Chile

le sacó lustre a la chapa de campeón en el

Estadio Nacional

de Lima y

internacional:

lidera las Eliminatorias Sudamericanas

rumbo a la Copa del Mundo Rusia 2018 con puntaje ideal (había vencido a Brasil en Santiago unos días atrás) y alimenta el orgullo de haberse quedado con la Copa América tras superar a Argentina por penales.


Conocida es la pica existente entre la Roja y los incaicos cada vez que juegan el denominado Clásico del Pacífico. En esta oportunidad, los jugadores chilenos fueron hostigados desde el arribo a la capital peruana, sufrieron la silbatina al himno segundos antes del inicio del encuentro y también cosecharon cualquier cantidad de insultos en el desarrollo del cotejo que finalizó con la victoria visitante.



Justamente después del duelo, la revancha del elenco conducido por Jorge Sampaoli: "¡Respeto! ¡Por aquí pasó el campeón de América!", fue la leyenda que escribió un integrante de la delegación en la pared del vestuario del escenario que albergó las alternativas del partido válido por la segunda jornada.


Asimismo, Claudio Bravo, arquero titular de Chile y el Barcelona, siguió con los misiles en conferencia de prensa. "Hablaron mucho durante la semana. Dimos una lección de cómo se juega una clasificatoria, de cómo se llega a un Mundial. Nosotros hablamos en la cancha. Es un aprendizaje para ellos", sentenció.