Jair Bolsonaro acelera la privatización del servicio postal de Brasil

Los trabajadores del correo continúan en huelga indefinida desde el lunes, en rechazo al proyecto del cambio de gestión y otros reclamos

Servicio de Correos de Brasil (EFE)
Servicio de Correos de Brasil (EFE)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio este sábado un paso más hacia la privatización del servicio postal después de que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) seleccionara al consorcio encargado de la “desestatización” de la Empresa Brasileña de Correos y Telégrafos (ECT).

El consorcio Postar ha sido el vencedor del proceso de selección para la realización de estudios sobre alternativas de paquetería y servicio postal en la iniciativa privada para la gestión del servicio postal del país garantizando la atención universal del servicio en todo el territorio, informa la agencia de noticias Brasil.

Accenture do Brasil Ltda y Machado, Meyer, Sendacz, Opice e Falcão Advogados integran el consorcio, que se ha impuesto a otras ocho propuestas tras presentar un proyecto de 7,89 millones de reales (1,4 millones de dólares).

Los Correos son el principal responsable de las entregas en Brasil, el segundo país del mundo más castigado por el coronavirus, y donde las ventas a través del comercio electrónico se han disparado desde el inicio de la pandemia.

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro

Desde el lunes, cerca de 100.000 trabajadores de la ECT se encuentran en huelga indefinida contra la privatización de la compañía, la “retirada de derechos” y la “negligencia con la salud” de los empleados durante la pandemia de la COVID-19, informaron fuentes sindicales.

La Federación Nacional de los Trabajadores en Empresas de Correros y Telégrafos y Similares (Fentect) denunció en un comunicado que el Gobierno brasileño ha retirado “en plena pandemia” derechos de los funcionarios, como el adicional de riesgo, pagos de horas extras y adicionales nocturnos y auxilio alimentación, entre otros.

Los trabajadores protestan también contra la "negligencia" del Gobierno en medio de la emergencia del coronavirus, que ya deja unos 108.000 muertos y 3,35 millones de infectados en el país, y aseguran que ya perdieron "muchos compañeros para la COVID-19".

"Luchamos para que nuestras vidas y empleos seas preservados", afirmó en la nota el secretario general de Fentect, José Rivaldo da Silva.

Un tercer motivo para la huelga, según el sindicato, es la posible privatización de los Correos, que figura entre las prioridades del liberal Paulo Guedes, al frente del Ministerio de Economía del Ejecutivo del presidente Bolsonaro. Para Silva, el Gobierno Bolsonaro “busca a cualquier precio vender uno de los grandes patrimonios brasileños”, responsable de “uno de los servicios esenciales del país”.

“Privatizar es impedir que miles de personas tengan acceso a ese servicio”, con “coste mucho inferior a los aplicados por otras empresas”, indicó.

(Con información de Europa Press y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: