La mujer más pequeña del mundo, la hindú Jyoti Amge, y el hombre más alto del mundo, el turco Sultan Kosen, se vieron las caras frente a la Pirámide de Guiza, en Egipto.  Él alcanza los 2,43 metros y Amge, solo los 62,8 centímetros, y llegaron hasta allí invitados por el gobierno local para promover el turismo en el país.

Jyoti Amge nació en Nagpur en 1993 y mide 62,8 centímetros, y obtuvo el récord en 2011, cuando ya había cumplido los 18 años. Después de participar en varias películas de Bollywood, ha decidido probar suerte en la industria norteamericana. De hecho, el libro Guinness de los Récords la seleccionó para promocionar su próxima publicación.

El turco Kosen alcanzó el récord Guinness en 2010 y desde ese momento logró que lo ayudaran con sus problemas de salud. Lleva 7 años bajo el tratamiento dirigido por la endocrinóloga Mary Lee Vance. Es que el hombre más alto del mundo sufre de acromegalia, un trastorno causado habitualmente por un tumor en la glándula pituitaria que exacerba la producción de la hormona del crecimiento y que puede llevar al gigantismo si el trastorno ocurre antes la pubertad.

(Fotos: EFE)