Borussia Dortmund no apoya la creación de la Superliga europea y asegura que el Bayern Munich tampoco lo hará

Los clubes se mantienen en línea con la Federación Alemana de Fútbol, que aseguró que está “claramente en contra” de la iniciativa de 12 de los clubes más poderosos de Europa: la tildaron de “egoísta” y basada sólo en “intereses económicos”

El director ejecutivo del Dortmund, Hans-Joachim Watzke. (EFE/EPA/FRIEDEMANN VOGEL/Archivo)
El director ejecutivo del Dortmund, Hans-Joachim Watzke. (EFE/EPA/FRIEDEMANN VOGEL/Archivo)

El Borussia Dortmund rechazó este lunes el proyecto de una Superliga europea con hasta una veintena de clubes de primer nivel del continente y apuntó que el Bayern Múnich tampoco desea sumarse a esta iniciativa.

En un breve comunicado, el club alemán aseguró que mantiene la posición que suscribió el pasado viernes en un comunicado conjunto con el resto de equipos representados en la junta de la Asociación de Clubes Europeos (ECA).

“Este acuerdo asegura que los clubes quieren implementar la prevista reforma de la Liga de Campeones de la UEFA. Era la opinión de todos los miembros de la junta de la ECA rechazar los planes para crear una Superliga”, aseguró el director ejecutivo del Dortmund, Hans-Joachim Watzke.

Agregó que los miembros de la junta de la ECA mantuvieron este domingo por la tarde una videoconferencia, una vez que se hizo pública la polémica iniciativa de la Superliga, y subrayaron que el acuerdo del viernes sigue “vigente”.

Watzke afirmó, asimismo, que el FC Bayern Múnich, que por el momento no se ha pronunciado sobre este asunto, también estaba al “cien por cien” de acuerdo con la apuesta conjunta de la ECA de mantenerse dentro del marco de la UEFA.

Esta declaración confirmaría que el Bayern Múnich, vigente campeón de Europa, no desea asociarse al proyecto, en el que sí están implicados los otros vencedores de la Liga de Campeones en la última década.

Manuel Neuer junto a sus compañeros celebran con el trofeo tras ganar la Champions League en agosto de 2020 (REUTERS/Matthew Childs/Pool/archivo)
Manuel Neuer junto a sus compañeros celebran con el trofeo tras ganar la Champions League en agosto de 2020 (REUTERS/Matthew Childs/Pool/archivo)

El posicionamiento del Dortmund se conoció poco después de que la Federación Alemana de Fútbol (DFB) asegurase en un comunicado que está “claramente en contra” de la iniciativa, a su juicio “egoísta” y basada en “intereses económicos”, de doce clubes europeos de crear una Superliga en un escueto comunicado en su página web.

A juicio de la institución, “en el fútbol debería tratarse siempre del rendimiento deportivo” y no de los “egoístas” “intereses económicos de unos pocos clubes”.

La DFB advierte además de que “cada equipo debe decidir si sigue siendo parte solidaria de la organización del conjunto del fútbol o exclusivamente de sus propios intereses egoístas fuera de la UEFA y de sus respectivas asociaciones nacionales de fútbol”.

La federación alemana se posiciona “expresamente tras la declaración común de la UEFA y las asociaciones nacionales de Inglaterra, Italia y España”.

Entre los doce equipos fundadores de la iniciativa de la Superliga, que nace con la aspiración de ser “la mejor competición deportiva a nivel de clubes del mundo”, no hay ningún alemán.

No obstante, los promotores dejaban la puerta abierta a otros tres sin nombrar, para que se adhiriesen a la iniciativa antes de su inicio. Esto ha despertado los rumores de que pudiese ser una invitación para otros clubes, como los alemanes FC Bayern de Múnich o el Borusia Dortmund.

(Con información de EFE y AFP)

SEGUIR LEYENDO: