Fito Páez reapareció en televisión después de un largo tiempo con un show acústico en el programa La Peña de Morfi. Entre tema y tema, el rosarino habló con Gerardo Rozín de música y de su carrera y protagonizó un momento muy emotivo al recordar la dramática historia detrás de su canción Yo vengo a ofrecer mi corazón.

El artista recordó que cuando tenía 23 años, el 7 de noviembre de 1986, asesinaron a su tía y a su abuela en su casa en Rosario. Los días siguientes, el dolor y la bronca por lo sucedido se convirtieron en canción. Fito le dio vida a un tema en el que insultaba a su ciudad ("en esta puta ciudad", reza parte de su letra), que fue presentado un mes después en un show en Obras y no tardó en convertirse en un éxito.

Sin embargo, según contó en el programa de Telefe, poco después sintió "enojo" con él mismo por haber escrito esa canción, que se vinculaba con el asesinato de sus familiares y no quiso volver a cantarla: "En ese momento estaba especialmente salvaje y muy decepcionado, como cuando suceden cosas de esa envergadura. Era obvio, un chico progre hijo de la democracia alfonsinista no iba a volver a cantar Yo vengo a ofrecer mi corazón después de esa tragedia".

"Esto no fue un accidente ni mucho menos pero fue una situación extremadamente violenta y empecé a no querer al flaco que había hecho esa canción. Estaba enojado conmigo. La culpa siempre es de uno, nunca de los demás", confesó.

Un tiempo después fue a Cemento a ver un show de Los Redonditos de Ricota y charló un rato con el Indio Solari quien, preocupado por este delicado momento que estaba viviendo Fito, le dio una recomendación que tocó su corazón.

"Yo había dado una nota a una revista en la que decía que no quería volver a cantar más el tema. Cuando fui a Cemento a ver a los Redonditos, el Indio me saludó y me dijo: 'Che, man, no está bien esto que estás diciendo sobre tu tema. Es una canción hermosa y preciosa, la tenés que valorar porque es maravillosa'", recordó.

En ese sentido, siguió: "Es un recuerdo hermoso que tengo del Indio porque hizo que me diera cuenta de lo que estaba haciendo. No podía andar por la vida pisoteando un tema que había escrito hace poco y que obviamente tenía un valor que en ese momento intenté negar".

Después de un 2018 en el que llenó dos Luna Park, dos Gran Rex, fue ovacionado en el mítico Carnegie Hall de Nueva York y obtuvo un Grammy Latino en la categoría mejor canción de rock por Tu vida mi vida, Fito Páez comenzó el año con una gira por Europa, con shows en Madrid, Barcelona, Andorra y Las Palmas.

Luego volvió a la Argentina para tocar junto a su banda integrada por Diego Olivero, en bajo, teclado y coros; Juan Absatz, en teclados y coros; Gastón Baremberg, en la batería; Juani Agüero, en guitarra eléctrica y coros; y la corista Ana Álvarez de Toledo.

SEGUÍ LEYENDO