Bogotá decretaría una nueva alerta roja hospitalaria por alta ocupación de UCI

En lo corrido de este año, la capital del país ha presentado un aumento considerable de contagios debido a la variante ómicron

Compartir
Compartir articulo
Las autoridades sanitarias aseguran que el cuarto pico del covid-19 se presentaría la próxima semana en Bogotá. Foto: Colprensa
Las autoridades sanitarias aseguran que el cuarto pico del covid-19 se presentaría la próxima semana en Bogotá. Foto: Colprensa

Producto de la alta ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), Bogotá estaría cerca de decretar una nueva alerta roja hospitalaria. De acuerdo con el último reporte de SaluData, en la capital del país apenas quedan disponibles un 25 % de camas para el tratamiento de pacientes en grave estado de salud.

Al corte del martes 1 de febrero, Bogotá tiene una ocupación UCI, en todas las patologías, del 75,6 %, con lo cual, de las 1,786 camas habilitadas, quedan disponibles 436. Los índices de UCI para pacientes con covid-19 rondan el 74,9 % (215 unidades libres de las 866 que hay en total).

Jairo Monrates Caballero, médico internista y epidemiológico, explicó en declaraciones a Noticias Caracol que la alerta sanitaria está próxima a llegar por la ocupación de UCI en patologías “cardiovasculares y quirúrgicas”. Incluso, las autoridades aseguran que el cuarto pico de contagios en Bogotá llegaría la próxima semana, por cuenta de la variante ómicron.

Reporte de ocupación UCI en Bogotá al corte del 1 de febrero de 2022. Foto: SaluData
Reporte de ocupación UCI en Bogotá al corte del 1 de febrero de 2022. Foto: SaluData

De acuerdo con el protocolo establecido en Bogotá, cuando se llegue a un 80 % de ocupación UCI se podrá declarar la alerta roja hospitalaria. Esto, en términos prácticos, hace referencia a que puede presentarse un colapso del sistema de atención en salud, por lo que se suelen restringir todos aquellos procedimientos que no sean urgentes, como servicios de salud bucal, cirugías estéticas y ambulatorias, por ejemplo.

En diálogo con La FM, el jefe de gabinete de la Alcaldía, Luis Ernesto Gómez, sostuvo que se están habilitando diariamente 30 camas UCI de la red pública y privada de hospitales en la capital: “La apertura diaria ha compensado la demanda de nuevas camas (...) Hay más casos positivos y más personas en UCI, tenemos más personas requiriendo cuidados intensivos”.

Además, el funcionario también resaltó que “hemos decidido trabajar en dos frentes y el primero es la vacunación con el esquema completo”. Con corte al 1 de febrero de 2022, en Bogotá se han aplicado un total de 13.509.453 dosis de vacunas contra el covid-19, de las cuales 5,659,430 corresponden a primeras dosis; 5,519,986 a esquemas completos; y 1,433,061 a refuerzos.

“Tenemos el 94,3 % de la población vacunada con la primera dosis y el 92 % con esquema completo de vacunación, todos los mayores de 18 años se pueden aplicar el refuerzo después de completar cuatro meses luego de la segunda dosis”, concluyó Gómez a la emisora.

La prioridad en la vacunación:

La Secretaría de Salud informó, en las últimas horas, que recibió un nuevo lote de 91.260 biológicos de la farmacéutica Pfizer, los cuales serán destinados únicamente para la aplicación a mujeres en embarazo, jóvenes entre los 12 y 17 años y para las personas que necesitan segunda dosis con esta vacuna.

Volvemos a tener Pfizer en la ciudad de Bogotá. Y esta se viene a sumar a las vacunas que tenemos de Janssen, de AstraZeneca y Sinovac, incluso unas muy pocas que nos quedan de Moderna. Esperamos recibir de esta pronto para continuar el proceso de vacunación”, sostuvo Alejandro Gómez, a través de su cuenta en Twitter.

Imagen de archivo ilustrativa de un vial con la etiqueta "Pfizer COVID-19 Vacuna". Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración
Imagen de archivo ilustrativa de un vial con la etiqueta "Pfizer COVID-19 Vacuna". Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración

Recordemos que, hace un par de semanas, la alcaldesa Claudia López informó que en Bogotá se estaba sufriendo un pico de mortalidad en personas no vacunadas: “Tenemos amplia capacidad de expansión y atención. Pero la evidencia es contundente: los vacunados están teniendo síntomas leves mayoritariamente, mientras que los no vacunados se están agravando y falleciendo mucho más”.

La evidencia científica indica que, quienes no han recibido el biológico se exponen a una mortalidad que puede superar el 40 %, y está asociada a otra disfunción de órganos. Además, las probabilidades de necesitar una unidad de emergencia aumenta, especialmente por problemas respiratorios.

SEGUIR LEYENDO: