Netflix abre enorme estudio de cine y televisión en Brooklyn

(Bloomberg) -- En su misión de construir el primer servicio global de televisión del mundo, Netflix Inc. abrió instalaciones de producción en Madrid, Seúl, Toronto y Londres. Este otoño, abrirá una más cerca de casa.

En septiembre, Netflix abrirá un nuevo estudio en Bushwick, un barrio de unas 100.000 personas en Brooklyn, Nueva York. El espacio, de unos 15.800 metros cuadrados incluye seis escenarios de sonido, salas de edición, salas de reuniones y una cafetería. Los escenarios de sonido tienen suficiente espacio para filmar dos programas de televisión al mismo tiempo o una gran película.

La cantidad de proyectos producidos en Nueva York se ha duplicado con creces desde 2015 gracias, en parte, a un programa estatal de incentivos fiscales que asigna US$420 millones al año en obsequios para atraer producciones. Con la apertura de un estudio en Bushwick, Netflix da un gran voto de confianza a Nueva York como centro de producción.

Anne del Castillo, comisionada de la Oficina de Medios y Entretenimiento de la Alcaldía de la ciudad de Nueva York, visitó las nuevas instalaciones de Netflix a finales de junio.

“Esto es realmente importante para Nueva York”, dijo del Castillo. “No es solo bueno tenerlo. Es un verdadero motor económico”.

Netflix se comprometió a invertir más de US$100 millones en la ciudad y crear miles de puestos de trabajo. En 2019, la compañía alquiló dos instalaciones en Nueva York: una oficina de 9.000 metros cuadrados en Manhattan y el espacio de producción de Brooklyn. La compañía lleva los últimos años trabajando con el propietario Steel Equities para modernizar este último. Netflix comenzará filmando dos programas allí, cuyos títulos se negó a revelar.

El estado prometió US$4 millones en créditos fiscales durante los próximos 10 años, supeditados a que Netflix cree y retenga al menos 127 puestos de trabajo en las oficinas de Manhattan para 2025.

La apertura del estudio en Bushwick también es una señal de regreso a la normalidad para la industria del entretenimiento. Nueva York fue el hogar de más de 70 programas de televisión diferentes antes de que las cosas se detuvieran el año pasado en medio de las restricciones por covid-19. Recientemente, la cantidad de programas que se están produciendo se ha recuperado a los mismos niveles que antes de la pandemia.

“Es un momento tan crítico para que la industria diga: ‘Estamos aquí, estamos de regreso’”, dijo Michael Manas, quien supervisa las instalaciones de Netflix.

Manas enfatizó que la inversión de Netflix en Bushwick se extenderá mucho más allá del espacio en sí. La empresa, dijo, contrataría trabajadores locales para sus producciones y para su taller de carpintería. Netflix también pedirá comida de los restaurantes locales.

“Es realmente un proyecto de vecindario”, dijo Manas.

El nuevo estudio de Netflix está ubicado en un terreno que antes era una acería y se encuentra al final de la calle de un proveedor de electricidad industrial, una empresa de hierro y un proveedor de granito, vestigios del pasado industrial de Bushwick.

Durante la segunda mitad del siglo XX, el ingreso promedio de un residente de Bushwick se quedó atrás del promedio de la ciudad y la tasa de criminalidad fue alta. No era un destino popular para la industria cinematográfica.

Más recientemente, Bushwick se ha convertido en uno de los lugares gastronómicos más emocionantes de Nueva York. El estudio de Netflix queda al final de la calle de un popular restaurante de ramen, y a un par de cuadras de De Roberta, una de las pizzerías mejor valoradas de Nueva York.

Nota Original:Netflix Opens Massive New TV and Film Studio in Brooklyn

More stories like this are available on bloomberg.com