Carmen Barbieri habló de la entrevista en la que Máximo Thomsen rompe el silencio: “No me gustaría ser su madre, ni la de la víctima”

La conductora de Mañanísima se refirió a la reaparición pública de uno de los condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Además, en su visita al piso de Rumis repasó su trayectoria

Guardar

Nuevo

Carmen Barbieri habló de la entrevista a Máximo Thomsen (Mañanísima. El Trece)

En las próximas horas se conocerá la primera entrevista a Máximo Thomsen, uno de los condenados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, y como era de esperar generó gran expectativa mediática. La charla la realizó el periodista Rolando Barbano y se verá la noche del martes por TN, pero durante todo el día estuvo presente en diferentes programas.

En este sentido, Carmen Barbieri habló sobre el joven sentenciado a perpetua en plena emisión de Mañanísima (El Trece). En un intento de mostrarse solidaria con la madre del muchacho, la conductora expresó su preocupación por el estado del exrugbier, lo cual le valió varias críticas por parte de su equipo. “Cuando ves que un muchacho tan joven perdió la vida, el futuro, y se pone a llorar de esta manera... Yo creo que nadie quiere matar a otra persona, pero si se te va la mano…”, comentó, afectada, al referirse al presente del principal culpable del crimen del joven estudiante de Derecho.

En un intento de explicar sus dichos, Carmen comentó que lo veía “llorar con sinceridad”, ya que debe permanecer encerrado a lo largo de su vida. “Hay que escuchar a la gente. Yo creo que todo el mundo merece un defensor y todo el mundo merece ser escuchado, aun un asesino”, expresó. Sus dichos no fueron bien recibidos por sus compañeros, en especial por parte de Ricardo Canaletti, quien se especializa en periodismo policial. Pero eso no evitó que Carmen continuara opinando al respecto, dejando así asentada su visión sobre el principal involucrado en el crimen de Báez Sosa.

Carmen Barbieri admitió que la retaron por apiadarse de Máximo Thomsen

“En el corte me retaron un poco…”, admitió Carmen más adelante, haciéndose cargo de que a su equipo no le había gustado su postura, y explicó que no solo intentaba ponerse en el lugar de la madre de Báez Sosa, sino también en la de Thomsen. “Si yo fuese la mamá de la víctima estaría destruida. Admiro a esa mujer que se levanta y sigue luchando por la justicia. Además, atiende a otras madres, las contiene, a quienes perdieron a sus hijos”, reflexionó Barbieri al respecto. “Yo hablo como mamá, y me pongo en el lugar de la mamá de este chico, este personaje, y también me duele el corazón. No me gustaría ser su madre, ni la de la víctima. De los dos lados están arruinadas las familias, los dos lados son un desastre”, completó.

La pelea con Moria y su presente sentimental

Carmen Barbieri fue una de las invitadas a los 100 programas de Rumis, el programa que se emite por la señal de streaming La Casa, y con su habitual estilo verborrágico habló de todo. Uno de los primeros temas que se tocaron fue el clásico enfrentamiento que tuvo con Moria Casán, que lejos de quedar en el plano anecdótico llegó hasta la Justicia. Fue en el año 2011 cuando se juntaron con sus abogados para llegar a un acuerdo luego del escándalo de la última pelea que tuvieron las ex-compañeras en el jurado del Bailando.

Carmen Barbieri sobre el amor y la vida (Rumis)

“Fue un momento que dijimos ‘hasta acá llegamos’ y fuimos a la Justicia. No existe el bozal legal, lo que sí existe es que no podés hablar de la vida privada de la otra persona, pero podés nombrarla todas las veces que quieras, no existe eso de no nombrarla. Entonces yo la nombraba a cada rato a propósito. Hasta que llegamos a la Justicia y en el arreglo que hicimos no hubo plata, y las dos dijimos que lo que haya que poner de plata, vaya a la Casa del Teatro, a nuestros actores viejitos o a los que no tienen dónde estar y ahí les dan un hogar. Entonces si cada una hablaba de la vida de la otra iba a parar ahí”, expresó.

Carmen Barbieri reveló el acuerdo jucidial con Moria Casán

Al momento de hablar de su época de vedette y capocómica, Sol Pérez, integrante del ciclo, rememoró uno de los impactantes vestuarios que debió utilizar en una de las obras: “Era alucinante un Swarovski”, destacó, y Barbieri reafirmó esas palabras: “Iba yo a comprar los Swarovski cuando se podía comprar”. También enumeró algunas de las vedettes con las que compartió escenario.

“María Eugenia Ritó es una de las mejores. Me emocionó el día del debut porque, primero, me hizo en caso en todo, una diosa, y después cuando bajó las escaleras me hizo acordar a Nélida Lobato, una de las vedettes importantes de nuestro país, como Nélida Roca. La Lobato bajando la escalera y caminando la pasarela, qué placer”, recordó, evocando la época de oro de la revista.

Carmen Barbieri recordó a la Ritó vedette

Los amores de Carmen siempre son un tema de conversación en su programa. En lo que va del ciclo, la conductora supo desarrollar las más variadas anécdotas: desde de los rumores de noviazgo con el actor Alberto Martín —quien tiene un segmento de cocina en el ciclo— a la declaración amorosa del dirigente piquetero Eduardo Belliboni, entre otras historias, como revelar que se sentía atraída por el Puma Goit.

“Hay que tener ganas de conocer a alguien, y lugar. No sé en qué momento hoy por hoy”, dijo en el piso de Rumis. “Ya estoy grande, pero estoy bien así. No es que me sienta vieja, pero me doy cuenta de que estoy grande para tener una pareja. Hay que dedicarle tiempo”, reconoció, y agregó que el concepto de “chongo” no le interesó nunca.

Carmen Barbieri abandonó el estudio en un paso de comedia

“Todos los amores dejan heridas, pero no sufrí mucho por amor. Yo estoy feliz de haber amado tanto y que me hayan dejado tanto y yo a ellos. Estoy feliz”, resumió, antes de hablar de sus días en coma inducido, contagiada de coronavirus y peleando por su vida.

“Cuando estuve dos meses intubada, y me acuerdo que pensaba -ya tenía 65 años en ese momento- que ya tuve todo, que tuve amor, que me dejaron, que tuve a un hijo que vi crecer, lo vi trabajar y sé que va a poder salir adelante solo. Y pensaba que yo me podía ir tranquila. Pero venía un médico o una enfermera a hablarme cuando bajaba la sedación que me decía: ‘Está tu hijo afuera rezando, está con los amigos haciendo cadena de oración. Luchá porque sos vos la única que puede salir adelante porque nosotros hicimos todo. Vos tenés que luchar’. Y pensé que lo tenía que hacer por Fede, porque la verdad es que yo había vivido lo suficiente. Pensé en Fede que estaba sufriendo, y me quedé acá porque él quiso”, cerró mirando al cielo”.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias