Pese a la decisión de cancelarlo, el aeropuerto de Texcoco seguirá en obra hasta el 30 de noviembre, último día del gobierno de Enrique Peña Nieto.
Pese a la decisión de cancelarlo, el aeropuerto de Texcoco seguirá en obra hasta el 30 de noviembre, último día del gobierno de Enrique Peña Nieto.

La cancelación del aeropuerto de Texcoco hizo estallar las redes sociales en México.

La consulta ciudadana que eligió cambiar de manera radical el proyecto de un nuevo aeropuerto para la Ciudad de México despertó la crispación y división de los usuarios mexicanos. Unos en contra de la cancelación del proyecto en Texcoco. Otros a favor de cambiar la ubicación de la obra para mantener el lago y su valor ambiental.

De ambos lados hubo cruce de dardos y una serie de memes que aprovecharon la temática de la próxima celebración del Día de Muertos, entre otros motivos para hacer mofa de una decisión que tiene al país dividido.

Otros retomaron la defensa de López Obrador respecto de valor ambiental del lago de Texcoco y sus patos para ilustrar con la emblemática águila que en la bandera nacional posa en el nopal, cómo las inversiones en México "migrarán" como consecuencia de la cancelación de la obra ya en proceso.

 

O se burlaron de lo que esperan los seguidores de López Obrador del lago de Texcoco, al presentarlo como un paisaje de campiña.

Otros se burlaron también del proyecto de habilitar la terminal aérea militar de Santa Lucía, que resultó ganador en la consulta, para dibujarla como una estación más de autobuses urbanos, con puestos de comercio ambulante, tiendas de conveniencia y hasta baños públicos.

O en medio de un paisaje muy rupestre, pues Santa Lucía está a 33 kilómetros del actual aeropuerto de la Ciudad de México, lo que muchos consideran que resultará inaccesible e inoperante en el futuro.

Y no faltaron los personajes de la serie de "Los Simpson" para ilustrar la preocupación que ronda en el ambiente, por el impacto de una decisión que este lunes tuvo sus primeras consecuencias en los mercados, pues ayer el peso perdió terreno frente al dólar como no se había visto desde 2016, y la Bolsa Mexicana de Valores cayó 4.2%.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: