1200 policías y 214 nuevos barras en el derecho de admisión: así será el operativo en el Monumental para el regreso del público en Argentina-Bolivia

El duelo por las Eliminatorias oficia como prueba piloto de cara al regreso de los hinchas al fútbol local, pautado para fin de mes

Imágenes de la última presentación de Argentina en el Monumental (@fotobairesarg)
Imágenes de la última presentación de Argentina en el Monumental (@fotobairesarg)

Un batallón de policías, una dotación de fiscales de la ciudad, dos app con todos los datos cargados y la carta clave de las entradas nominadas: esa es la batería de medidas que tomó el Gobierno argentino para tener un regreso de hinchas al Monumental libre de barrabravas. Y además una advertencia a la AFA sobre los tickets que no salieron a la venta y fueron directamente a manos de sponsors o invitados, ya que en más de una oportunidad bajo esa supuesta condición varios terminaron en la reventa porque siempre fueron genéricos, es decir a nombre de una entidad y no una persona. Esta vez, el Ministerio de Seguridad conminó a cambiar esa modalidad pero Infobae pudo confirmar con la empresa Autoentrada que no se llegó a realizar esa modificación por lo cual hay 4000 tickets que sólo tienen el nombre de la empresa que sponsorea a la AFA, el precio de 0 pesos porque es de invitación y ningún dato de quién los vaya a usar. En el caso de las 17.000 que salieron a la venta, la página de ticketing sí tiene el nombre y documento de cada uno de los adquirientes, pero esa información no está en el ticket físico con el que se ingresa al estadio, por lo que también es pasible de ser revendido sin que pueda constatarse en el ingreso si la persona que muestra la entrada y su DNI es el que realmente la adquirió vía web o lo hizo en reventa. Para eso tendría que estar vinculada la app Cuidar con la información de autoentrada.com y hasta ahora ello no se produjo. De hecho, ya existe una causa sobre averiguación de reventa que ingresó ayer a última hora a la fiscalía de Eventos Masivos que conduce la doctora Celsa Ramírez y este mediodía saldrá un oficio judicial a Autoentrada.com pidiendo toda la información del caso.

“Nosotros hicimos lo que se pudo en el poco tiempo disponible que nos dieron para poner a la venta las entradas”, le asegura Eric López, director de Autoentrada, a Infobae. “Tenemos los datos de todos los que compraron pero en el ticket físico era imposible imprimirlo y ese ticket además no lleva código QR porque no hubo tiempo de armarlo. Ese código sólo está en el pdf que mandamos para retirar la entrada física. En el caso de los sponsors, es imposible saber a quién le regala cada empresa sus entradas de cortesía, por eso no tenemos esa información, deberán proveerla ellos. Nuestro sistema de venta es transparente, eso quedó demostrado en cada evento que hicimos y en todo caso serán otros los que deban responder si hay algún dato que no está en el sistema”.

¿Por qué es tan importante tener la información completa? Porque en la base de datos de Tribuna Segura, la app que se usará para controlar que quienes ingresen no tengan derecho de admisión, hay más de 4000 barras de todo el país (la mitad son de la Provincia de Buenos Aires). Y ese protocolo de actuación fue renovado y perfeccionado el 5 de mayo de este año por decisión administrativa del actual Subsecretario de Seguridad Deportiva de la Nación, Agustín García Puga. Pero además, ayer el Cuerpo de Investigadores Judiciales porteños le envió un oficio a los órganos de Seguridad que trabajarán en el partido, agregando 214 nombres de barras a los que se les aplicará el derecho de admisión por haber tenido causas vinculadas a la violencia en el fútbol en época de pandemia. Aunque parezca increíble y aún cuando no hubo hinchas en los estadios, las internas de las barras siguieron desarrollándose y también se incluyeron a violentos que ingresaron a ver a sus equipos cuando ello estaba prohibido, con anuencia se presume de los dirigentes. En ese listado hay 30 barras de Boca (como siempre aparecen Rafael Di Zeo y Mauro Martín, que sumaron causa nueva en pandemia), 14 de River (toda la primera línea de la facción oficial comandada por Guillermo Caverna Godoy más dos de la disidente, entre ellos el Pato Ariel Calvici), 17 de Vélez (encabezados por el viejo líder, Pedro Paz y su sucesor, Eduardo Raúl Ciminelli), 64 de Chicago (destacan en la lista los capos Alejandro Chana y Ariel Fortuna), 58 de Excursionistas donde están todos los que se estuvieron tiroteando el último año para quedarse con el poder de la tribuna en lo que fue la interna más sangrienta que se vivió en pandemia, cinco de San Lorenzo, cinco de Barracas Central (el club del presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia), seis de Ferro (incluyendo a los dos pares de hermanos que manejan la popular), cuatro de Tigre (en la nómina está el ilustre Hugo Pigu Garay, ex campeón mundial de boxeo), cuatro de Sacachispas, dos de Rosario Central y otros tantos de All Boys, más uno de Arsenal, uno de Atlanta y otro de Comunicaciones. Todos con sentencia, acuerdos judiciales o causas en proceso iniciadas en pandemia.

Las entradas para ver a Argentina ante Bolivia se agotaron rápidamente
Las entradas para ver a Argentina ante Bolivia se agotaron rápidamente

Para que ninguno de ellos intente siquiera acercarse se diagramó un operativo judicial con 1200 policías. De hecho en pandemia, por ejemplo, hubo dos personas prófugas de la Justicia que fueron detenidas cuando intentaron ingresar a la cancha estando en lista oficial de allegados. Uno, un narco atrapado en Central Córdoba de Santiago del Estero frente a Rosario Central y otro en la Primera Nacional, en el partido Mitre frente a Estudiantes de Río Cuarto que tenía captura en una causa por lesiones. También hubo 10 barras con derecho de admisión que fueron detenidos en las puertas de ingreso, los más importantes el jefe de la barra de Unión en el Monumental y el jefe de la de Chacarita, Diego Pulisic, en Córdoba, en ocasión del partido entre el Funebrero y Belgrano.

Los 1200 policías estarán distribuidos en tres anillos de seguridad que abarcarán un radio de 15 cuadras alrededor del estadio y todos tendrán cargados las dos app de control: la de Tribuna Segura para los derechos de admisión y nómina de prófugos judiciales y la App Cuidar donde todo aquel que haya comprado una entrada debía registrarse para seguirle el curso de su vacunación, si tenía ingreso reciente al país desde el exterior, si cursó o cursa covid o es contacto estrecho y si obviamente cuenta con el permiso tramitado para asistir al partido. Además todo será cotejado con el DNI del portador aunque faltará el dato de si esa persona es el mismo que adquirió la entrada. “Será un operativo como el de un superclásico. Sabemos que tendremos que extremar el cuidado del programa Tribuna Segura porque teníamos la promesa de AFA de que todo sería nominado y ahora me entero que no es así. Explican que eso fue por el retraso de la decisión administrativa de Nación de habilitar público, pero son explicaciones que deberán dar post partido porque yo tengo todas las actas que se firmaron y a lo que se comprometió cada parte. Pero confiamos en que todo saldrá perfecto porque diagramamos un operativo muy fuerte”, le dijo Juan Pablo Sassano, subsecretario de Seguridad de la Ciudad, a Infobae.

Las puertas del estadio se abrirán a las 17 horas pero se cerrarán a las 20, media hora antes del comienzo del match, algo inédito en nuestro país, medida que el Gobierno tomó para que supuestamente no se produzcan aglomeraciones de último momento. Y en cada ticket está el horario en que le toca ingresar a cada espectador para que se haga en forma pausada manteniendo en lo posible el distanciamiento. Habrá además control de venta ambulante y de bebidas y comidas, (dentro del estadio sólo se expenderá agua mineral) y de trapitos que el gobierno de la Ciudad asegura que los mantendrán a raya. Así está todo preparado para una jornada clave: no sólo porque será el regreso del público para ver a la Selección sino la prueba piloto para liberar, desde el último fin de semana del mes, el regreso de los hinchas al fútbol argentino.

SEGUIR LEYENDO: