En el umbral del cruce entre Boca y River por la segunda semifinal de la Copa Libertadores, Horacio Pagani comenzó efervescente su participación en el programa Estudio Fútbol, por TyC Sports. El primer tópico que tocó el panel fue la decisión de Marcelo Gallardo de dar a conocer la formación un día antes del encuentro, cuando habitualmente espera hasta último momento para comunicarla. Algunos de los panelistas advirtieron la cuestión como una “sorpresa” o una jugada estratégica del Muñeco. El veterano periodista tuvo allí su primera explosión, pero no la última: “¡No es ninguna novedad! No entiendo por qué elogian algo que es normal”, se enojó.

Pero luego tomó mayor temperatura. El debate giró en torno a un hipotético triunfo de Boca (cayó 2-0 en el Monumental). ¿Sería catalogado como un batacazo? La pregunta la realizó Esteban Edul, su habitual antagonista en el show, y enseguida se encrespó. Pero peor fue cuando le advirtieron que la definición de batacazo reza “fracaso grande e inesperado que se obtiene en un proceso o actividad en la que se habían puesto muchas esperanzas”; es decir que, siguiendo esta línea de pensamiento, un batacazo sería una caída del Millonario.

“¡Mirá lo que dice este! Te cago a trompadas”, dijo, mientras Gastón Recondo, conductor del ciclo, buscaba frenarlo. “Lee al revés. Es extraordinario, es mucho, es mucho, es mucho”, sentenció, mientras comenzó a caminar para abandonar el estudio. “Café, Horacio, cortadito”, lo azuzó Marcelo Palacios. “Según la definición, sería un batacazo si River pierde porque es fracaso”, insistió Edul, y la producción puso el texto en pantalla gigante, enardeciendo aún más al periodista.

“Dijo que si gana Boca sería un batacazo, ¡y ahora lo quiere dar vuelta!”, gritó Pagani, quien se paró adelante de sus compañeros y pidió plena atención. “Queridos televidentes... ¿Cuál es mi cámara, por favor? Cuando se producen las discusiones con este muchacho, queda claro cómo es la cuestión. Él dice blanco, y después dice no, quise decir negro. No tiene concepto y explica todo sin concepto. Terminada la discusión”, concluyó, y volvió a irse del estudio, para ausentarse durante unos momentos. Luego regresó, para continuar con la encendida discusión.

SEGUÍ LEYENDO: