Hace siete años, Aspey decidió probar ser vegetariano por una semana y comprobó que se sintió
Hace siete años, Aspey decidió probar ser vegetariano por una semana y comprobó que se sintió "sorprendentemente genial" (@jamesaspey)

“A los 17 años me diagnosticaron leucemia y linfoma. Los médicos me dijeron que tenía seis semanas de vida a menos que comenzara un tratamiento inmediato. Los siguientes tres años de mi vida fueron extremadamente duros. Sufrí muchos problemas de salud, reacciones adversas a la quimioterapia, neumonía, gané 23 kilos y casi me muero. Hubo mucho dolor y miseria, pero estoy muy agradecido por esta experiencia. Me ayudó a apreciar la vida y comprender el sufrimiento”.

Así se presenta en su página web James Aspey, un australiano de 33 años, que dejó de comer carne hace siete y se convirtió al veganismo un año después.

Una vez que los médicos le dieron el visto bueno, comenzó a hacer ejercicio nuevamente y, con la ayuda de un entrenador personal, recuperó su estado físico y perdió el peso que había engordado durante la enfermedad.

Tan agradecido se sintió con su entrenador por ayudarlo a recuperar su salud, que quería ayudar a las personas de la misma manera que él lo había ayudado y se convirtió en coach de fitness, salud y nutrición.

Pasó los siguientes siete años trabajando de eso y asesorando a personas sobre su estado físico, salud y nutrición. “Cada plan de comidas que sugería involucraba el consumo de carne, lácteos y huevos. Siempre me sentí confundido por la nutrición y qué consejos dar. ¡Había tanta información contradictoria! Y yo, como la mayoría de las personas, creía que necesitábamos carne para adquirir proteínas, lácteos para obtener calcio y huevos para hacernos de omegas. ¡Pronto me di cuenta de lo equivocado que estaba!”. En su página web, Aspey cuenta que fue trabajando en un crucero donde conoció a un “hombre sabio e hindú” que le dijo algo que cambió su vida para siempre: “Comer animales es un mal karma”.

El 1 de enero de 2014, Aspey se comprometió a un voto de silencio durante un año para crear conciencia sobre los animal (jamesaspey.com)
El 1 de enero de 2014, Aspey se comprometió a un voto de silencio durante un año para crear conciencia sobre los animal (jamesaspey.com)

Y si bien en ese momento no necesariamente creía en el karma, y de hecho le refutó que “no había tal cosa como un vegetariano saludable”, no pudo evitar pensar que podría haber algo de verdad en la declaración y comenzó a abrir su mente.

Fue así que decidió experimentar y probar ser vegetariano por siete días y tras comprobar que se sintió “sorprendentemente genial”, comenzó a investigar, mirar documentales y plantearse si era posible estar saludable sin comer carne, huevos y lácteos. “Aprendí que los humanos realmente prosperan sin comer carne y otros productos animales. Al comer alimentos integrales, la dieta basada en plantas es la dieta más natural para el cuerpo humano y reduce nuestra probabilidad de desarrollar muchas enfermedades comunes y mortales como enfermedades cardíacas, cánceres, diabetes, obesidad, osteoporosis y más. ¡Podemos obtener todos los nutrientes esenciales que necesitamos de las plantas!”, aseguró el joven, quien además destacó: “Los estudios demuestran que es probable que tengamos una vida más larga con una dieta basada en plantas, que tengamos menos deficiencias de nutrientes y que obtengamos todas las proteínas, omegas, hierro y calcio que necesitamos. No solo eso, ¡la comida era deliciosa, satisfactoria, más asequible y fácil de preparar!”.

“Cuando me enteré de que hay tanta crueldad en los lácteos y los huevos como en la carne, decidí que la única forma de vivir alineada con mis valores era ser vegano”, cuenta en su web. Y allí comenzó una serie de acciones tendientes a informar, alentar e inspirar a otros “a poner fin a su contribución al ciclo de esclavitud, sufrimiento y muerte sobre otras especies”.

Así recorrió 5000 kilómetros en bicicleta, desde Darwin a Sydney para mostrar que los veganos pueden estar saludables y en forma. Y compartió en blog todos los días de su viaje en las redes sociales con palabras de aliento, recetas, información de salud y mensajes de los derechos de los animales.

"Nunca he estado más saludable en mi vida", compartió con sus más de 279 mil seguidores en Instagram (@jamesaspey)

El 1 de enero de 2014, Aspey se comprometió a un voto de silencio durante un año para crear conciencia sobre los animales y promover la paz sobre la violencia.

El 13 de enero de 2015 rompió su silencio en el programa matutino australiano Sunrise en una entrevista que fue vista por diez millones de personas y desde ese momento se dedicó a evangelizar desde sus redes documentando su experiencia, viajar dando charlas y participar de acciones del movimiento vegano.

En su cuenta de Instagram, donde computa más de 279 mil seguidores, Aspey comparte su vida, reafirma sus convicciones y realiza su activismo a diario.

En un posteo de septiembre de 2019, que acumuló más de 31 mil “me gusta”, el australiano mostró una foto suya con el torso desnudo frente a un espejo, en el que escribió: “Sin carne durante siete años, vegano por casi seis. Nunca he estado más saludable en mi vida. Resultados de sangre perfectos, cero deficiencia de nutrientes, lleno de energía, nunca me enfermo. Me encanta la abundancia de deliciosa comida que como y me encanta alimentar mi cuerpo con plantas en lugar de carne y secreciones de animales torturados y asesinados. No hay sensación de restricción. ¡Ahora como mejor que nunca!”.

El joven está en pareja con Carly Taylor, también australiana y activista vegana (@jamesaspey)
El joven está en pareja con Carly Taylor, también australiana y activista vegana (@jamesaspey)

Otra de sus publicaciones más populares es una de enero pasado en la que muestra un plato con una hamburguesa y una pizza, en la que desmitifica que los veganos comen solo ensaladas.

“Este es el futuro. Todos sus alimentos favoritos, todo el sabor y la textura, ninguna de las enfermedades que causan el colesterol, nada de la crueldad y el abuso de los animales. Y todavía está pagando para que seres inocentes sean asesinados y cortados en pedazos, ¿por qué otra vez? ¡Que sea una prioridad probar las alternativas!”, escribió el joven.

Aspey está de novio con Carly Taylor, también australiana, quien además de compartir contenidos sobre veganismo y derechos animales, aborda en sus redes temas como el mindfulness y un enfoque holístico de la salud.

SEGUÍ LEYENDO.