Mariela Fernández sufrió un fuerte golpe emocional por la muerte de su padre, Don Carlos, el año pasado. La periodista pensó que enfocarse en el trabajo la ayudaría a soportar tanto dolor. Al darse cuenta de que no tenía fuerzas para cumplir con tantos compromisos, decidió bajar el ritmo de trabajo para priorizar su salud.

En su momento, la periodista se había mudado de Haedo a Capital Federal, para cumplir con estos compromisos. Al poco tiempo, se dio cuenta de que no tenía energías y renunció a TVR, Cortá por Lozano y al ciclo radial No está todo dicho (FM 100). Solamente se focalizó en la conducción del ciclo Mañanas Argentinas de C5N.

Pero ahora cuando se está por cumplir un año del deceso de su papá, Mariela tuvo una recaída y fue internada en un centro médico por un cuadro de estrés postraumático, según informó su familia en un comunicado publicado en la cuenta de Instagram de la conductora de C5N.

"Informamos que desde el jueves 6 de diciembre la conductora Mariela Fernández se encuentra internada debido a un cuadro de estrés postraumático. Mariela atravesó un año difícil por la muerte de su papá Carlos, en diciembre del año pasado. A días de cumplirse el primer aniversario de esa pérdida, hubo episodios de angustia que derivaron en su internación. Mariela decidió recurrir a los médicos para descartar situaciones de gravedad, dado su antecedente de ACV. Ahora, se encuentra más tranquila, cuidada por profesionales y rodeada de su familia. En nombre de mariela, les agradecemos la preocupación y la comprensión de este momento que queremos mantener en la privacidad de la familia. Les pedimos respeto por la situación. Desde ya, muchas gracias", expresa el escrito.

El comunicado de la familia de Mariela Fernandez en las redes sociales
El comunicado de la familia de Mariela Fernandez en las redes sociales

Recordemos que en 2010, Fernández sufrió un ACV cuando se encontraba con una ex pareja en la habitación de un hotel. "Estábamos con mi novio en un hotel alojamiento y empecé a sentir los primeros síntomas, a los que no les di bolilla porque pensé que estaba mareada por la cerveza. Cuando llegamos a la casa de Gonzalo (su exnovio) vomité de una manera que parecía la chica de El exorcista. Me quedé a dormir. A las tres me levanté y me fui al canal para hacer el programa. Y tipo siete menos cuarto empecé a hablar (al aire) como borracha", contó tiempo después en una entrevista radial. Y agregó: "Estuve un mes fuera del aire con una recuperación óptima sin rehabilitación de ningún tipo, un milagro", contó tiempo después en una entrevista radial.

SEGUÍ LEYENDO