AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

Biggs, que se hizo famoso por su espectacular huida a Brasil tras el robo, falleció en una residencia de ancianos en East Barnet, en el norte de la capital británica.

El ladrón, cuyo estado de salud se había deteriorado como consecuencia de varias apoplejías, había sido visto por última vez en público en mayo pasado, cuando asistió al funeral de su compañero de asalto, Bruce Reynols.

Biggs, cuya historia ha inspirado películas, dirigió el llamado "robo del siglo", en el cual él y varios cómplices se llevaron un botín de 2,6 millones de libras (u$s4,2 millones al cambio actual) del tren de Glasgow, la mayor suma robada hasta entonces en un solo asalto.

Los miembros de la banda fueron detenidos un año después, y Biggs, tras ser procesado y condenado a 30 años de cárcel, fue alojado en la prisión de Wandsworth (Londres), pero consiguió fugarse 15 meses después.

El legendario atracador estuvo fugitivo en varios países y se instaló en Río de Janeiro, hasta que en 2001 decidió entregarse a la Justicia británica, porque quería volver al Reino Unido a vivir sus últimos años de vida.

Tras ser encarcelado en el Reino Unido, fue

liberado en 2009 por razones humanitarias,

ya que se encontraba muy enfermo.


El asalto al tren de Glasgow, considerado el robo del siglo, cumplió su 50° aniversario en 2013, con el recuerdo de la complejidad del método desplegado por los ladrones, que llevaron a cabo un atraco perfecto.