Por la mínima diferencia, Burnley se quedó con la victoria ante Liverpool en el estadio Anfield

Burnley sumó de a tres este jueves en el partido correspondiente a la fecha 18. La visita hizo el único gol del partido a los 37 minutos del segundo tiempo, por medio de Ashley Barnes, de penal.

Divock Origi estrelló un disparo en el palo a los 42 minutos del primer tiempo y ahogó el grito de gol de toda su hinchada.

La figura del encuentro fue Ashley Barnes. El delantero de Burnley convirtió 1 gol, pateó 3 veces al arco ante Liverpool y dio 5 pases correctos.

Otro de los futbolistas clave en el estadio Anfield fue Nick Pope. El arquero de Burnley tuvo un gran rendimiento frente a Liverpool debido a que atajó 6 disparos y realizó 3 pases correctos.

Fue un partido muy disputado y con faltas de ambos lados. Hubo 3 amonestados: Ashley Barnes, Fabinho y Joël Matip.

El entrenador de Liverpool, Jürgen Klopp, dispuso en campo una formación 4-3-3 con Alisson Becker en el arco; Trent Alexander-Arnold, Joël Matip, Fabinho y Andrew Robertson en la línea defensiva; Xherdan Shaqiri, Thiago Alcántara y Georginio Wijnaldum en el medio; y Alex Oxlade-Chamberlain, Divock Origi y Sadio Mané en el ataque.

Por su parte, los conducidos por Sean Dyche se plantaron con una estrategia 4-4-2 con Nick Pope bajo los tres palos; Matthew Lowton, James Tarkowski, Ben Mee, Charlie Taylor en defensa; Robbie Brady, Ashley Westwood, Josh Brownhill y Dwight McNeil en la mitad de cancha; y Chris Wood y Ashley Barnes en la delantera.

El árbitro designado para el encuentro fue Michael Dean.

Liverpool recibirá a Manchester United en la próxima jornada, mientras que Burnley visitará a West Ham United en el estadio London Stadium.

El local está en el cuarto puesto con 34 puntos y 9 triunfos, mientras que el visitante llegó a las 19 unidades y se coloca en el décimo sexto lugar en el torneo.