La tensión en Boca se ampara en los reclamos que hizo la dirigencia en el TAS. La insistencia en las oficinas de Madrid no permiten cerrar las heridas que dejó la derrota en la histórica final ante River en la Copa Libertadores disputada en el Santiago Bernabéu.

En ese contexto, Óscar Córdoba, quien se consolidó como uno de los arqueros más ganadores de la historia del Xeneize, se refirió al episodio que protagonizan los directivos en la capital española. "River ganó bien en la cancha. No creo que el hincha de Boca esté de acuerdo con buscar un título en el escritorio", dijo en diálogo con Salimos Jugando, programa que se emite por Radio y Punto.

"Gallardo es el mejor técnico de la Argentina. Es todo lo que busca un equipo de un técnico. Debería ser candidato a dirigir la Selección pero tendrá sus motivos para no serlo", continuó el colombiano en la entrevista telefónica sin reducir sus elogios hacia el Millonario: "Duele perder, pero cuando el fútbol aparece hay que aplaudirlo y eso hizo Juanfer Quintero".

Con relación a la venta de Darío Benedeto al Olympique de Marsella en una cifra cercana a los 18 millones de dólares, Córdoba aclaró: "Yo no me puedo meter en las finanzas de las personas, pero me gustaría que se quede en Boca por el tipo de jugador que es. De todos modos, hoy jugar en Boca es una papa caliente y no todo el mundo se banca la presión. Vi que los jugadores piensan en irse a cualquier otro club para hacer dinero".

Sin embargo, cuando reveló aspectos de su pasado, el ex arquero reconoció que dudó hasta los últimos instantes antes de sumarse al Xeneize. "Voy a ser sincero, yo nunca pensé que iba a llegar a ser el arquero de Boca, pero cuando me llegó la oportunidad quise quedarme el mayor tiempo posible. Por eso, desde las inferiores hay que enseñarles a los chicos lo que es Boca. Para nosotros era un honor llegar al Xeneize y no pensábamos en qué momento nos íbamos a ir, sino cuántos títulos íbamos a ganar", concluyó.

Seguí leyendo