(NA) -- El Tribunal en lo Criminal II de La Plata, integrado por los jueces Claudio Bernard, Carlos Graziano y Liliana Torrisi, condenó a la pena de 13 años de prisión a un comerciante local por el homicidio de un hombre ocurrido en noviembre de 2001, en el barrio platense de Tolosa.

La condena recayó sobre Ciriaco Maiale, de 55 años, quien fue considerado por el Tribunal como responsable del crimen de Claudio Amigo, asesinado de un balazo.

"­Asesino...Asesino!, te vas a pudrir en la cárcel", gritaron enfurecidos los familiares de la víctima, como respuesta a la sonrisa irónica que Maiale dirigió, primero a los integrantes del Tribunal y luego al público, tras finalizar la lectura del fallo, según lo indica en su edición de la fecha el matutino local "El Día".

El Tribunal dio a conocer la sentencia en medio de los gritos de los familiares del joven asesinado de un disparo en la cabeza, que ayer se ubicaron en las últimas filas de asientos de la sala de audiencias de 8 y 56.

La defensa a cargo de Oscar Salas y Christian Romano, quienes habían solicitado la absolución del imputado al plantear que no estaba probada su autoría en el hecho, adelantaron que apelarán el fallo ante el Tribunal Penal de Casación bonaerense.

Los jueces hicieron una interpretación parecida, en algunos aspectos, a la del fiscal de Juicio Jorge Bettini y a la de los abogados Octavio Etchegoyen Lynch y Eduardo Gutiérrez, que representan a la familia de la víctima en el rol de particular damnificado.

El Tribunal dio por probado que Maiale fue el autor del delito de homicidio, ocurrido el 26 del noviembre de 2001 frente al negocio del imputado, ubicado en 528 entre 1 y 115.

Las sospechas contra Maile comenzaron a partir de la declaración de un testigo, quien lo habría visto efectuar un disparo en dirección a un Ford Escort, donde después apareció muerto Amigo.

Estos datos fueron tomados en cuenta por los jueces a la hora de dictar el fallo.

También tomaron como indicios contra el acusado la conducta que asumió a las 24 horas del crimen, cuando sugestivamente cargó su camioneta con una gran cantidad de pertenencias y emprendió un viaje, supuestamente hacia Uruguay, aunque fue interceptado por efectivos de la comisaría 6ta en un sector de la Autopista La Plata-Buenos Aires.

En la sentencia, el Tribunal ordenó que se remitan a la Fiscalía de turno en La Plata copias de las declaraciones formuladas en el juicio por algunos familiares de Maiale, que podrían dar motivo a procesos por el delito de falso testimonio.