(NA) --

La abogada Nydia Zigman de Domínguez, quien representa a varios clientes que tenían cajas de seguridad en la sucusal Acassuso del Banco Río robada el 13 de enero pasado, señaló que, pese a la detención de dos de los integrantes de la banda que cometió el asalto, continuarán con la demanda contra la entidad crediticia.



"La demanda es contra la entidad bancaria y no contra los boqueteros", explicó la letrada en declaraciones a

Radio 10

.



En ese sentido, indicó que "el banco se comprometió a brindar seguridad y no cumplió", pero sostuvo que actualmente están en una etapa de mediación.



"No es que lo encontrado se reparte sino que se llamará a hacer un reconocimiento y después seguirá la investigación", afirmó.



La abogada señaló que en la actualidad están en una etapa de mediación, que comenzaron la semana pasada, y que son trámites previos al juicio, y que no cuentan con la presencia de un juez.



En tanto, sostuvo que se podría llegar a un acuerdo entre los clientes y el banco, si es que se paga el monto total reclamado por cada propietario de la caja de seguridad robada.



Asimismo, explicó que dentro de la demanda contra el banco, existe una indemnización por daño moral.



"El daño moral y psíquico de quien padeció esto ya está hecho.Y si pasa el tiempo la situación será peor", advirtió.



En tanto, reconoció que el tema de las joyas recuperadas facilita la devolución de las pertenencias a algunos de los damnificados, pero más complicada será la cuestión con el dinero en efectivo, por lo que los clientes robados plantean su reclamo al banco y no a los ladrones.



"Sería fantástico que los damnificados se reencuentren con sus joyas, porque significan mucho más que un bien material, mucho más que plata", comentó la abogada.