(Reuters)
(Reuters)

El grupo financiero Goldman Sachs advirtió a sus clientes que la economía de EEUU se ralentizará en 2019, con un crecimiento estimado del 1,75 %, debido a "unas condiciones financieras más difíciles y a la desaparición de los estímulos fiscales".

En una nota enviada este domingo a la que ha tenido acceso la CNBC, el economista jefe del banco de inversiones, Jan Hatzius, preveía que "el crecimiento probablemente se desacelerará de forma significativa el año que viene, de un ritmo de más del 3,5 % a apenas nuestra estimación del 1,75 % para finales de 2019".

Asimismo, la entidad estima que el crecimiento de la economía estadounidense para el último trimestre de este año será del 2,5 % interanual, frente al alza del 3,5 % experimentada el año pasado.

De cara a 2019, Goldman Sachs calcula un avance del 2,5 % también para el primer trimestre, aunque se ralentizará a partir del segundo con un 2,2 %, seguido del 1,8 % y el 1,6 % para el tercero y el cuarto, respectivamente.

Además, el banco también espera una subida de los tipos de interés de la Reserva Federal para este diciembre y cuatro nuevas alzas en 2019, ya que la inflación alcanzará el 2,25 %, sobre todo debido al incremento de las tarifas y las rentas disponibles, aunque advierte de que también podría producirse un alza excesiva.

"En camino a sobrepasar su objetivo sobre el mercado laboral, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal probablemente no esté dispuesto a parar hasta que esté seguro de que la tasa de desempleo ya no está en una trayectoria de descenso, un punto que se espera alcanzar solo a principios de 2020", explicaba la nota citada por la CNBC.

Por otro lado, el banco no espera que se produzca una recesión pronto.

"Por ahora, ni los riesgos de sobrecalentamiento ni los desequilibrios financieros -las causas clásicas de la recesión estadounidense- parecen preocupantes", destacó Hatzius.

"Como resultado, la expansión está en el curso de convertirse en la mayor de la historia de los EEUU el año que viene, y la recesión ni siquiera está en nuestro escenario para los años subsiguientes", insistió el economista.

Con información de EFE