163
163

La normativa fue planteada por la diputada Erica Claure luego de que el colectivo Arco Iris, de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (GLBT) de la ciudad de Santa Cruz, le hiciera llegar un bosquejo de la iniciativa.

Se encargó de ajustar el documento de acuerdo a las normas para presentarlo ante la Legislatura nacional. Explicó que el objetivo es reconocer la "unión libre" de parejas del mismo sexo para garantizarles "los mismos derechos" que tienen las heterosexuales en convivencia.

"Esperamos que puedan acceder a créditos de vivienda, a la sucesión de bienes, que puedan tener la potestad de acceder a un seguro social o autorizar una intervención quirúrgica en casos de emergencias", enumeró.

Claure destacó que actualmente las parejas homosexuales bolivianas no tienen ningún amparo y mencionó que, por ejemplo, cuando uno de los cónyuges fallece, sus familiares "le quitan todos los bienes" a quien fue su compañero, sin que pueda reclamar.

De aprobarse el proyecto de ley, podrán inscribirse en el Registro Civil para obtener los derechos citados por la parlamentaria. Para realizar ese trámite, al menos uno de los cónyuges deberá ser boliviano y "no estar unidos a otra persona por vínculo matrimonial o por pareja de hecho, es decir, que cumplan los requisitos de singularidad, continuidad y estabilidad".

Como no se trata de un matrimonio, si la pareja quiere separarse no habrá un divorcio, sino una "disolución" de la unión, que puede ocurrir por mutuo acuerdo o "por decisión judicial, a petición de cualquiera de las partes", indica el texto.

La iniciativa sobre concubinato está, desde esta semana, en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, que tendrá 30 días para recibir sugerencias y opiniones de organizaciones y personas interesadas en el asunto.