforma económica, incluido el apoyo político para la aprobación del Presupuesto. La implementación sólida del plan del Gobierno es esencial para promover el repunte de la actividad económica en 2019 y para apoyar la creación de empleo, reducir la pobreza y mejorar el nivel de vida de todos los argentinos", añadió el comunicado del FMI.

Elogiamos a las autoridades por sus continuos esfuerzos para avanzar en su programa de reforma económica

"El nuevo marco de política monetaria implementado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en octubre ha sido efectivo para estabilizar a los mercados financieros luego de la extrema volatilidad experimentada en agosto y septiembre. La implementación firme de su marco de política monetaria y una comunicación clara por parte del BCRA seguirán siendo esenciales para guiar las expectativas del mercado", apuntó Roberto Cardarelli.

En octubre pasado el directorio del FMI aprobó el fortalecimiento del programa de ayuda para Argentina acordado en junio y lo amplió a USD 57.100 millones., para estabilizar la economía y el el valor de la moneda.

El equipo del FMI se reunió con funcionarios del Gobierno y el Banco Central, así como con representantes del sector privado, la academia y sociedad civil.

La nota del FMI asegura que "el compromiso de las autoridades con un tipo de cambio determinado por el mercado fortalecerá la credibilidad del marco de política monetaria y aumentará la resistencia a los shocks externos".

La eliminación del déficit fiscal primario es un paso necesario para reducir las necesidades de financiamiento

En el mismo sentido, apuntó que "el marco de política monetaria de las autoridades le da al BCRA la opción de comenzar un proceso gradual de acumulación de reservas en dólares" si la divisa "cayera por debajo de la zona de no intervención anunciada previamente".

"Dada su naturaleza no esterilizada, una calibración adecuada de dichas compras de dólares garantizará que la postura de la política monetaria siga conduciendo a una rápida reducción de la inflación y de las expectativas de inflación", abundó.

SE CUMPLEN LOS OBJETIVOS FISCALES

Un punto aparte del comunicado del Fondo Monetario enfatiza el cumplimiento del objetivo de reducción del déficit primario planteado por el Ministerio de Hacienda argentino, al 2,7% del PBI en 2018, y a "déficit cero" hacia 2019.

"Los datos recientes sugieren que los objetivos fiscales para 2018 serán alcanzados. Esto y la aprobación del Presupuesto para 2019 apuntan al compromiso claro de las autoridades para abordar una vulnerabilidad clave de la economía argentina. La eliminación del déficit fiscal primario es un paso necesario para reducir las necesidades de financiamiento del Gobierno y colocar la relación deuda/PBI en una trayectoria descendente".

Por otra parte, el organismo precisó la necesidad de "mantener el gasto social identificado en el programa y fortalecer la red de seguridad social" como condición "esencial para proteger a los pobres y vulnerables del debilitamiento de la actividad económica en la segunda mitad de 2018, y en medio de una inflación aun elevada. En este contexto, la decisión de salvaguardar los gastos de asistencia social en el presupuesto de 2019 es bienvenida".

La implementación sólida del plan del Gobierno es esencial para promover el repunte de la actividad económica

Luego puntualizó que la misión se reunió con el ministro de Economía, Nicolas Dujovne, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, y con otros funcionarios gubernamentales, miembros del sector privado y la sociedad civil. "El equipo de la misión desea agradecer a las autoridades y a todos los demás interlocutores por su cálida bienvenida, el diálogo constructivo y el espíritu de cooperación durante su última visita a la Argentina", completó.

Argentina atraviesa por una crisis financiera que causó una depreciación de la moneda de alrededor del 50% en lo que va de año, equivalente a un salto del precio del dólar de un 100 por ciento, lo que elevó la proyección de inflación por encima del 40% al cierre de 2018, y ajustó los pronósticos de crecimiento estimados por el Fondo a una contracción del 2,6 por ciento.

Para atenuar los problemas derivados de una estampida cambiaria que afectó a varios mercados emergentes, el gobierno de Mauricio Macri acudió al FMI en junio, organismo con el cual Argentina había prácticamente cesado su relación desde 2006.

Después, ante una nueva corrida cambiaria en agosto, el Gobierno volvió a acudir al fondo para pedir una ampliación del plan de ayuda.

En octubre, el FMI nombró como representante en Argentina al economista jamaiquino Trevor Alleyne, quien reabrió la oficina de la institución en el país, cerrada desde 2012.

Seguí leyendo: