162
162
 162
162
 162
162
 162
162

De ascendencia rumana y argentina, Ivo Cutzarida nació en Buenos Aires, en la década del sesenta, en el seno de una familia numerosa, que muy pronto lo vio triunfar en su país, en primer lugar como modelo y luego desempeñándose en la actuación.

Durante 1988, participó en las novelas Amándote, al lado de Arnaldo André, Jeannette Rodríguez, Gabriel Corrado, Constanza Maral y Ana María Campoy; Sin marido junto a Patricia Palmer, Gustavo Garzón, Jean Pierre Noher y Esther Goris y No va más (la vida nos separa) con Nora Cárpena, Juan Carlos Dual y Gustavo Bermúdez; estas dos últimas escritas por el genial Alberto Migré.

Un año después encarnó a Alberto en la tira creada por Lucy Gallardo y Omar Romay titulada La Extraña dama, con un reparto de lujo en el cual se destacaban Luisa Kuliok, Jorge Martínez, Marta Albertini y Andrea Barbieri.

A comienzos de la década del noventa realizaría un importante papel en la popular y exitosa tira de Alberto Migré, Una voz en el teléfono, compartiendo créditos con Raúl Taibo, Carolina Papaleo, Duilio Marzio y Elizabeth Killian.

Su ascendente carrera actoral continuó en 1992 con La elegida, al lado de Andrea Barbieri y Juan Darthés, y un año más tarde en las tiras Déjate querer junto a Catherine Fulop, Carlos Mata, Osvaldo Sabatini, Edda Bustamante y Deborah Warren; y Celeste, siempre Celeste, de Enrique Torres, con talentos de la talla de Andrea Del Boca, Lydia Lamaison, Gustavo Bermúdez, Ingrid Pelicori, Adela Gleijer y Norberto Díaz.

En 1994 debutó en la pantalla grande dirigido por Néstor Lescovich en Sin opción, film integrado por un elenco de grandes actores entre los cuales se encontraban Ulises Dumont, Federico Luppi, Boris Rubaja, Virginia Inoccenti y Alejandra Flechner.

En 1996 realizó la tira televisiva llamada Son cosas de novela con Nora Cárpena, Hugo Arana, Liliana Bernard y Beatriz Día Quiroga, y participó del rodaje de Adiós, abuelo de Emilio Vieyra, cinta en la cual actuaron el cantautor Jairo, Stella Maris Lanzani, Ricardo Bauleo, Mónica Gonzaga, Iliana Calabró y Carlos Rotundo. Ese mismo año se trasladó unos meses a Brasil para filmar, con Andrea Murucci, Marcelo Anthony y Roberto Carnaghi, La casa de azúcar, largometraje dirigido por Carlos Hugo Christensen.

En 1997 integra los elencos de dos filmes: Anahy de las Misiones de Sergio Silva, con Araci Esteves, Marcos Palmeira y Dira Paes, y Lua de outubro (Luna de octubre), junto a Alberto de Mendoza, Marcos Winter y Elena Lucena, ópera prima de Henrique de Freitas Lima que fue presentada como "la primer película del Mercosur", por contar con capitales y actores de Brasil, Argentina y Uruguay.

Luego de su estadía en el país reconocido por el carnaval y las playas paradisíacas, retorna a Argentina para unirse a Carola Casini, la serie protagonizada por Araceli González y Juan Palomino junto a un elenco de grandes figuras como Marta González, Florencia Raggi, Federico D'Elía, Norberto ?Pappo? Napolitano, Nicolás Cabré, Matías Santoianni, Malena Solda y Valeria Bertuccelli, entre otros.

Pero después de entrar a boxes con Carola, antes de ver la bandera a cuadros? ¿Qué fue de la vida de la sonrisa más seductora de América latina?

En 1998 viajó a Norteamérica, más precisamente a San Francisco, para acompañar a su hermano Rado en sus últimos días de vida. Luego del proceso doloroso que significó su muerte, se trasladó a Los Ángeles para probar suerte en la meca del cine, donde estuvo cerca de participar en la cinta de la cadena Warner Bros, Practical magic junto a grandes luminarias de Hollywood como Nicole Kidman y Sandra Bullock.

Durante el año 2001 filmó Backgamon, un largometraje independiente de ciencia ficción que se estrenó en Alemania, donde la historia giraba en torno a un mundo sobrepoblado donde una compañía de comestibles comenzaba a cazar gente y convertirla en comida. Ivo era, ni más ni menos que, el carnicero que los cortaba en pedazos, papel casi impensado para el galán de mirada encantadora.

A finales de la década del noventa intervino en el capítulo Just kissed de la serie de televisión Legacy, donde interpretó a Edward de Sosa, mientras que en la película para la tevé Tuesdays with Morrie fue Armand.

En el 2000 protagonizó dos cintas para la pantalla chica: Monsignor Martinez del director Mike Judge, y Noriega: God's Favorite junto a Bob Hoskins y Jeffrey DeMunn, entre otros.

En el 2001 Ivo fue parte del episodio titulado Who Do You Know?, de la serie Soul Food, y en la pantalla grande hizo Alex in Wonder de la directora Drew Ann Rosenberg. Al año siguiente, bajo las órdenes de Chris Mazzei, interpretó a Rigo en Devious beings.

En el 2003, Mark Lester lo convocó para realizar White Rush junto a Judd Nelson y Sandra Vidal, entre otros. Durante el 2004, el cineasta Ken Barbet lo dirigió en The Eliminator mientras que el director Cookie Carosella hizo lo suyo en Still Single.

Su última película fue Pterodactyl, cinta que se filmó durante el año 2005 en la Republica Checa, sitio que a Ivo le pareció fascinante. La excelente repercusión por parte del público, llevó a sus realizadores a planear una segunda parte pero aún no se sabe si contarán con la presencia de Cutzarida debido a que, en el final de la primera entrega, el actor fue lanzado por el pajarraco prehistórico al nido donde se encontraban sus pichones, quienes lo degustaron sin piedad.

Es muy probable que el público se haya puesto contento con el deceso del argentino ya que su personaje era un terrorista serbio despiadado, para el cual se dejó crecer la barba y el cabello.

Desde hace algunos años, junto a un socio argentino, organizó una empresa de publicaciones en español, con la cual ya editan dos revistas de excelente calidad. En el mes de enero visitó Buenos Aires para reunirse con las autoridades de Canal 9, donde fue tentado para protagonizar un producto de ficción.

Amante del boxeo, durante el mes de mayo, Ivo estuvo presente en el Staple Center de Los Angeles disfrutando de la pelea en la cual Rodrigo La hiena Barrios liquidó al húngaro Janos Nagy, reteniendo el título superpluma.

Pero La Hiena no es el único argentino a quien Ivo idolatra ya que Carlos Baldomir, campeón mundial de peso welter, es otro de sus preferidos y lo sigue en cada una de las peleas que disputa. ?A Carlos lo veo siempre ya que entrena en un gimnasio cerca de casa, de la mano del gran Amilcar Brusa, quien fuera entrenador de mi gran amigo Carlos Monzón?, confesó Cutzarida desde Los Ángeles, lugar donde reside actualmente.