162
162

Especialistas en dermatología del Ministerio de Salud provincial advirtieron que los tipos de árboles que más frecuentemente generan estas alergias son la cicuta, la ruda, la higuera y el crataegus (una planta con frutos rojos en forma de pelotitas). Los cuatro suelen ser plantas y árboles de parques y jardines, muy comunes en territorio bonaerense.

La alergia se da casi siempre en niños por una razón simple: el contacto con la planta ocurre cuando juegan, se caen sobre ella, trepan o, por ejemplo, cuando buscan una pelota entre las ramas.

Es que, además, "suelen ser plantas que están cerca de las piletas y en jardines, de modo que los niños juegan, se mojan, transpiran y pueden caerse sobre la planta o treparlas", explicó Alicia Rositto, jefa de Dermatología del hospital provincial Sor María Ludovica de La Plata.

Agregó que "es muy común empezar a ver en esta época y durante todo el verano, casos de esta alergia en las guardias de los centros asistenciales de la Provincia".

Para que se dé esta alergia deben combinarse tres factores: el contacto con la savia de la planta, el sol y la piel mojada o transpirada. La reacción se llama fitofotodermatosis, y puede manifestarse a las 24 o 48 horas del contacto. "Es una especie de dermatitis por contacto, que tiene como causa el roce con componentes de la savia pero reactivada por la acción de la luz solar", detalló Rositto.

Los afectados presentan una mancha con ampollas rojas, como si fuera una quemadura. La mancha parece un latigazo, por la forma de la hoja o la rama de la planta. Este tipo de alergia causa ardor y picazón, y se debe concurrir a un médico para aplicar una crema con corticoides y corticoides combinados con antibióticos para detener una eventual infección.

El Ministerio de Salud provincial recomienda a los padres enseñarles a sus hijos a reconocer estas plantas y las alergias que producen para que tengan cuidado y eviten el contacto.

Alergia por el calor

Otro tipo de alergia relacionada al calor es la que se da sobre todo en los bebés y se llama Sudamina o Miliaria Cristalina. Por la transpiración excesiva en los días de mucho calor los bebés pueden sufrir la aparición de ampollitas rojas.

Estas ampollas aparecen en las zonas de pliegues de la piel como cuello y axilas. Y se da porque el bebé está en una misma posición, hace mucho calor, transpira y el sudor no puede salir. Entonces aparece la reacción alérgica.

La forma de prevenirla consiste en evitar tener demasiado abrigados a los bebés en verano; colocar siempre una toalla o una sábana de algodón donde esté acostado, para que absorba el sudor; bañarlos varias veces y mantenerlos frescos. La reacción desaparece con un baño y no es peligrosa.