La Atractus Marthae puede medir entre 10 y 30 centímetros de longitud. (Fotos Grupo de Estudios de Anfibios y Reptiles de Santander)
La Atractus Marthae puede medir entre 10 y 30 centímetros de longitud. (Fotos Grupo de Estudios de Anfibios y Reptiles de Santander)

Una pequeña serpiente color naranja brillante, inofensiva y sin veneno fue hallada por primera vez en zona rural del municipio de Santa Bárbara, en el departamento de Santander. La especie llamada 'Atractus Marthae' es única en el mundo y no se tenía registro científico de ella.

El animal fue encontrada en una salida de campo de un grupo de biólogos de la Universidad Industrial de Santander (UIS), y tras una investigación de cuatro años descubrieron que sus características morfológicas, como las escamas de su cuerpo y sus colores, lo hacen un reptil único en el mundo; detalla RCN Radio.

Así fue avalado por la Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica (ICZN) y la Sociedad Americana de Ictiólogos y Herpetólogos (ASIH). El biólogo de la UIS, Elson Meneses Pelayo, explicó que la especie pertenece a un grupo de reptiles conocidos como serpientes 'tierreras', una de las más diversas del mundo.

Biólogo de la Universidad Industrial de Santander, Elson Meneses Pelayo. (Fotos Grupo de Estudios de Anfibios y Reptiles de Santander)
Biólogo de la Universidad Industrial de Santander, Elson Meneses Pelayo. (Fotos Grupo de Estudios de Anfibios y Reptiles de Santander)

"Se caracteriza por ser una serpiente pequeña (puede medir entre 10 y 30 centímetros de longitud), se alimenta de lombrices y tiene hábitos nocturnos, viven en las rocas y en la tierra con bastante materia orgánica", afirmó Meneses, cita RCN Radio. El animal solo tendría presencia en los municipios de Piedecuesta, Guaca y San Andrés, en ese departamento del país.

"Tiene unos colores muy vivos y bonitos, como naranja, amarillo y rojo, lo que llama la atención porque no es usual ver serpientes con esos colores. Es inofensiva y no es venenosa, de hecho puede pasar desapercibida, de ahí que el hallazgo fue casi accidental", afirmó el biólogo a la emisora.

Ahora, lo que esperan desarrollar los científicos es una estrategia para preservar el hábitat de la serpiente por su importancia ecológica en el mundo, para evitar que corra riesgo de impactos humanos. Además, se presume que en la zona donde fue encontrada pueden vivir otras especies aún sin descubrir.

El reptil se alimenta de lombrices, tiene hábitos nocturnos y vive en las rocas y en la tierra con bastante materia orgánica. (Fotos Grupo de Estudios de Anfibios y Reptiles de Santander)
El reptil se alimenta de lombrices, tiene hábitos nocturnos y vive en las rocas y en la tierra con bastante materia orgánica. (Fotos Grupo de Estudios de Anfibios y Reptiles de Santander)

Aunque se desconoce todavía si la serpiente está en vía de extinción, su reproducción podría verse afectada por la contaminación de la tierra debido a los productos químicos usados en la agricultura.

"Los huevos de esta serpiente tienen una textura muy suave y tienen alta permeabilidad. Un veneno puede provocar daños al proceso de desarrollo", explicó el biólogo al diario local Vanguardia Liberal. Sin embargo, advierte que la serpiente se adapta bien al entorno.

"Es un patrimonio natural invaluable, debemos aprender a conservar y a convivir. Si mueven una piedra y la ven, no se vayan a alarmar ni la vayan a maltratar. Lo que ella va a hacer es esconderse bajo otra roca. Nadie va a resultar herido por esta serpiente", expresó Meneses a Vanguardia Liberal.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: