Guillermo Dietrich, en Alemania participando del Foro de Transporte, confirmó a Infobae que están trabajando en una tarifa plana que incluya la opción de multitramos. Es decir, los pasajeros podrán utilizar varias conexiones y pagar un único pasaje.

"Estamos trabajando en una tarifa multimodal, no es fácil. Hemos incorporado una tarifa social muy importante con descuento de hasta 55% que ayuda a que el subsidio vaya más a la demanda que a la oferta. Hemos plantado un proceso de dos años de forma tal de llegar a integrar tarifariamente el sistema de colectivos, de subtes, de trenes. Es una aspiración que tenemos que obviamente en el mundo desarrollado ya las tienen resueltas", expresó.

En otro modelo, como el de la ciudad de Nueva York, existe además de la tarifa por viaje, la tarifa por tiempo. Es decir, los pasajeros pueden comprar boletos por semana y por mes que incluyen viajes ilimitados.

Además, se refirió a la polémica con Uber y aseguró que la empresa, al igual que todas las que llegan a Argentina, deben operar de acuerdo a la ley y no pueden pasarla por alto: "Lo que ha planteado la Ciudad y el gobierno nacional es que en nuestro país se tienen que respetar las leyes. Y las leyes son las que están. ¿Eventualmente se pueden modificar? Si, pero hay que trabajar para ver si la sociedad a través de los poderes legislativos consideran que hay que hacer un cambio en una ley en particular".

Y agregó: "Lo que no se va a permitir nunca en la ciudad de Buenos Aires y lo que he hablado con otros intendentes como los de Córdoba o Rosario, es que venga una compañía, no respete ninguna ley y que no tenga ninguna consecuencia".

En el foro, donde se reunió con ministros de otros 57 países, el jefe de la cartera de Transporte discutió los desafíos que plantean los desarrollos tecnológicos ya que, por ejemplo, los problemas que Uber enfrenta en Buenos Aires, son similares a los conflictos que existen en París, Madrid, Londres, Santiago de Chile y Ciudad de México.

Al respecto, aclaró: "Si bien todos tenemos un mismo objetivo, el punto de partida no es el mismo entre los países y ciudades desarrollados y los que estamos en otra situación como los países latinoamericanos o africanos. Es importante para nosotros saber qué está pasando pero también no perdernos".

Pero ese es sólo un caso de una larga lista de innovaciones que le traerán más de un dolor de cabeza a las autoridades. Los vehículos autónomos son otro ejemplo de una tecnología que está en desarrollo y que en breve estará disponible, aunque las leyes aún no han empezado siquiera a considerarlos.

"El tránsito tiene una paradoja: a medida que las economías crecen, el problema se agrava. Más allá de que los autos sean eléctricos o autónomos, la congestión genera dos cosas. Una es la polución, que la resolves con el vehículo eléctrico, pero el otro es el impacto que genera en las ciudades. Imaginemos Leipzig, que es una ciudad bastante amigable para las personas, el centro repleto de autos aunque sean autónomos. No es la ciudad que querrían. Para ganarle la pelea a la congestión la respuesta es el transporte público. Y ese transporte que sea más inclusivo para que los que menos tienen viajen mejor y los que más tienen lo elijan", opinó Dietrich.