Reuters
Reuters

El papa Francisco afirmó este miércoles al hablar de la guerra que “no aprendemos nunca” y exclamó: ”¡Qué Dios nos ayude!”, tras saludar en la audiencia general a un grupo de ex soldados polacos llegados a Italia para recordar el 70 aniversario de la batalla de Montecassino durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante los saludos, Francisco afirmó, improvisando sobre el discurso escrito, que “es muy triste recordar la guerra” y agregó apesadumbrado: ”En el siglo pasado hubo dos guerras y ahora... No aprendemos nunca. ¡Qué Dios nos ayude!

Al dirigirse a los ex soldados polacos presentes en la Plaza de San Pedro añadió: “Que la tragedia que han vivido, la fuerza de espíritu, la fidelidad a sus ideales y su testimonio de vida se conviertan en un llamamiento para la cesación de los conflictos en curso en todo el mundo y para la búsqueda de la paz”.

Durante la audiencia, el pontífice argentino mostró su preocupación y dolor “por el agravamiento de las tensiones en Tierra Santa y en Oriente Medio y por la espiral de violencia que aleja cada vez más el camino de la paz, del diálogo y de las negociaciones”.

Reuters
Reuters

Y agregó: ”El uso de la violencia nunca lleva a la paz. La guerra llama a la guerra y la violencia llama a la violencia”. Cerca de 60 palestinos murieron en Gaza durante las protestas por el traslado de la embajada de Estados Unidos en Israel a Jerusalén.

El Papa ha reiterado en varias ocasiones estos últimos meses su deseo de un statu quo internacional para la ciudad santa y la reanudación del diálogo entre israelíes y palestinos para una solución basada en la existencia de dos Estados.

Y al final de su llamamiento, tras rezar un Ave María, exclamó: “Dios tenga piedad de nosotros”.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: