He Jiankui, el científico que aseguró haber logrado un controvertido procedimiento de edición genética, expuso sus argumentos para defender la práctica, ante la ola de críticas que generó su anuncio.

"Las niñas están a salvo y saludables como cualquier otro bebé", aseguró el profesor de la universidad de Shenzhen a través de YouTube. Lejos de las revistas científicas donde se suelen publicar los avances más importantes, el médico eligió exponer su presunto logro a través de videos y entrevistas.

He, quien nombró Lulu y Nana a las bebés (protegiendo su verdadera identidad), explicó que el padre es seropositivo, por lo que realizó una modificación genética tras la fecundación in vitro antes de que las células sean llevadas al vientre de la madre.

"Para algunos niños, la cirugía temprana de genes puede ser el único camino viable para curarse de una enfermedad hereditaria y prevenir una vida de sufrimiento. Esperamos que tengan misericordia por ellos", argumentó el especialista, que resaltó las condiciones de discriminación que persisten en muchos países para los enfermos del VIH.

"Curamos a toda una familia. Como padre de dos niñas, no puedo pensar en un regalo más hermoso e íntegro para la sociedad que darle a una pareja la posibilidad de formar una familia amorosa", insistió.

Qin Jinzhou, quien trabaja con Jiankui, mira a través de un microscopio en un laboratorio en Shenzhen en la provincia de Guangdong (AP Foto/Mark Schiefelbein)
Qin Jinzhou, quien trabaja con Jiankui, mira a través de un microscopio en un laboratorio en Shenzhen en la provincia de Guangdong (AP Foto/Mark Schiefelbein)

Con respecto a las críticas que apuntan a que este procedimiento abre la puerta a los llamados "bebé diseño", modificados a gusto de los padres, respondió: "La cirugía de genes es y debe seguir siendo una tecnología de sanación. Aumentar el coeficiente intelectual o elegir el cabello o color de ojos no es lo que hace un padre amoroso. Eso debe ser prohibido. Entiendo que mi trabajo será controversial, pero creo que las familias necesitan esta tecnología y estoy dispuesto a afrontar las críticas por ellos".

El investigador, formado en Stanford, en Estados Unidos y que dirige un laboratorio especializado en el genoma en Shenzhen, también resaltó que el gen que permite la infección del VIH fue el único modificado en el procedimiento.

Este autoproclamado suceso médico no fue aún verificado de manera independiente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: