Por Susana Ceballos 

Carmen Barbieri y Santiago Bal, Julio Ramos y Silvana Suárez, Andrés Calamaro y Julieta Cardinali, Silvia Suller y Silvio Soldán
Carmen Barbieri y Santiago Bal, Julio Ramos y Silvana Suárez, Andrés Calamaro y Julieta Cardinali, Silvia Suller y Silvio Soldán

Susana y Roviralta, María Eugenia Ritó y el abogado Marcelo Salinas y más cerca en el tiempo la bella Karina Jelinek y el indescrifrable Leo Fariña o la explosiva Vicky Xipolitakis y Javier Naselli fueron algunas de las parejas que ocuparon tapas de revista y horarios centrales en la tele con sus mágicas bodas. Tiempo después sus matrimonios estallaron, Es que el desamor y la desilusión, el escándalo y las disputas suele marcar el final de muchas parejas.

Silvia Süller y Silvio Soldán

¿Quién podría predecir que esa tímida muchacha coronada "Reina de la Primavera" y luego "Reina del Esquí" se transformaría en la esposa de uno de los conductores más importantes de la tele y luego en una desfachata mediática? ¿Quién diría que ese conductor correcto, prolijo y amable que conducía uno de los programas más vistos de la televisión se enamoraría de una mujer a la que con el tiempo terminaría despreciando?

En 1986, Silvia Süller venía muy golpeada en su vida. Se había separado de su marido al que acusaba de "bisexual, drogadicto y alcohólico", tiempo después también del padre de su hija Marilyn. Con una beba para mantener e presentó a un casting en Canal 9 que buscaba secretarias para el programa Grandes valores del tango. Silvia ganó y así fue como conoció al hombre que según ella sería el amor de su vida. La belleza de la modelo enseguida atrajo al conductor. Del flechazo pasaron al romance y del romance a la convivencia. La pareja duró siete años, rompieron en 1992, meses después del nacimiento de Christian, su único hijo. ¿Las razones? Según la mediática, su pésima relación con Tita la madre de su marido que ante la disyuntiva eligió a su progenitora antes que a su esposa.

Silvia Suller y Silvio Soldán en “Grandes Valores del Tango” (Youtube)
Silvia Suller y Silvio Soldán en “Grandes Valores del Tango” (Youtube)

Mientras duró la relación Süller y Soldán mantuvieron un vínculo pasional donde el sexo ocupaba un lugar central. Süller alguna vez contó que cada vez que peleaban ella lo esperaba apenas vestida desde lo alto de la escalera de la casa y cuando él la veía tardaba medio segundo en perdonarla. Para Soldán los recuerdos no eran tan idílicos. En el living de Susana contó que fue "un hombre golpeado por la Süller. Un día me rompió el escroto. Fue en una suerte de juego, con la rodilla. Me hizo un tajo bastante grande".

Después de la separación Süller se transformó en un personaje mediático y rendidor para la pantalla. Su verborragia para contar sin culpa ni pudor que cobraba para tener sexo con desconocidos o que tuvo una noche de amor con gran parte del plantel de San Lorenzo la transformaron en un personaje al límite entre lo desfachatado y lo patético.

En los últimos tiempos, la presencia de Süller en la pantalla se hizo cada vez más esporádica. En un espectáculo teatral reconocía que Soldán fue su gran amor. "El amor es uno en la vida. Después te podés enamorar, tener cariño, afecto, cosas así. Pero el amor, amor, amor es una vez en la vida y yo por suerte lo conocí" además en distintas entrevistas aseguró que el gran sueño de su vida era volver con Soldán. En cambio el conductor es tajante "jamás volvería con ella".

Julio Ramos y Silvana Suárez

Cuando se conocieron ella era una verdadera reina. Es que tiempo atrás en 1978 había sido coronada Mis Mundo, embajadora de la belleza argentina estuvo de novia con un príncipe iraní y tuvo de pretendiente a Dopdi Alfayed el magnate egipcio que fue novio de Lady Di.

Ramos en cambio no lucía corona pero la tenía. Era el dueño de uno de los diarios más influyentes de la Argentina, Ámbito financiero. En su vida personal había atravesado la peor de las tragedias que puede vivir un padre y por partida doble: la muerte de Gabriel y Darío, dos de sus tres hijos. En una tarde de 1986, Gabriel murió electrocutado en la pileta de la casa familiar. Apenas 71 días después, moría Darío en un accidente. El matrimonio de 25 años de Ramos con Elba Thompson no sobrevivió a tanto dolor y al poco tiempo se separaron.

Pipo Pescador en el casamiento de Julio Ramos y Silvana Suarez (Youtube)
Pipo Pescador en el casamiento de Julio Ramos y Silvana Suarez (Youtube)

Dos años después, en una fiesta, Ramos conoció a Suárez. Pese a la diferencia de edad -24 años – comenzaron un romance que terminó en matrimonio. Al tiempo nació Julia, la primogénita y un año después, Augusto. Parecía que el empresario periodístico encontraba algo de paz. Sin embargo, a mediados de los 90 los problemas de la pareja eran un secreto a voces. Se decía que el temperamental Ramos maltrataba a su mujer y que ella no le era fiel. El mismo Diego Maradona en una pelea antológica le respondió a Ramos que lo había acusado de "bocón" con un "prefiero ser un bocón y no un cornudo".

El matrimonio siguió junto hasta 1999 cuando finalmente se divorciaron y Ramos lo anunció en la portada de su diario. Ella volvió a denunciarlo por malos tratos, reclamó la tenencia de sus hijos y un resarcimiento de 60 millones de dólares. Ella fue al programa de Mirtha Legrand pero discutió con la conductora porque se negó a hablar de su divorcio y terminó abandonando el estudio en vivo.

Ramos rearmó su vida con la abogada Diana Jure hasta que en un estudio de rutina le diagnosticaron leucemia y falleció unos meses después. Silvana Suárez tuvo un romance con Jawan Wanlee un afroamericano que no duró demasiado. Hoy vive retirada en Córdoba, su provincia natal y fue tentada para convertirse en la candidata a intendente por Cambiemos de la ciudad de Nono.

Santiago Bal y Carmen Barbieri

Verano de 1986, Carmen Barbieri es una vedete con un padre famoso, un cuerpo increíble y una presencia escénica imponente. Santiago Bal es un consagrado actor y humorista. Ella descree de los hombres, durante años fue la novia de Jorge Porcel aunque él nunca formalizó la relación. Bal es un eterno seductor que carga con un divorcio, un matrimonio y una merecidísima fama de seductor. Él cumplió 50 y ella recién llegó a los 30, pero en medio de la obra que protagonizaban surge el amor. "Me estás empezando a gustar", "Probemos", se dijeron y probaron. Lo que parecía una aventura de verano se transformó en un matrimonio sólido y enamorado. Contra todos los pronósticos, Carmen y Santiago siguieron y en 1990 nació Federico.

Santiago Bal y Carmen Barbieri
Santiago Bal y Carmen Barbieri

Antes, cuando decidieron encarar la convivencia Santiago le advirtió: "Mirá que conmigo, más que pensar en viajes y paseos, vas a tener que aprender a dar inyecciones". "Yo ya sé darlas", le replicó ella. Lo que jamás pensó que tendría que dar tantas. En 20 años su esposo afrontó 18 operaciones y tres veces le diagnosticaron cáncer. Cada vez que se recuperaba le agradecía a Dios, a los médicos y… a Carmen. Pero en el año 2011 el matrimonio estalló por los aires y por las pantallas de televisión. Una hasta entonces desconocida bailarina, Ayelén Paleo, aseguró que mantenía un romance con Bal. La pareja que parecía irrompible se rompió.

Con el tiempo el escándalo se fue apagando. Bal repetía en cada entrevista que Carmen además de ser una mujer maravillosa y la madre de su hijo era el amor de su vida. Ella dejó de amarlo pero jamás de cuidarlo. Aunque después de la separación cada uno se mudó por su lado, Carmen siguió preocupándose por Santiago, desde prepararle la comida hasta acompañarlo en esta última y larguísima internación. Quizá por eso, cada vez que Carmen llega a la clínica, él la saluda con un ¡Entró la luz! ¡Llegó la alegría!

Andrés Calamaro y Julieta Cardinali

Fue una de las parejas más cool de la farándula. Él uno de los mejores músicos argentinos, con fanáticos en España y toda Latinomérica. Ella una actriz hermosa que a los 14 años había debutado como Paquita de Xuxa y luego participó en programas como Naranja y media y ese semillero de talentos que fue Verano del 98 además de ser la actriz revelación en la película Una noche con Sabrina Love y la coprotagonista en Valentín.

Andrés y Julieta de conocieron en el casamiento de Vicentico con Valeria Bertuccelli, un músico y una actriz como ellos. Era el año 2005 y en ese momento Cardinali era pareja del cantante de Los Piojos, Andrés Ciro. Meses después la actriz rompió con Ciro y en una reunión en la casa de otro músico, Fito Paez se reencontaron y comenzaron una relación que mantuvieron alejada de los flashes.

Andrés Calamaro y Julieta Cardinali
Andrés Calamaro y Julieta Cardinali

En el 2007, nació Charo. Todo marchaba sobre ruedas, tanto que en 2010 decidieron pasar por el Registro Civil. Lo hicieron casi tan en secreto como habían mantenido su pareja. Uno de los asistentes fue Javier, el hermano del músico y el testigo fue su gran amigo, el periodista Bebe Contepomi. Después nada de fiesta ni show en vivo solo una íntima reunión en la casa del matrimonio en Palermo.

Pero a los cinco meses de casados comenzaron los rumores de crisis en la pareja y de un nuevo romance del cantante con la modelo Micaela Breque. Desmentidas, un intento de recomponer la relación hasta que la difusión de un video en el que se veía a Calamaro bailando con Breque durante un concierto en Chile hizo que la situación se volviera irremontable y la pareja se separó. Al tiempo el músico oficializó su romance con Breque.

Toda la discreción que Calamaro y Julieta mantuvieron como pareja se rompió con el divorcio. Comenzó una guerra entre abogados por la manutención de la hija. El conflicto recrudeció y Calamaro pasó cuatro meses sin ver a la nena e inhibió los bienes de su ex. Un trascendido aseguraba que la actriz había reclamado 15 mil dólares en alimentos, 40 mil para gastos de expensas, empleada y niñeras) y 120 mil pesos en promedio de tarjetas, algo que ella desmintió. El conflicto escaló tanto que cuando finalmente se resolvió, los jueces que actuaron terminaron "retando" a la pareja: "Vayan entonces estas líneas como una exhortación para que ambos litigantes tomen consciencia del delicado rol que deben desempeñar por haber concebido y engendrado". Porque como escribió el mismísimo Calamaro "no se puede vivir del amor. Es tan fácil perder la razón".

Algunas de las tantas historias de ricos y famosos. Pero para ellos como para los ilustres o desconocidos, encontrar el amor es como la vida misma, a veces se gana, otras se pierde pero siempre vale la pena seguir apostando.

SEGUÍ LEYENDO