162
162

El barrio porteño de Villa Urquiza tiene lo que puede denominarse un boom inmobiliario, algo que se refleja por la cantidad de construcciones que de un tiempo a esta parte pueden verse sobre sus manzanas, como por el incremento de un 50% en los precios del metro cuadrado a estrenar (se pasó de u$s950 en 2005 a los u$s1.400 en 2008), lógicamente, impulsado por la demanda creciente y porque la línea B de subte llegará hasta Roosevelt y Triunvirato.

De hecho, si uno recorre la zona, se entera que en los últimos cuatro años se han construido 130 edificios, en las 17 manzanas delimitadas por las avenidas Triunvirato, Congreso, Álvarez Thomas y la calle Roosvelt, indicó la consultora Reporte Inmobiliario.

Germán Gómez Picasso, arquitecto de Reporte Inmobiliario, señaló que Villa Urquiza "es una zona de la Ciudad que puede competir con Belgrano, Palermo y Barrio Norte, barrios en los que el valor de la tierra encarece las propiedades. Por otro lado, Urquiza tiene mucha demanda generada por los propios vecinos, que son muy localistas".

Al mismo tiempo, puede observarse que más de 28 edificios están en plena obra y otros ocho están a punto de quedar listos para habitar.

Adalberto Álvarez Dupot, titular de la inmobiliaria homónima, opinó que "el anuncio de que el subte llegaría hasta Villa Urquiza fue todo un suceso. Ahí se dio el punto de inflexión. Y si bien las obras vienen demoradas, el barrio sigue atrayendo inversores", según publicó el diario Clarín.