Deforestación: Argentina perdió 2,8 millones de hectáreas de bosques nativos en 12 años

El informe anual de Greenpeace reveló que durante 2019 se perdieron 80.938 hectáreas de bosques en las cuatro provincias con más desmontes del país: son 25.513 hectáreas en Santiago del Estero, 23.521 hectáreas en Formosa, 14.664 hectáreas en Salta y 17.240 hectáreas en Chaco

Durante 2019, se perdieron 80.938 hectáreas de bosques en las cuatro provincias con más desmontes del país: Santiago del Estero, Chaco, Formosa y Salta (Greenpeace)
Durante 2019, se perdieron 80.938 hectáreas de bosques en las cuatro provincias con más desmontes del país: Santiago del Estero, Chaco, Formosa y Salta (Greenpeace)

La organización ambientalista Greenpeace difundió su informe anual de deforestación en el norte argentino, el cual revela que, durante 2019, se perdieron 80.938 hectáreas de bosques en las cuatro provincias con más desmontes del país: son 25.513 hectáreas en Santiago del Estero, 23.521 hectáreas en Formosa, 14.664 hectáreas en Salta y 17.240 hectáreas en Chaco.

Esto sumó en 12 años, la pérdida de 2,8 millones de hectáreas de bosques nativos, según contabilizaron desde la ONG. Y puntualizaron que desde la sanción de la Ley de Bosques (2007) ya se desmontaron casi 1 millón de hectáreas de bosques protegidos.

Muchas veces las empresas talan una gran superficie y dejan unos 30 árboles para escudarse en que no talaron todo el bosque. Esos árboles luego no sobreviven
Muchas veces las empresas talan una gran superficie y dejan unos 30 árboles para escudarse en que no talaron todo el bosque. Esos árboles luego no sobreviven

Las multas no son suficientes para desalentar la deforestación en zonas protegidas y que, salvo unas pocas excepciones, no se reforestaron los bosques desmontados ilegalmente. Por otra parte, en muchos casos es clara la complicidad de los funcionarios en la violación de la normativa”, sostuvo Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace.

Y agregó: “Los ambiciosos planes de expansión de la ganadería intensiva en el norte del país van a contramano de la actual crisis climática y de biodiversidad, y ponen en riesgo a nuestros últimos bosques nativos. Resulta urgente la implementación de políticas, leyes y acuerdos más fuertes y ambiciosos en defensa de los bosques y sus históricos habitantes”.

El ritmo de deforestación mundial crece y los árboles no son reemplazados
El ritmo de deforestación mundial crece y los árboles no son reemplazados

Greenpeace destacó en su informe que, si bien desde 2014 se ha registrado una importante disminución de la deforestación, en 2019 un tercio de los desmontes se produjeron en bosques protegidos por la normativa nacional de bosques (clasificados en las Categorías I – Rojo y II – Amarillo), alcanzando las 27.704 hectáreas (Santiago del Estero 18.679 ha, Chaco 7.683 ha, Salta 1.326 ha, Formosa 16 ha). En estas cuatro provincias que enmarcan esta región, se habían perdido 112.766 hectáreas en 2018 y 172.639 hectáreas en 2017.

“Chaco y Santiago del Estero son las provincias con más pérdida de bosques nativos en los últimos cuatro años. Corresponden 130.177 hectáreas en suelo chaqueño y 127.527 en territorio santiagueño, las arrasadas”, precisó el informe.

Imagen de archivo de un camión cargado con troncos cortados del área de deforestación Bom Retiro en el costado derecho de la autopista BR 319 cerca de Humaita, estado del Amazonas, Brasil. 20 de septiembre, 2019. REUTERS/Bruno Kelly/Archivo
Imagen de archivo de un camión cargado con troncos cortados del área de deforestación Bom Retiro en el costado derecho de la autopista BR 319 cerca de Humaita, estado del Amazonas, Brasil. 20 de septiembre, 2019. REUTERS/Bruno Kelly/Archivo

La conservación de bosques juega un rol clave en la mitigación del cambio climático. Sólo los sectores Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Otros Usos de la Tierra representan el 39% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero del país. “La deforestación acelera el cambio climático y nos vuelve más vulnerables al aumento e intensidad de las precipitaciones, lo que provoca cada vez más inundaciones”, agregó Giardini.

Emergencia forestal

infobae-image

Desde hace ya varios años la Argentina se encuentra en emergencia forestal. Y más allá de los números internos, el problema de la pérdida de bosques nativos en el país ya se expuso en el marco internacional.

En 2014 el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) advirtió que aquí ocurre el 4,3% de la deforestación global. Los sectores Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Otros Usos de la Tierra representaron el 39% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) del país en 2017.

Superficie de bosque nativo en Argentina (Greenpeace)
Superficie de bosque nativo en Argentina (Greenpeace)

Además, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ubicó a Argentina entre los 10 países que más desmontaron entre 1990 y 2015: se perdieron 7,6 millones de hectáreas, a razón de 300.000 hectáreas al año.

Según la ONG que elaboró el informe, las principales causas de la pérdida de bosques nativos son el avance de la frontera agropecuaria (ganadería y soja transgénica) y los incendios. Por eso reclama que se implementen políticas, leyes y acuerdos más fuertes y ambiciosos en defensa de los bosques y sus históricos habitantes.

Deforestación en Chaco (Greenpeace)
Deforestación en Chaco (Greenpeace)
Deforestación en Entre Ríos (Greenpeace)
Deforestación en Entre Ríos (Greenpeace)
Deforestación en Formosa (Greenpeace)
Deforestación en Formosa (Greenpeace)
Deforestación en Salta (Greenpeace)
Deforestación en Salta (Greenpeace)

SEGUÍ LEYENDO:

La deforestación sin control se convirtió en una de las máximas amenazas al planeta

Moda verde: ¿compromiso ambiental o mero engaño publicitario?

Alerta ambiental: una ostra exótica japonesa amenaza la biodiversidad submarina en Puerto Madryn

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos