Las casas subterráneas en Matmata, donde personas han vivido desde hace siglos

Las casas subterráneas en Matmata, donde personas han vivido desde hace siglos

En los áridos valles del sur de Túnez las personas han vivido por siglos en casas subterráneas llamadas trogloditas, que ofrecen una buena protección al calor sofocante del verano y a los fuertes vientos del invierno.

Estas construcciones se convirtieron en una referencia obligada en la región de Djebel Dahar y por un momento también en un atractivo turístico, pero en los últimos tiempos la población que vive bajo tierra se ha reducido a un mínimo por la migración del campo a la ciudad en busca de trabajo.

Una mujer dirige a su burro en dirección a sus casa subterránea

Una mujer dirige a su burro en dirección a sus casa subterránea

Hoy son pocas las familias que aún siguen viviendo de esta manera en casas construidas mediante la excavación de un gran y profundo círculo, con cuevas a lo largo de sus circunferencia que constituyen sus habitaciones.

La mayoría de los hogares de este tipo se encuentran alrededor de la ciudad de Matmata, una región muy árida que cuenta con algunos olivos y palmeras y se encuentra 365 kilómetros de la capital, Túnez.

La cocina subterránea de Mounija, de 60 años

La cocina subterránea de Mounija, de 60 años

El éxodo de los habitantes comenzó en la década de 1960, cuando el Gobierno encaró la construcción de nuevas viviendas sociales, lo que aumentó los incentivos para abandonar las casas trogloditas y su tendencia a derrumbarse en períodos de extrema sequía o lluvia.

Dos décadas después la región vivió un boom turístico luego de que escenas de la película Star Wars (La guerra de las galaxias) se filmarán en uno de estos hogares, que sirvió de set para el árido planeta Tatooine y la casa de los tíos del personaje principal, Luke Skywalker.

Las casas subterráneas ofrecen protección para los fuertes vientos en invierno y el calor sofocante en verano

Las casas subterráneas ofrecen protección para los fuertes vientos en invierno y el calor sofocante en verano

Pero el turismo fue una de las actividades más golpeadas por la inestabilidad que surgió de las masivas protestas enmarcadas en la Primavera Árabe, que no perdonaron a Túnez y parecieron marcar también el comienzo del fin de las casas trogloditas.

Recolectando agua desde un tanque, también enterrado

Recolectando agua desde un tanque, también enterrado

Latifa Ben Yahia, de 38, prepara la cena en su hogar. Sus padres han muerto y sus hijas han migrado a la ciudad, dejándola sola en su casa

Latifa Ben Yahia, de 38, prepara la cena en su hogar. Sus padres han muerto y sus hijas han migrado a la ciudad, dejándola sola en su casa

Un molino de trigo para fabricar harina

Un molino de trigo para fabricar harina

Una imagen a ras del suelo sobre la casa subterránea

Una imagen a ras del suelo sobre la casa subterránea

La recolección de aceitunas. La zona está poblada por olivos

La recolección de aceitunas. La zona está poblada por olivos

Una niña juega en su casa

Una niña juega en su casa

Madre e hija pelan vainas de guisantes mientras el hijo mira televisión

Madre e hija pelan vainas de guisantes mientras el hijo mira televisión

Mustafá, de 54 años, en el patio de su casa bajo tierra

Mustafá, de 54 años, en el patio de su casa bajo tierra

Crédito fotos: Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: