Antony Blinken suspendió su viaje a China tras la incursión del globo espía en el espacio aéreo estadounidense

El secretario de Estado norteamericano tenía prevista una visita este fin de semana a Beijing. Sin embargo, ha quedado pospuesta luego del incidente

Compartir
Compartir articulo
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, suspendió una visita de fin de semana a Beijing después del descubrimiento de un globo espía chino que sobrevoló de manera ilegal el espacio aéreo estadounidense, dijo el viernes un funcionario estadounidense.

La visita “se ha postergado”, afirmó el funcionario que pidió mantener el anonimato un día después de que el Pentágono anunciara que un globo chino sobrevolaba el territorio estadounidense.

Sin embago, EEUU confía en preservar la comunicación con China a pesar de la cancelación de Blinken.

Funcionarios de alto rango del Departamento de Estado dijeron en una llamada con periodistas que la presencia del globo espía se trata de “una clara violación” de la soberanía y la ley internacional, por lo que es “inaceptable” y han decidido posponer la visita de Blinken.

Este viaje tenía como finalidad aliviar las crecientes tensiones entre las dos superpotencias.

Momentos antes de la decisión, China emitió un comunicado a altas horas de la noche lamentando lo que llamó un accidente con una aeronave civil, pero Estados Unidos no quedó impresionado.

Blinken, quien ha enfrentado una intensa presión por el viaje del Partido Republicano rival, decidió posponer su visita de dos días a partir del domingo, que habría sido la primera de un alto diplomático estadounidense desde octubre de 2018, dijo un funcionario estadounidense.

Un globo vuela en el cielo de Billings, Montana, Estados Unidos
Un globo vuela en el cielo de Billings, Montana, Estados Unidos

El funcionario dijo que Estados Unidos estaba “seguro” de mantener la comunicación con China a pesar de la cancelación de Blinken, y que la visita se reprogramaría una vez que las condiciones sean “adecuadas”.

El Pentágono dijo el jueves que estaba rastreando el globo que volaba muy por encima del estado occidental de Montana y decidió, por razones de seguridad, no derribarlo.

Después de una vacilación inicial, Beijing admitió la propiedad del “dirigible” y dijo que se desvió de su rumbo debido a los vientos.

El dirigible es de China. Es un dirigible civil utilizado con fines de investigación, principalmente meteorológicos”, dijo el comunicado atribuido a un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“La parte china lamenta la entrada involuntaria de la aeronave en el espacio aéreo estadounidense debido a fuerza mayor”, dijo, utilizando el término legal para un acto fuera del control humano.

“La parte china continuará comunicándose con la parte estadounidense y manejará adecuadamente esta situación inesperada”.

Los legisladores republicanos rápidamente se abalanzaron sobre el incidente y calificaron al presidente Joe Biden, quien ha preservado en gran medida y, en ocasiones, expandido las políticas agresivas de su predecesor republicano Donald Trump sobre China, como débil.

El ex presidente de EEUU, Donald Trump, saluda al presidente de China, Xi Jinping
El ex presidente de EEUU, Donald Trump, saluda al presidente de China, Xi Jinping

“El presidente Biden debería dejar de mimar y apaciguar a los comunistas chinos. Baje el globo ahora y explote su paquete tecnológico, lo que podría ser una bonanza de inteligencia”, tuiteó el senador Tom Cotton, un prominente partidario de la línea dura que había instado a Blinken a cancelar su viaje.

Valor ‘Limitado’

Un alto funcionario de defensa dijo que Biden había pedido opciones militares, pero que el Pentágono creía que derribar el objeto pondría a las personas en riesgo por los escombros.

El globo tiene “valor aditivo limitado desde la perspectiva de la recopilación de inteligencia”, dijo el funcionario a los periodistas bajo condición de anonimato.

Pero el funcionario dijo que claramente era un globo destinado a la vigilancia.

El noroeste de los Estados Unidos alberga bases aéreas delicadas y armas nucleares en silos subterráneos.

El Pentágono dijo que volaron aviones de combate para examinar el globo. Canadá también dijo que había rastreado el globo.

El portavoz del Pentágono, Pat Ryder, dijo que, a partir del jueves, el globo “viajaba a una altitud muy por encima del tráfico aéreo comercial”.

“No presenta una amenaza militar o física para las personas en el terreno”, dijo Ryder en un comunicado.

Preparándose para lo peor

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, quien estaba de visita en Filipinas, sostuvo conversaciones el miércoles con altos funcionarios del Pentágono después de que Biden pidiera opciones, dijo el funcionario de defensa.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin
El secretario de Defensa, Lloyd Austin

En Filipinas, Austin acordó expandir la presencia militar estadounidense, semanas después de un acuerdo de tropas por separado con otro aliado regional, Japón.

Los movimientos militares estadounidenses muestran que Estados Unidos se está preparando para un posible conflicto sobre Taiwán, la democracia autónoma que China reclama como propia, a pesar de los esfuerzos diplomáticos.

Biden sostuvo una reunión sorprendentemente cordial en noviembre con el presidente chino, Xi Jinping, al margen de una cumbre en Bali, donde acordaron enviar a Blinken a Beijing.

Blinken había descrito a China como un competidor líder, pero dijo el mes pasado que su viaje tenía la intención de establecer “barreras de seguridad” para evitar que las tensiones se conviertan en un conflicto.

Un oficial militar estadounidense de alto rango dijo recientemente a sus fuerzas que estén listas para la guerra con China después de las elecciones de Taiwán el próximo año.

“Espero estar equivocado. Mi instinto me dice que lucharemos en 2025″, escribió el jefe del Comando de Movilidad Aérea, el general Mike Minihan, en un memorando, diciendo que las elecciones estadounidenses en 2024 también “ofrecerían a Xi una América distraída”.

Blinken ha dicho que Xi ha estado acelerando su plazo para “reunificarse” con Taiwán, a la que Estados Unidos vende armas.

Pero Austin, mientras acusaba a China de intentar “establecer una nueva normalidad” en Taiwán, dijo el mes pasado que dudaba que una invasión fuera “inminente”.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo: