Récord de contagios por Ómicron en Europa: se dispara la demanda de test hogareños en la víspera de año nuevo

El fenómeno de las pruebas de autodetección se acelera en medio de la temporada de festejos. Las autoridades sanitarias de EEUU incentivan hacia un uso responsable de los testeos rápidos

La demanda disparada de autotest Covid privados ante las celebraciones de fin de año produce una saturación del stock en Europa (Reuters)
La demanda disparada de autotest Covid privados ante las celebraciones de fin de año produce una saturación del stock en Europa (Reuters)

La rápida propagación de la variante Ómicron continúa sin fin. Francia, Reino Unido, Portugal y Grecia registraron nuevos récords diarios de casos de Covid-19 el martes. Mientras, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la nueva variante puede provocar “un gran número de hospitalizaciones”, aunque resulte ser menos peligrosa que su antecesora.

La reanudación explosiva de la pandemia y la proximidad de las fiestas han empujado a los europeos hacia el cribado o testeo diario. Sólo en Francia, donde las filas pueden ser algo agotadoras frente a las farmacias o los centros de prueba oficiales, los datos de la consultora IQVIA, indican que el número de autopruebas vendidas diariamente se ha multiplicado por casi 6 en el espacio de un mes.

En toda Europa, la demanda aumenta día a día, convirtiendo al hisopado hogareño en la nueva estrella en vísperas del año nuevo.

Más que una herramienta de seguridad y responsabilidad individual antes de las celebraciones familiares, el testeo regular es útil desde una perspectiva epidemiológica. En el caso de las pruebas de autocomprobación, de las cuales hay alrededor de unas 50 aprobadas en la Unión Europea, particularmente si se usa repetidamente y en una escala de población para identificar temprano e interrumpir cadenas de contaminación, constituye una herramienta central para marcar la trazabilidad del virus.

Sin embargo, aunque tienen la ventaja de entregar un resultado en solo unos minutos, son una herramienta adicional, en especial frente a un caso sospechoso de infección. Las pruebas de detección antigénica para Covid-19 son menos sensibles a la variante Ómicron que a las variantes anteriores, sostienen las autoridades sanitarias de Estados Unidos, sin desalentar su uso metódico.

El gobierno británico ofrece pruebas hogareñas de manera gratuita, se pueden ordenar por internet, de acuerdo a una disponibilidad que se actualiza cada día. (REUTERS/Hannah McKay)
El gobierno británico ofrece pruebas hogareñas de manera gratuita, se pueden ordenar por internet, de acuerdo a una disponibilidad que se actualiza cada día. (REUTERS/Hannah McKay)

“Los datos preliminares sugieren que las pruebas de antígeno detectan Ómicron, pero con una sensibilidad reducida” , dijo en un comunicado la Agencia de Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Su uso está autorizado, pero frente a las características de la nueva variante el regulador pide prácticas responsables. “Si una persona da negativo en una prueba de antígeno, pero sospecha que tiene Covid-19, por ejemplo, tiene síntomas o una alta probabilidad de infección por exposición, el seguimiento con una prueba molecular PCR es importante”, dijo la agencia.

Demanda sostenida

En varios países europeos testearse se ha vuelto una muestra de educación. La asistencia a un encuentro, fuera de la burbuja familiar o laboral, conlleva una prueba anterior. Tal es el fenómeno, que los testeos por Covid-19 pueden dejar de estar disponibles temporalmente debido a una ‘demanda excepcionalmente alta’.

En el Reino Unido, a principios de diciembre, las pruebas sufrieron faltantes para ordenar por internet en la mayor parte de Inglaterra durante un período, ya que la gente se apresuró a conseguirlas antes de Navidad.

La Agencia de Seguridad Sanitaria británica adelantó nuevamente que podrían escasear temporalmente en el sitio web del gobierno debido a la demanda por las fiestas de año nuevo.

Por eso, se instó a las personas a no solicitar más pruebas antes de usar las que ya tienen, y se les pidió que siguieran insistiendo en el sitio oficial. El gobierno británico ha hecho de las pruebas hogareñas una herramienta gratuita que está disponible para ordenar directamente en línea de acuerdo a una disponibilidad que se actualiza cada día.

También esto es lo que se puso en marcha Luxemburgo. Cada hogar recibió un comprobante por correo que le permitía recolectar dos autopruebas por persona de forma gratuita en la farmacia. Se invitó a toda la población a testearse los martes y viernes.

España vive una fiebre por los test de antígenos. En estos días, se están vendiendo casi un millón y medio de pruebas por semana por la necesidad de acudir a las cenas y eventos de fin de año testeado (Reuters)
España vive una fiebre por los test de antígenos. En estos días, se están vendiendo casi un millón y medio de pruebas por semana por la necesidad de acudir a las cenas y eventos de fin de año testeado (Reuters)

Con esta iniciativa, el Ministerio de Salud de Luxemburgo espera reducir el número de nuevas infecciones en un 50% y detener la ola actual sin tener que implementar medidas más restrictivas.

En Francia, la venta de autopruebas fueron autorizadas en supermercados “de forma excepcional”. El visto bueno por parte del gobierno llega luego de una fuerte exigencia de los supermercados, cuando se desata una virulenta quinta ola de coronavirus en el país.

El ejecutivo galo ha autorizado “excepcionalmente y hasta el 31 de enero de 2022″ la venta de autopruebas para la detección antigénica del SARS-CoV-2 fuera de las farmacias, según un decreto publicado el martes.

Considerando el interés social del uso de test hogareños “en el contexto de un aumento muy brusco de la tasa de incidencia, debido a la propagación de las variantes Delta y Ómicron, y de una demanda de exámenes y pruebas de detección sin precedentes desde el inicio de la crisis de salud, es necesario diversificar los circuitos de oferta y venta para las autocomprobaciones “, explica la decisión oficial.

Desde su venta en el mercado francés, las farmacias han vendido millones de kits. Según el especialista IQVIA France, sin embargo, “las ventas siguen siendo modestas” en comparación con los millones de pruebas de antígeno y PCR que se realizan semanalmente.

España vive una fiebre por los test de antígenos. Desde hace unos diez días, cuando se confirmó la sexta ola y ante la alta demanda en los centros de Atención Primaria, la demanda de autotest se ha disparado, provocando una “rotura del stock” y largas colas en las farmacias.

Para el relevamiento de la misma consultora, la evolución de la disponibilidad española de test de antígenos refleja una venta en alza constante desde hace dos meses, cuando apenas se vendían 100.000 unidades semanales. En estos días, “se están vendiendo casi un millón y medio de pruebas por semana por la necesidad de acudir a las cenas y eventos de fin de año testeados”.

Una herramienta para el rastrillaje del virus

La FDA llama a un uso responsable de los testeos caseros. Si se usa repetidamente y en una escala de población para identificar temprano e interrumpir cadenas de contaminación, constituyen una herramienta central para marcar la trazabilidad del virus
La FDA llama a un uso responsable de los testeos caseros. Si se usa repetidamente y en una escala de población para identificar temprano e interrumpir cadenas de contaminación, constituyen una herramienta central para marcar la trazabilidad del virus

Las pruebas de antígenos detectan antígenos en la superficie del virus, mientras que las pruebas de PCR buscan el material genético del virus.

Si bien las observaciones realizadas por la FDA, debido a las numerosas mutaciones de la variante Ómicron y su efecto sobre las pruebas, aun así, los test de antígenos, a veces llamadas pruebas rápidas, son ampliamente promocionadas por los expertos porque se pueden realizar con regularidad en el hogar por un bajo costo y, por lo tanto, ayudan a realizar una rastrillaje del virus.

En los Estados Unidos, estos kits de prueba caseros cada vez más populares han llegado a acabarse recientemente con el fuerte aumento de la contaminación relacionada con Ómicron y con las celebraciones de fin de año.

La semana pasada, el presidente Joe Biden, anunció la compra de 500 millones de pruebas caseras rápidas, que los estadounidenses pueden solicitar a través de un sitio web exclusivo a partir de enero.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR