⁠Conductor del Sitp chocó a vehículo particular en represalia porque el conductor le rompió uno de sus vidrios

Se desconoce cómo se inició el enfrentamiento que generó pérdidas para ambos automotores

Compartir
Compartir articulo
Se desconoce bajo qué contexto ocurrió la pelea - crédito Colprensa
Se desconoce bajo qué contexto ocurrió la pelea - crédito Colprensa

En un nuevo caso de intolerancia, un conductor del Sitp y un conductor de vehículo particular protagonizaran un enfrentamiento en el que ambos vehículos sufrieron daños, en el Barrio Villas de Granada de Bogotá.

Las imágenes, que se hicieron virales en las redes sociales, muestra cómo el conductor del vehículo particular se acerca a la ventana del operario y la golpea con una barra de metal hasta romperla en varios pedazos.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

No quedándose atrás, el conductor del bus responde moviendo su vehículo hacia adelante y golpeando al agresor, quien, asustado, toma el volante de su vehículo de placas SIC 985 para evitar que siga avanzando sin control por la calle.

Se desconoce bajo qué contexto se dio el enfrentamiento -crédito @colombiaoscura_ / Instagram

Según parece, al momento de bajarse no colocó el freno y esto fue aprovechado por el operario del Sitp que decidió responder de manera violenta, mientras un peatón los grababa desde la esquina.

Se desconoce bajo qué contexto se dio el ataque y si el Sitp iba en servicio o con pasajeros dentro, pero se cree que el enfrentamiento continuó calle arriba, porque una vez el conductor particular decide avanzar, el operario del sistema público lo persigue de manera imprudente.

“Permiso, tengo que trabajar”, “Le estaba ayudando a encender el carro, dándole un pequeño empujón... malpensados”, “Hay gente a la que solo le hace falta un empujón en su vida”, “La delgada línea entre vivir y morir es en ocasiones imperceptible acá en Bogotá”, “El conductor del particular va estresado y el conductor del Sitp, lógicamente, va más estresado”, “A que el del carro blanco es un Jack Saprrow”, “La ley del ojo por ojo es posible con tanto gallo suelto”, “Esto buses no respetan a otros actores viales, sean carros, motos, bicicletas o peatones”, “Los particulares siempre pierden. Luego tendrá que sacar de su bolsillo para pagar los daños”, “Entre más pequeño el carro, más aletoso y bravo el conductor”, se lee en algunas de las reacciones al video.

Otro conductor del Sitp fue capturado “dándole empujoncitos” a un particular tras discutir

Un incidente protagonizado por un conductor del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (SITP) en medio de un atasco de tráfico ha desatado una oleada de reacciones entre los ciudadanos tras volverse viral en internet.

El hecho, que tuvo lugar el sábado 20 de abril, involucró a un trabajador del sistema de transporte, quien en un estallido de intolerancia vial, arremetió contra un vehículo que le impedía el paso, causando alarma pero no heridas entre los presentes.

El suceso, capturado en video por un testigo desde otro carro, evidencia cómo el impasse vehicular llevó al empleado del SITP a perder la calma y embestir repetidamente el carro frente a él, pese a las súplicas de los pasajeros y otros conductores.

El video fue difundido en redes sociales y causó indignación - crédito redes sociales

La reacción del agresor no se vio mitigada ni por los intentos de calmar la situación ni por la ausencia de provocación del conductor afectado, cuyo comportamiento durante el incidente no escaló la tensión.

El episodio, además de provocar indignación y preocupación en redes sociales, ha suscitado un debate sobre la urgencia de implementar medidas preventivas, como los exámenes psicológicos más rigurosos para los operadores de transporte público, y ha puesto en discusión las responsabilidades legales y administrativas frente a actos de violencia y daño provocados por vehículos de servicio público.

Un video difundido muestra a un empleado del Sistema Integrado de Transporte de Bogotá embistiendo con su autobús una camioneta parada en el tráfico - crédito redes sociales
Un video difundido muestra a un empleado del Sistema Integrado de Transporte de Bogotá embistiendo con su autobús una camioneta parada en el tráfico - crédito redes sociales

“El caos vehicular de Bogotá tiene loco a todos sus conductores”; “En Bogotá viven acelerados”; “Ese salvaje ya tiene que estar despedido”; “Está obstaculizando la vía, no es la forma pero eso es una infracción.”; “Estos conductores tienen claro que son servicio público y que llevan pasajeros? Quien paga los daños generados por estos vehículos? Los paga la ciudad, el concesionario o el ciudadano? Francamente los conductores deberían someterse a un examen psicológico riguroso”, se lee en algunos de los comentarios sobre el video en redes.

Este y otros acontecimientos similares dan cuenta de la necesidad de promover una cultura de la paciencia y tolerancia en las vías, además de la implementación de políticas que garanticen la seguridad y el bienestar tanto de los usuarios del transporte público como de los demás actores viales. La conversación generada en torno a este incidente evidencia la demanda ciudadana por soluciones efectivas ante el caos vehicular característico de Bogotá, aspirando a un cambio significativo en la dinámica urbana de la capital.