Este sábado comenzó el año de la rata de metal (Shutterstock)
Este sábado comenzó el año de la rata de metal (Shutterstock)

Hoy, 25 de enero, empezó formalmente el año de la rata de metal, de acuerdo a la tradición que sigue el horóscopo chino a partir de la celebración de un nuevo ciclo lunar, el 4718. La rata de metal es el primero de los 12 signos zodiacales chinos, y los que nacieron bajo este símbolo son considerados inteligentes y astutos.

Valiente, inteligente, saludable y prudente, la rata es portadora de abundancia. Es el animal del horóscopo chino más intuitivo, astuto y audaz. Vive con intensidad el presente y, aunque puede parecer reservado y tranquilo, tiene mucho autocontrol, en realidad es muy inquieto, sentimental y algo celoso. Su gran capacidad de amar sólo es superada por su astucia y pasión por el dinero.

2020, año de la rata de metal según el horóscopo chino (Shutterstock)
2020, año de la rata de metal según el horóscopo chino (Shutterstock)

Según advierten los astrólogos, la rata comparte varias semejanzas con el signo sagitario de Occidente: es directa, sincera, también muy ingenua, pero más trabajadora y ahorradora.

Entre las celebridades, personajes históricos y famosos que nacieron en los años que comprenden a la rata de metal (1900-1960-2020), se encuentran Bono, Ayrton Senna, John J. Kennedy, Tchaikovsky, Antonio Banderas, José Luis Rodríguez Zapatero, Diego Maradona, Jean-Claude Van Damme, Kelly LeBrock, Sean Penn, Hugh Grant, Julianne Moore, Marlon Brando, William Shakespeare, Mozart, Richard Bach, Gerard Depardieu, Olivia Newton-John y Leon Tolstoi, entre otros.

El rojo es el color de la suerte para la tradición china (Shutterstock)
El rojo es el color de la suerte para la tradición china (Shutterstock)

El año 1 del calendario chino comenzó con el reinado de Huangdi, también conocido como Emperador Amarillo, de quien se dice que introdujo avances como el arco y flecha, la escritura, los carros y barcos de madera. Esto sucedió 2698 años antes de Cristo.

Aunque el país asiático adoptó en 1912 el tradicional calendario gregoriano, el nuevo año chino, también conocido como Fiesta de la Primavera, es la celebración más destacada para los países de cultura Han, es decir, un 20% de la población mundial. Este grupo étnico -el mayor del mundo- incluye al 92% de la República Popular China, un 98% de Taiwán y 75% de Singapur.

Este sábado 25 de enero comenzó el ciclo lunar que da comienzo al año 4718 y junto con el empezó el año de la rata de metal (Shutterstock)
Este sábado 25 de enero comenzó el ciclo lunar que da comienzo al año 4718 y junto con el empezó el año de la rata de metal (Shutterstock)

Es por ello que ciudades de todo el mundo celebran la fiesta en sus barrios chinos. En 2020, tal como sucedió en la Ciudad de Buenos Aires. Este festival comienza el 25 de enero y dura hasta el 8 de febrero, cuando se celebra el festival de los faroles.

Para este 4718, estaban previstos más de 3.000 millones de viajes en la región asiática. Sin embargo, con la aparición del coronavirus, que ha costado la vida de 56 personas en China, se han frenado los desplazamientos, en la que es la fecha de reunión familiar por excelencia para los chinos.

Para el calendario chino, los meses duran 29 días y medio, y contabilizan un total de 354 días anuales. El comienzo del año puede variar entre mediados de enero y principios de febrero, y se celebra en el día de luna nueva más próximo al comienzo de la primavera oriental.

Para este 4718, estaban previstos más de 3.000 millones de viajes en la región asiática. Sin embargo, con la aparición del coronavirus, este número disminuyó drásticamente (REUTERS/Jennifer Gauthier)
Para este 4718, estaban previstos más de 3.000 millones de viajes en la región asiática. Sin embargo, con la aparición del coronavirus, este número disminuyó drásticamente (REUTERS/Jennifer Gauthier)

Respecto al símbolo, este año se ha cambiado el cerdo por la rata de metal. Una deidad que está representada en todas las casas, por ascender a los cielos durante la noche del Año Nuevo para comunicar al emperador Jade, si la familia ha realizado buenas o malas acciones durante el año, por lo que de esa comunicación dependerá si se les reparte buena suerte en el nuevo ciclo. Precisamente se dice que Jade tenía como guardias a los doce animales del horóscopo.

¿Cómo celebran los chinos esta fiesta?

La noche del 24 de enero es la víspera de la fiesta, por lo que los chinos celebran su nochevieja particular para cenar y dar la bienvenida a los dioses que protegen el hogar. Es la fecha más especial de la cultura "han", donde las familias aprovechan para reunirse con sus seres queridos.

Durante la noche se comen los "jiaozis", unos raviolis que suelen estar rellenos de carne de cerdo, pollo, trocitos de camarón o verduras;, el "nian gao", un pastel de arroz que simboliza "la unión y la prosperidad" y el "chunjuan", las lumpias, también conocidas como rollitos de primavera, una comida bautizada precisamente con este último nombre por su popularidad en esta época del año.

La celebración del Año Nuevo Chino en Buenos Aires (Nicolas Stulberg)
La celebración del Año Nuevo Chino en Buenos Aires (Nicolas Stulberg)

Qué traerá la rata de metal para el 2020

Según concuerdan los astrólogos, portará un buen año, lleno de oportunidades, perspectivas para ampliar nuestros intereses. Relaciones y éxitos; en definitiva, un año de abundancia y prosperidad.

De acuerdo a los expertos en el tema, “la especial bonanza del año de la rata puede hacernos olvidar la prudencia y lanzar a las personas a una expansión sin freno que podría resultar fatal, así que recomiendan ser moderados. Es un periodo excelente para generar riqueza, pero insisten en ser prudente y no derrocharla. El éxito es pasajero”.

“En general, el año de la rata será muy estimulante, más feliz de lo habitual y promete muchas relaciones sociales, fiestas y actividades culturales. Novedades, aventuras, viajes, la alegría será general”, agregaron.

Por último, los astrólogos advirtieron que “el elemento metal hace que la rata pase a ser imaginativa, confiada, sociable y muy juiciosa, aunque algo egoísta también. Es la rata menos convencional porque tiende a adherirse a lo nuevo con un entusiasmo casi excesivo, que paradójicamente tiene miedo al futuro y se preocupa por lo que pasará”.

SEGUÍ LEYENDO: